TROME. Entrevista a Romulo 'Copete' Fernández, ex jugador de fútbol
TROME. Entrevista a Romulo 'Copete' Fernández, ex jugador de fútbol

Fue de esos goleadores que siempre los técnicos de fútbol quieren en su equipo. Rómulo ‘Copete’ Fernández llegó al Perú para vestir la Camiseta del , tuvo de técnico al argentino , de compañero a y después triunfó en Alianza Atlético de Sullana. Hoy, que tiene su centro de entrenamiento con su nombre, preparara chicos para que debuten a nivel profesional, pero eso no impide que haga un repaso de su vida y ‘milagros’ con una pelota y el aroma del gol. Abundan las mejores historias, relatos y recuerdos.

Hablar con él es pasar por el túnel del tiempo y recordar épocas en que el fútbol peruano se vivía de manera más apasionada. Comenzamos la entrevista.

MIRA: ¡La fe de Cuto! ‘Checho’ Ibarra: anécdotas de lujo y su historia de amor

‘Copete’, ¿te soportarías en una concentración?

Creo que no.

¿Por qué?

Me gustaba sacarle los colchones a la cama de los compañeros.

En Sullana, ¿entrenabas a la hora que el sol calentaba más que otro momento?

Por su puesto. Trabajábamos al mediodía y cuando llegaban los rivales, los ‘matábamos’.

Fuiste delantero, ¿Qué defensa te pateó más?

La verdad, más que patear, me decían cornudo.

¿Cuál era tu respuesta?

Tengo y también pongo los ‘cachos’.

¿Uno en especial?

Jair Butrón me quebró la nariz, le reclamé y no pidió disculpas, me respondió: ‘Te voy a matar, espérate’.

CARLOS KUKÍN FLORES, UNA ANÉCDOTA DE ANTOLOGÍA

Jugaste con Carlos ‘Kukín’ Flores

Tengo una anécdota que me marcó la vida.

Cuéntala, por favor...

El campeonato entró a un receso, los extranjeros se fueron del país y me quedé solo en Lima.

Entiendo...

Una mañana me llamó ‘Kukín’ y me preguntó qué hacía, le respondí que estaba descansando en casa y me mandó un taxi para que vayamos a Chorrillos a comer conchas negras.

¿Llegaste?

Sí y no me gustó, pero para mí no tiene precio que se haya preocupado por saber dónde estaba y si me encontraba bien.

LEE:

RAMÓN MIFFLIN, SPORT BOYS Y MÁS ANÉCDOTAS

Fuiste dirigido por Ramón Mifflin, ¿una práctica qué recuerdes con él?

Llegó, nos reunió y alzó la voz: ‘Vamos a entrenar rápido, que se va el sol y quiero ir a la playa’.

Con la ‘rosada’ debutaste en el Perú

Y con gol.

¿Cómo fue?

Estaba suplente y el ‘Cabezón’ era mi técnico.

¿No te tenía confianza?

Me dijo que caliente, le respondí que estaba ‘recaliente’ y me hizo entrar.

¿Qué sucedió?

Jair Iglesias me envió un pase largo y cuando llegó a mis pies, le metí una patada que la clavé el ángulo.

Salió precisa

Hasta ahora no sé cómo lo hice, ja, ja.

WILLIAM CHIROQUE Y SU PADRINO

Tuviste a tu lado a William Chiroque...

Fui su ‘padrino’.

¿A qué te refieres?

Llegó de su pueblo y no tenía zapatos de fútbol. Entonces fui quien le regaló sus primeros chimpunes.

¿Aprendiste a bailar salsa?

No me gusta. Yo soy de cumbia.

¿Y cómo hacías?

No aprendí ninguna.

¿Otra cosa que sumaste a tus costumbres?

En Uruguay no se reza antes de jugar, pero acá lo vi y lo hacía siempre.

JORGE SAMPAOLI EN EL PERÚ

Es imprescindible que hables de Jorge Sampaoli, tu entrenador en el Callao.

Era un loco.

Narra una de esas...

Debe un ‘chancho’.

¿Cómo es eso?

En una concentración nos retó al fútbol tenis a mí y a Gabriel Silvera. Lo enfrentamos y él estaba acompañado por su asistente que también era argentino.

¿Clásico del RÍo de la Plata?

Exactamente y ninguno quería perder. La apuesta era un cerdo de 30 kilos, para prepararlo y comerlo con todo el plantel.

¿Cómo acabó el resultado?

Ganamos y nunca pagó.

¿Alguna vez pateaste un penal?

En una oportunidad y ante Deportivo Wanka.

Eso es tener coraje

En mi equipo estaba Gustavo Tempone y ‘Kukín’, pero ninguno pedía la pelota. No quedó otra que patearlo yo.

EL FÚTBOL Y EL RETIRO

¿Cuándo se valora el fútbol?

Dejé el balompié, me regresé a mi país y trabajé en una empresa eléctrica.

¿En la administración?

Me mandaron hacer un pozo de 2 metros de profundidad y llevaba mi comida en táper.

¿Después de dormir en buenos hoteles?

Así es. Por eso uno debe valorar los privilegios de ser jugador de fútbol.

¿Y cómo son tus días?

Trasmitiendo lo que aprendí en mi centro de entrenamiento RCF.

Un gran abrazo

A sus órdenes.

TE PUEDE INTERESAR