¿Por qué a Alianza Lima le cuesta tanto la Liga 1 pese a fichajes de lujo como Benavente y Hurtado?
¿Por qué a Alianza Lima le cuesta tanto la Liga 1 pese a fichajes de lujo como Benavente y Hurtado?

ha entrado en trompo y lo ha hecho con creces en un año que empezó con la pierna izquierda y parece que, si no se soluciona a tiempo, terminará igual de mal. Y es que perder en Matute en no solo gestó la salida del técnico Carlos Bustos, sino que además destapó el irregular nivel de fichajes llamados a romperla como es el caso de ex del nivel de , o el mismo luego de su vuelta exitosa en 2021.

Repasemos...

Alianza Lima logró el título del 2021 con un Hernán Barcos determinante y un rush final de Jefferson Farfán, quien aunque volvió en el tramo final del torneo, fue determinante para triunfos vitales y de paso, agrandar el espíritu competitivo de un equipo blanquiazul obligado a reivindicarse luego del catastrófico 2020.

El Fondo Blanquiazul apostó a lo grande el 2021 y un factor determinante para el título fue que todo el campeonato se jugó en Lima. Detalle no menor...

¿Por qué?

Pues para el 2022 Alianza Lima decidió apostar por la base del 2021, cuyos pilares eran jugadores experimentados y mayores de 30. Tal es el caso de Wilmer Aguirre (39 años) o Hernán Barcos (38). Incluso Jefferson Farfán, quien en octubre próximo cumplirá 38 años y este 2022 ha jugado solo 10 minutos, minutos que deben ser los peores en juego desde que es profesional.

MIRA TAMBIÉN:

¿Qué hizo que este 2022 sea tan complicado?

Empecemos por el factor edad: sus jugadores figura eran veteranos y volver a jugar un torneo descentralizado les ha pasado factura. Por ejemplo, no es lo mismo tener a Hernán Barcos de 37 años haciendo gol tras gol en Lima que uno de 38 años sin poder competir al mismo nivel (por el trajín) en Copa Libertadores y las difíciles plazas del Descentralizado: altura, calor excesivo, frío, viento, etc.).

Como quedó evidenciado en el clásico, los duelos de alto rigor hicieron mucho daño a Alianza Lima, que no ha tenido cartas eficientes para lidiar con la alta competencia. No olvidemos cómo terminó este 2022 la Copa Libertadores con River Plate (se llevó a casa un 7-1).

MIRA TAMBIÉN:

¿Por qué fichajes como Benavente y Hurtado no han funcionado?

El fichaje de Cristian Benavente hace algunos años era impensado para un equipo del fútbol peruano. Este 2022, sin embargo, fue un riesgo total. El “Chaval” venía de no jugar fútbol profesional por un año. Y como era de esperarse, retomar el ritmo de competencia le ha costado.

Claro, su jerarquía le ha permitido destacar, aunque de manera intermitente y sin llegar a ser el gran motor que necesitaba Alianza Lima para despuntar este año. Es decir, ha sumado pero no lo suficiente, al menos no lo que se esperaba para un fichaje de su tipo.

Otro caso similar es el de Paolo Hurtado, un jugador hasta hace unos años seleccionable, pero que llegó a Alianza Lima más por la añoranza de sus mejores tiempos que por su buen presente. “Caballito” no ha logrado cuajar y aunque aún lleva poco tiempo, en el clásico por ejemplo pasó inadvertido.

Otros fichajes este año han decepcionado. Tal es el caso de Aldair Fuentes, hace algunos años promesa y jugador de selección peruana y hoy un jugador más en el equipo íntimo.

La cereza del pastel, por supuesto, es Jefferson Farfán, quien reapareció recién en el clásico de septiembre y en mal estado físico, intrascendente y con algo de sobre peso. Es decir, de la peor manera.

Con ese presente, Alianza Lima intentará seguir en la pelea, aunque es bastante complicado que sus figuras finalmente asuman un rol protagonista y saquen adelante al equipo en la recta final del campeonato.

TE PUEDE INTERESAR