Jugó en Alianza Lima, Cienciano y varios clubes del extranjero (Foto: Allengino Quintana)
Jugó en Alianza Lima, Cienciano y varios clubes del extranjero (Foto: Allengino Quintana)

Del padre se hereda el carácter, la honestidad y a veces exigimos, que también el juego. Edson Uribe es hijo de , el ‘Diamante’, el hombre que con la pelota y con la camiseta de la , enmudeció un monumento al fútbol como es el estadio ‘Centenario’ y otras canchas representativas.

MÁS INFORMACIÓN Cuto Guadalupe: Estuve a nada de sacarle la cabeza a Jorge Amado Nunes

Muchos creyeron ver en él la continuación del papá y el muchacho solo buscó jugar a la pelota como lo sentía y gustaba. Tan mal no le fue. Defendió los colores de, jugó en el balompié mexicano, uruguayo y argentino. Esta es la historia de un luchador.

Edson, ¿Una espina que te dejó el fútbol?

No haber salido campeón.

¿Jugaste una final?

En el 2012, defendiendo los colores de Real Garcilaso ante Cristal, pero la perdimos.

¿NI un título intermedio?

Gané la ‘Copa Inca’ con Alianza Lima.

¿Por dónde fue tu lucha?

Por otro lado. Jugar en clubes que peleaban el descenso, buscar una copa internacional.

EL APELLIDO URIBE

¿El apellido pesaba?

Debía demostrar que jugaba por mí y no por ser hijo de alguien.

¿Quién fue tu ‘padrino’ en el fútbol?

Debuté en Juan Aurich y me rapó el ‘Loco’ Jorge Arteaga. Soy de esos tiempos, en que había que comprarle las cosas al tío más antiguo.

¿'Bautizaste a alguno?

A ‘Periquito’ Requena, hijo de Pedro. Estábamos en el ‘Total Chalaco’.

El jugador juvenil que asciende a Primera, ¿ya no acepta que el antiguo lo mande a comprar?

Ya no se paga derecho de piso, se elevaron las cantidades que ganan los chicos y son menos accesibles.

Dame un ejemplo...

Me tocó en Alianza un equipo de muchos jóvenes y ellos ya tenían el carro y celular que usaba el ‘Pato’ Quinteros, que para obtenerlo había tenido que jugar muchos años.

LEE: Farfán y las críticas por ‘cobrar y no jugar’: “Renuncia a tu sueldo”

A los 17 años te fuiste a Uruguay

A jugar al Deportivo Maldonado y vivir en Punta del Este.

URIBE EN URUGUAY Y ARGENTINA

¿Cómo salir de casa a esa edad y no tener ganas de volver al primer día?

Con mi papá y la familia, vivíamos 2 años en un país y nos íbamos a otro. Nunca eché raíces en un lugar y eso me sirvió para adaptarme a otra cultura.

Luego siguió Rosario Central de Argentina

Fue un fútbol muy complicado y adaptarme se me hizo difícil.

Te cruzaste con buenos técnicos...

Estaba en la Reserva y me subían a Primera. Mientras estuve, al equipo lo dirigieron entrenadores como Miguel Ángel Russo y César Luis Menotti.

¿Te presentaste a recordarles hijo de quién eras?

Al contrario, siempre trate de que no sepan quien era mi papá.

¿Por qué?

Lo que te dije, quería merecerme las cosas por mí mismo.

SELECCIÓN PERUANA: CUANDO JULIO CONVOCÓ A EDSON

¿Es cierto que Universitario te quiso contratar?

Sí, pero estaba por nacer mi primer hijo y los ‘cremas’ no estaban bien económicamente, por eso aposté por Garcilaso.

¿Por qué no jugaste en Cristal?

Me quiso llevar y Alianza también me buscó. Decidí ir a La Victoria, porque además soy hincha del equipo.

¿Un momento complicado?

Cuando mi padre me convocó a la ‘Copa América del 2001′ en Colombia.

Lo criticaron por convocarte y darte la número 10.

Era el único futbolista peruano en México, pero eso no valió nada para darme con todo. Y sobre la camiseta, el ‘Diamante’ no tuvo nada que ver.

Explícalo...

Llegó el primer partido y el utilero ‘Gamarrita’ fue quien me entregó mi uniforme y cuando reviso el número, era el que uso mi viejo.

¿Cuál fue tu reacción?

Le dije que no sea malcriado y su respuesta fue: ‘Yo te la estoy dando, ¿Cuál es el problema?’

Pocos saben esa historia...

Mirándolo de afuera, yo también, te aseguro, pensaba mal.

DEL HIJO DE JULIO CÉSAR A JULIO EDSON URIBE

¿Era difícil tener de entrenador a tu papá?

Me exigía el doble que a los demás.

Vuelvo al principio, ¿costó mucho ser el hijo de una ‘estrella’ del fútbol?

Antes de cumplir los 24 años, se narraba un partido y se escuchaba: ‘La lleva el hijo de Julio César Uribe’.

¿Cuándo cambió todo?

Llegué a Cienciano y ya era: ‘Avanza Edson Uribe’.

JULIO CÉSAR URIBE Y SU COLECCIÓN DE TERNOS

¿Nos puedes revelar un gran secreto?

A cuál te refieres...

¿Cuántos ternos tiene el ‘Diamante’?

En el ropero de mi viejo, mínimo, hay 28 y de Hugo Boss no baja ninguno.

¿Qué te deja satisfecho en tu paso por la pelotita?

Por mi apellido nunca saqué ventaja y eso lo saben mis compañeros.

¿Un mensaje para la vida?

No es tan difícil ser transparente y tampoco no ser corrupto.

Un gran abrazo

A ustedes por pensar en mí para una entrevista.

MÁS HISTORIAS DE FUTBOLISTAS EN TROME: