Fútbol con leche: Hoy Ginter va conocer a 'Orejas' Flores, hasta el nombre de su novia y de la canchita de Collique

Miguel Alegre nos traerá la mejor información y todos los detalles del encuentro Perú - Alemania

Selección peruana

Edison Flores será de la partida ante germanos. (USI)

Edison Flores será de la partida ante germanos. (USI)

‘No lo conozco’, dijo ayer entre risas el zaguero Matthias Ginter cuando le preguntaron por ‘Orejas’ Flores. No tendría por qué hacerlo tampoco, pues jugadores hay muchos y Edison jugaba en una liga chica de Europa. De lo que sí estamos seguros es que hoy, a la hora del partido, sabrá todo sobre él, hasta el nombre de su novia y de la canchita en Collique donde jugaba de niño.

En Alemania todo funciona a la perfección. Y no nos referimos solo a su selección, sino a su sociedad. A los peruanos nos sorprenden cosas como el respeto a las leyes de tránsito, la extrema limpieza de sus calles, la puntualidad, el respeto por lo ajeno y más.

Problemas, seguramente tendrán como todos, pero en lo que no se falla es en el deseo de vivir con dignidad, buscando siempre la superación de uno mismo y del prójimo. Estar en esta pequeña ciudad y en los pueblos cercanos es como vivir una fantasía. El lugar ideal en el que todos quisiéramos criar a nuestros hijos. Por eso entendemos a ese grupo de peruanos que deja su hogar y viaja tantos kilómetros por un futuro mejor.

El campo donde entrenó Perú estaba rodeado de montañas verdes, carreteras inmaculadas por las que transitan Mercedes Benz, Audi y BMW, y bellas casitas de techo de dos aguas.

Acá estamos terminando el verano y hace mucho calor durante la tarde, pero el día amanece con un poco de frío, con 12 grados, a pesar de que el sol brilla desde temprano. Un clima parecido a la sierra peruana.

Lo único malo es que los taxis son muy caros, por eso todo el mundo tiene auto propio o camina largas distancias hasta las estaciones de trenes más cercanas. El camino va llegando a su fin para nosotros, pero para Perú recién será el segundo paso hacia Qatar 2022. Solo quería aprovechar estas últimas líneas para decirle a mis hijos que ya llego con chocolates, y con cerveza para la centralita de Pando. Nos vemos en la ruta.

Ir a portada