Roberto Chale Olarte. (Foto: Fidel Carrillo / Somos)
Roberto Chale Olarte. (Foto: Fidel Carrillo / Somos)

. El popular “Niño Terrible”, una de las figuras más icónicas del fútbol peruano, celebra su onomástico y para celebrarlo, hacemos un repaso por cinco de sus anécdotas más pícaras que ha tenido el futbolista y también entrenador de fútbol. , obra y vida de uno de los futbolistas más pintorescos y talentosos de nuestra , también de y que dirigió .

Cruzado con “Perico”

La anécdota es ideal para describir la personalidad de Roberto Chale. La selección peruana llegaba a México para disputar la Copa del Mundo y Roberto Chale era uno de los más reconocidos para la prensa argentina por su popular pelotazo a Rulli en la Bombonera ante la selección albiceleste. Un gran grupo de periodistas esperaba a la bicolor, entre ellos un periodista argentino que interceptó a Chale para una ronda de preguntas.

Cuenta Chale que luego de la entrevista, el periodista le pidió una sugerencia sobre a quién más podría entrevistar en la bicolor.

“Mira, Cruzado es ese que se está riendo”, respondió Roberto Chale con una sonrisa pícara. Enseguida, el periodista interceptó al futbolista y arrancó la entrevista con una presentación: “Estamos aquí con Luis Cruzado...”, a lo que el interrogado respondió con sorpresa y corrigió, “Yo no soy Cruzado, soy “Perico” León”, lo que generó una carcajada inmediata de Chale, unos metros allá.

Cuando el periodista le increpó a Chale, esté respondió, “Ese es cruzado, pero cruzado de monos en la cabeza”, para de inmediato soltar otra carcajada.

Con pisco para dirigir

Cuando era columnista del diario El Bocón, allá por el 2013, Roberto Chale recordó una anécdota de cuando era entrenador de San Agustín. Cuenta que era un partido caliente en Ica y le ofrecieron una copita de pisco. “Recuerdo que una vez en Ica dirigí a San Agustín vs. O. Espinoza en los años 80s. Se jugaban como 500 partidos en los torneos regionales”, escribió Chale en su cuenta de Twitter, cuenta que ya no usa más.

“Ya estaba por comenzar el partido llegó a la banca un amigo comisario de la policía con una botella de pisco. “Una copita Roberto”, me dijo. Dale la copita”, le dije. Como el sitio de la banca en el Picasso Peratta es una zanja, nadie notaba que estábamos tomando”, agrega Roberto.

“Al final, nos empujamos dos botellas y entre copa y copa, dirigí como los grandes y hasta ganamos”, termina de recordar la curiosa anécdota el popular “Niño Terrible”.

La tierra peruana

Esta anécdota la cuenta repetidas veces Roberto Chale y la extrajimos de una conversación con el diario El Comercio en 2013. El ex futbolista y ex entrenador cuenta una situación exquisita en el camerino de la selección peruana antes de enfrentar a Bulgaria en México 70, apenas horas después del terremoto que sacudió al Perú.

“Casi para debutar ante Bulgaria en el Mundial de México 70, nos enteramos del terremoto en el Perú, y todos nos angustiamos. Pero el dirigente que acompañó a la selección, Javier Aramburú Menchaca, agarró tierra de una maceta que estaba fuera del camarín y dijo: “¡Muchachos, tierra del Perú, bésenla!” Y nosotros, como éramos unos chiquillos, la besamos (risas) y salimos a jugar como unas bestias”, narra Roberto Chale.

Así decidió que Reyna marque a Maradona

En una entrevista a diario El Comercio en el 2020, Roberto Chale detalló cómo es que decidió que Luis Reyna marque a Diego Maradona, en una de las escenas más recordadas en la selección peruana, un partido además que Maradona nunca pudo olvidar.

“La historia completa es así. Partimos de Lima con la selección a Colombia para jugar. Yo seguí en el avión hasta Venezuela, a San Cristóbal, para ver el partido de ellos con Argentina. Y vi que un chico venezolano, Maldonado, lo marcó de cerca a Maradona. Una vez lo soltó y suficiente: Maradona hizo el gol. Eso fue un par de semanas antes del partido en Lima. Era uno de los pocos que ya sabía cómo debía marcar a Maradona, que ya era el mejor jugador del mundo”, recordó Chale.


Más información