Matias Almeyda dirige actualmente al San José de la MLS. (Foto: AFP)
Matias Almeyda dirige actualmente al San José de la MLS. (Foto: AFP)

El planeta entero fue golpeado por culpa del coronavirus. El mortal virus no hace ningún tipo de distinción y ataca incluso a los que tienen los medios económicos suficientes como para vivir una vida llena de comodidades. Un ejemplo claro es Matías Almeyda, quien perdió a su padre durante la pandemia.

En una entrevista para Radio Mitre, el entrenador de San José Earthquakes relató cómo vivió aquel fatídico momento, pero que finalmente tuvo que aceptarlo como parte del designio que tiene la vida para cada uno.

“Fue realmente traumático porque en diciembre decidí no ir a Argentina por el miedo de los viajes y aeropuertos. Busqué todas las maneras para unirme a mi familia y la de mi esposa en algún otro país y no se pudo”, señaló.

“En la vida muchas veces uno programa y Dios decide, lamentablemente. Llegué cuando mi papá estaba internado, fue muy rápido. Me quedó un dolor y bronca terrible por lo sucedido pero acepto cómo se dio todo y la decisión que tomó el Señor, en el que creo cada vez más. Lo acepto desde ese lugar- No me pude despedir. Mi papá era mi amigo, teníamos un vínculo muy fuerte, éramos muy unidos. Más allá de que estábamos distanciados por kilómetros, siempre decíamos que nuestros corazones latían a la par y realmente me cuesta saber que hoy no está entre nosotros, pero sé que está, en algún lugar está”, agregó.

Tras lo sucedido, el ‘Pelado’ tuvo la iniciativa de vacunar a toda la ciudad de Azul, localidad argentina donde nació y vive toda su familia. Pese a que tienen más de 70 mil habitantes, no dudó en ofrecerse para que todos queden menos expuestos al coronavirus.

“Hace 20 días llamé a un político importante de Argentina porque quería vacunar a toda la ciudad de Azul, quería pagar todas las vacunas, no me importaba lo que iba a costar. Si me quedaba sin lo que tenía no me importaba porque la pérdida de mi padre y muchos conocidos me dio mucha tristeza. Tenía todos los contactos para llevar las vacunas pero lamentablemente no se pudo”, afirmó.

Finalmente, su deseo no se pudo llegar a cumplir ya que el político con el que se contactó le señalo que “es un tema que lo manejan los Estados. No se puede a nivel privado hacer estas cosas”.