, con 36 años, ha liderado una revolución en el fútbol de Turquía y se ha coronado campeón con el sorprendente Estambul Basaksehir que venció (1-0) Kayserispor de Robert Prosinecki. Este equipo ha roto con el dominio que habían impuesto por años Galatasaray, Fenerbahçe o el Bessiktas y lo han hecho con un equipo que empezó su historia en la primera división en el 2014.

MIRA: Patty Wong: Cocinero que trabaja en su chifa llora y dice “nos siguió pagando nuestros sueldos, como debe ser”

Las estadísticas dicen que hacía 35 años, sólo el Bursarspor en la temporada 2009/10 había roto este oligopolio. Basaksehir, ya había lanzado la alerta el año pasado cuando se quedó muy cerca de levantar el título, pero lo perdió en la última fecha y lo dejó en manos de Galatasaray.

Robinho lidera este grupo de jugadores experimentados junto a Clichy, Demba Ba y Skrtel y que han inscrito su nombre en la historia del fútbol turco y que lograron gracias a un gol de Takdemir. El duelo sufrió una paralización, a poco del final, debido a un apagón que retrasó los festejos, pero la victoria del Konyaspor (3-4) ante el Trabzonspor hizo matemáticamente imposible que estos últimos dieran el alcance al equipo del brasileño en la tabla.

Basaksehir se apunta como el sexto equipo turco que ha conseguido levantar sobre sus hombros el título nacional después de Fenerbahçe, Galatasaray, Besiktas, Trabzonspor y Bursaspor. Este primer título, sin duda, ayudará al joven cuadro a sumar adeptos , que ha sido una de las principales criticas de los aficionados. De momento, Robinho es una delas figuras del equipo que renovaría una temperada más.





Tags: