Mediapunta del Tottenham se ha dejado llevar por los videojuegos
Mediapunta del Tottenham se ha dejado llevar por los videojuegos

Mal en el juego y en el amor. Así le va al mediocampista Delle Alli que cuenta poco y nada para el portugués en el y para colmo su novia lo acaba de dejar. La ex pareja del futbolista entiende que el inglés prefiere jugar al antes que dedicarle tiempo a ella.

Ruby Mae, modelo de lencería fina y novia del futbolista desde el 2016, se cansó del poco interés que le mostraba su pareja desde que empezó a jugar el Fortnite y decidió poner fin a la relación. El videojuego, considerado uno de los mejores del momento, se convirtió en una especie de adicción del mediocampista de los ‘spurs’ según el diario The Sun.

La ruptura entre el deportista y la modelo se habría días antes de San Valentín. Ambos dejaron de seguirse en las redes sociales e incluso ya no hay fotos juntos. Conocidos de los ex novios creen que el fin de la relación no fue en buenos términos y que la bella Ruby habría terminada harta del futbolista.

Su relación ha sido turbulenta, pero ahora siente que ha llegado su final. Ruby está triste, pero ahora se cuida a sí misma. Estaba harta de la naturaleza de Dele y decidió hacer las maletas e irse”, contó un amigo de la modelo a The Sun.

El romance iba viento en popa, pero la tecnología lo trajo abajo
El romance iba viento en popa, pero la tecnología lo trajo abajo

El crack del Tottenham no es el único futbolista de élite que en los últimos tiempos se aficionó en exceso a los videojuegos. Mezut Ozil, Sergio ‘Kun’ Aguero, Neymar y James Rodríguez son algunos de los cracks que dedican su tiempo libre a pasarlo delante de una computadora.

Ahora Delle Alli tendrá más tiempo para el juego, pero sus allegados creen que lo mejor que podría hacer es dedicarse al fútbol. El deportista sólo alternó en ocho de los veinticuatro partidos que lleva jugados el Tottenham por la Premier League confirmando que no pasa por un buen momento.