Erling Haaland está dispuesto a borrar la imagen de ‘chico problema’ que se ganó gratuitamente, el pasado fin de semana, cuando fue expulsado de una discoteca, en el inicio de sus vacaciones en Noruega. Ahora la ‘Joya’ del Borussia Dortmund ha decidido volver a lo que más le gusta, la vida en el campo y se entretuvo trabajando la tierra con sus propias manos.

MIRA: Magaly Medina: Fiscalía le abre investigación por posible propagación del coronavirus

El jugador de 19 años, quien se ha caracterizado por su fortaleza dentro de las canchas, ha puesto a prueba su condición física en los cultivos de su familia. El delantero no tuvo problemas para subirse a un tractor y ofrecer su ‘mano de obra’, cada vez más valorada en las labores agrícolas.

Atrás han quedado los días en que Erling Haaland, estuvo en la polémica con el brasileño Neymar. El parisino lo acusó de provocar a los jugadores y los hinchas franceses durante los encuentros de octavos de final de la Champions League, donde Borussia Dortmund perdió la llave ante PSG.

En medio de sus vacaciones, el futbolista noruego sigue recibiendo ofertas de los principales clubes de Europa, no solo por su proyección futbolística, sino por ese perfil bajo que ha mostrado durante esta temporada con Borussia Dortmund, donde anotó 44 goles en 40 partidos jugados.

Hoy, abrigado por el calor de su familia y alejado de las tentaciones de la ciudad, el artillero de las ‘Abejas asesinas’ pasa los días disfrutando de los paisajes de la campiña noruega, pescando en el río, cortando leña en el bosque y como no, manejando con habilidad el tractor de la familia.