'Panadero' recuerda cómo tuvo que frenar a Willington Ortiz (Foto:  GEC)
'Panadero' recuerda cómo tuvo que frenar a Willington Ortiz (Foto: GEC)

Este jueves se juega un partido clave ante la por las , en un choque donde habrá que dejar todo por los tres puntos. Pero ese ‘dejar todo’ cobra otra dimensión cuando se trataba de uno de los defensores más recordados de la ‘Blanquirroja’.

Cuando jugaba por la selección me ponía doble canillera”. Es una frase clásica del gran Rubén Díaz para expresar lo que era para él ponerse la ‘Blanquirroja’. El recordado ‘Panadero’ estuvo en dos mundiales, fue capitán en uno y claro, Campeón de América en 1975. Precisamente en la final de ese torneo ante Colombia, el duro defensa tuvo un duelo aparte con Willington Ortiz que en esa época era el ‘diferente’ de la selección cafetera. El ‘Viejo Willy’, como se conocía al crack de Millonarios, había brillado en las semifinales de la Copa ante Uruguay, pero una lesión lo dejó fuera de los dos primeros encuentros entre peruanos y colombianos.

MIRA: Julio César Uribe y Rubén ‘Panadero’ Díaz se visten de corto y hablan del Perú vs. Brasil que se viene en Eliminatorias Qatar 2022

Para el encuentro definitorio en Caracas, Efraín ‘Caimán’ Sánchez recuperó a su estrella y anunció que arrancaría de titular. La presencia del habilidoso atacante preocupaba mucho a Marcos Calderón. El ‘Oso’ sabía que el pequeño volante ‘nos podía hacer la fiesta’ y por eso la noche anterior al partido llamó a ‘Panadero’ a su habitación. “Rubén usted y yo sabemos que las finales se juegan sólo para ganarlas, así que no sé cómo hará, pero usted mañana me anula a Willington. Ese chato no puede pasar, así que cuando esté por su lado lo ajusta. Pero bien ajustado” le dijo el técnico a su pupilo. “No se preocupe profe mañana me lo como al morenito” respondió el recio zaguero.

Rubén Díaz siempre impuso respeto en la zaga peruana (Foto: GEC)
Rubén Díaz siempre impuso respeto en la zaga peruana (Foto: GEC)

EMPEZÓ EL BAILE

Al día siguiente en el campo del estadio Olímpico Universitario, el encuentro empezó parejo. Los ataques se sucedieron en ambas áreas y Ortiz era el peligroso de los norteños. El mediocampista cuando enfrentaba a Panaderolo superaba y Marcos Calderón se agarraba la cabeza. “Oiga hue….no me dijo que lo iba a secar, lo están paseando haga algo” le gritó el DT a su pupilo. Diaz entendió que era el momento de operar y en una dividida ‘levantó' al escurridizo colombiano y lo sacó de la cancha. Lejos de asustarse ‘Willy’ siguió encarando a Diaz, pero con menos frecuencia y algo de temor.

El primer tiempo terminó 0-0 y antes que el equipo salga para el segundo tiempo, el ‘Oso’ se acercó a Rubén y le dijo: “Ya lo tienes cocinado, sólo le falta un cariño más y desaparece del partido”. El marcador entró crecido y esperaba el momento para acabar con la ‘cirugía’ al paciente colombiano.

MIRA: Rubén ‘Panadero’ Díaz: “No sé para qué llamaron a Teófilo Cubillas” | ENTREVISTA

GOLPE AVISA

A los 51 minutos llegó el gol del ‘Cholo’ Hugo Sotil y la orden de DT de la selección peruana fue defender más y que sólo los delanteros y el ‘Nene’ Teófilo Cubillas estén atentos para una contra. Colombia se vino con todo y luego de un córner, cuando el árbitro Ramón Barreto corría tras el balón, ‘Panadero’ aprovechó que Ortiz regresaba despacio y le metió un derechazo en la sien.

El cafetero quedó grogui y como en esa época no había VAR, ni los jueces de línea eran tan meticulosos la jugada quedó en nada. Willington salió de la cancha un momento, pero cuando regresó ya no fue el mismo, es más se olvidó de encarar por el lado de Rubén y tampoco preocupó a Eleazar Soria que marcaba el otro lado. Al final del partido cuando la selección festejaba la obtención de la Copa, Diaz se cruzó con su ‘víctima’ y el norteño lo miró mal, pero no le dijo nada.

Al paso de unos años, ambos jugadores fueron convocados para un ‘Resto de América’ y cuando se vieron en el camarín Willington Ortiz le dijo a ‘Panadero’ “Por suerte jugamos para el mismo equipo, pero por si acaso me pondré doble canillera. Rubén lo abrazó y le dijo “por mi selección mato al que se ponga delante”.

TE PUEDE INTERESAR