Joachim Low teme por lo que puede hacer Cristiano Ronaldo ante Alemania, (AFP)
Joachim Low teme por lo que puede hacer Cristiano Ronaldo ante Alemania, (AFP)

Joachim Low usó la acción de Cristiano Ronaldo de hace unos días, para destacar el rendimiento del futbolista luso. Como se recuerda, CR7 retiró dos botellas de Coca Cola antes del inicio de la conferencia de prensa previa al duelo entre Hungría y Portugal.

En rueda de prensa, Low indicó: “Cristiano Ronaldo puede hacer más que apartar botellas de Coca-Cola, tiene más cualidades: puede marcar goles especiales, es bueno para rematar. No puede hacerlo todo solo, por supuesto, así que no podríamos poner un solo defensa en su contra. Hay que estar atentos y tener cuidado, sabemos qué tipo de carreras hace”.

Aunque elogió las virtudes del delantero, Löw también destacó el plantel de Portugal, según su análisis, ya no es un equipo de un solo hombre como años anteriores: “El 2012, 2014 y 2016 dependía de Cristiano Ronaldo, la superestrella portuguesa, ahora no solo se trata de él, tiene a Bernardo Silva, Bruno Fernandes, Joao Felix, Diogo Jota. Todos son jugadores de gran calidad”.

Joachin Low no vive un buen momento en la selección alemana. El técnico que hasta antes del mundial Rusia 2018 era intocable y alguien a quien no se le criticaba nada, hoy recibe cuestionamientos, en medio del cambio generacional de la ‘Mannschaft’, que sigue sin convencer y fue superado por Francia (1-0) en su primer encuentro en la Eurocopa 2021.

La falta de gol es uno de los puntos débiles que muestra la Alemania de los últimos años. Ante Francia volvió a suceder, pero Löw lo toma con calma: “El equipo ganó muchos duelos individuales ante Francia, pero no fuimos lo suficientemente contundentes y hay que trabajar eso. En términos de compromiso, veo las cosas de forma positiva para los dos próximos partidos”.

Alemania fue finalista en el mundial Corea-Japón 2002 y ganó la Copa del Mundo Brasil 2014, pero la Eurocopa sigue siendo una deuda pendiente. La última vez que la obtuvo fue en Inglaterra 1966, con Jürgen Klinsmann como goleador con tres tantos.