| Los jugadores de hoy se despidieron de sus familias, tomaron el bolsito, cruzaron la puerta de calle y salieron a trabajar en medio de la cuarentena por COVID-19. El cuadro bávaro consiguió un permiso especial de la para que sus jugadores se ejerciten con la condición de cumplir con todos los requisitos de seguridad.

Manuel Neuer y Robert Lewandowski dos de las estrellas de Bayern Munich describieron la experiencia de romper este aislamiento obligatorio. “Fue una sensación rara el entrenamiento en grupos reducidos. Pero también maravillosa volver a ver a los compañeros en vivo”, contó el golero del cuadro bávaro en la página oficial de club. “Quiero agradecer al club y todos los ayudantes que en estos tiempos difíciles podamos volver a hacer un entrenamiento específico”, agregó.

Durante dos semanas los futbolista se entrenase habían entrenado en una teleconferencia desde sus casas, en prácticas a las que se sumaron con más o menos frecuencias ex jugadores como Arjen Robben o Bastian Schweinsteiger.

Este lunes los jugadores de Bayern Munich fueron divididos en grupos de cuatro o cinco y en vestuario fue dividido en cabinas separadas alas que entraron por turnos y así evitar el contacto. Asimismo, durante la práctica los jugadores tenían que ejercitarse manteniendo un distancia mínima de 1,5 metros por lo que no hubo disputa del balón.

Otros equipos de la Bundelsiga han seguido el ejemplo del Bayern Munich y han retomado también los entrenamientos con limitaciones impuestas por las medidas para la lucha contra el coronavirus. Los bávaros lo hicieron “en coordinación con los políticos y las autoridades responsables, observando todas las normas de higiene para frenar la propagación del COVID-19”. Una de ellas ha sido evitar la ducha en elv estuario.

La Bundesliga tiene como fecha de reinicio este 30 de abril, aun que no se descarta que la pausa pueda ser más larga, debido a los 100.132 casos confirmados, que lo convierte en el cuarto país en el mundo más afectado por la pandemia del coronavirus por detrás de EEUU, España e Italia. Hasta ahora ha habido 1.584 víctimas mortales.