fue el último jugador de PSG en llegar a Portugal, por una lesión en la pantorrilla. El italiano se perdió el duelo ante Atalanta, pero demostró su compromiso con los parisinos ante RB Leipzig, jugando los últimos minutos de la semifinal, y ahora llega con más confianza a la final de la , tras superar una última evaluación.

El volante italiano demostró al cuerpo médico y a los fisioterapeutas, en el Estadio da Luz, que estaba en condiciones de jugar la final ante Bayern Múnich y Thomas Tuchel decidió que sea alternativa en el banco de suplentes. “Obviamente no podrá jugar los 90-120 minutos, especialmente en el mediocampo donde esperamos mucha intensidad”, contaba el DT de PSG previo al gran partido.

“Marco e Idrissa han entrenado con nosotros desde el partido con Leipzig. No hay ningún problema. Ellos estarán involucrados en toda la sesión de entrenamiento, así que están disponibles”, afirmó el estratega que ha incluido a Keylor Navas en el once titular tras recuperarse de una lesión muscular.

PSG tiene una tarea histórica frente a su primera final de Champions League y también de romper la racha de Bayern Múnich que ha triunfado en sus 10 partidos de la competencia europea en esta temporada y acumula 20 victorias consecutivas en todas las competiciones.



TE PUEDE INTERESAR: