Neymar se mudó a Francia en agosto de 2017 tras una de las operaciones más caras de la historia del fútbol: 222 millones de euros pagó PSG a Barcelona. (Foto: EFE)
Neymar se mudó a Francia en agosto de 2017 tras una de las operaciones más caras de la historia del fútbol: 222 millones de euros pagó PSG a Barcelona. (Foto: EFE)

¿Cuestión de fe? Neymar estuvo a punto de tener una incómoda visita en su domicilio el pasado fin de semana. Según el diario L’Équipe, un hombre fue detenido por intentar ingresar al hogar de la estrella del PSG. Al ser atrapado, el invasor argumentó que pretendía predicar “la palabra de Dios”.

Todo sucedió durante la del último domingo, cuando de pronto sonaron alarmas en la lujosa residencia del brasileño en la comuna de La Celle-Saint-Cloud, en Francia.

El usurpador fue un ciudadano angoleño de 26 años y estuvo a punto de llegar a la puerta principal de la propiedad después de trepar un muro con éxito, pero su aventura terminó rápido, pues intervino el equipo de seguridad privada del jugador.

De acuerdo con la información de L’Équipe, el hombre padecería trastornos mentales y fue trasladado a un hospital psiquiátrico luego del episodio.

Durante su detención, argumentó a la policía francesa que su único objetivo era transmitir “la palabra de Dios” a Neymar. Llevaba una mochila provista con varias biblias.

Para Neymar solo fue un susto, pero otras figuras del PSG la han pasado peor por la inseguridad que sufre Francia. Hace menos de dos meses las casas de Ángel di María y Marquinhos fueron asaltadas cuando el conjunto parisino jugaba ante Nantes por la Ligue 1 francesa.