Gustavo Tempone se salvó de una paliza del fiero 'León' Martín Rodríguez (Composición: GEC)
Gustavo Tempone se salvó de una paliza del fiero 'León' Martín Rodríguez (Composición: GEC)

A problemas extremos, soluciones extremas. El vestuario de nunca tuvo tantos problemas como a inicios de la década de los noventa. En esta historia tres hombres de fútbol como el gran , y el argentino Gustavo Tempone protagonizaron una anécdota que sirve como lección de cómo no se arreglan los conflictos.

MIRA TAMBIÉN: Ramón Quiroga: “Muñante y Oblitas serían fijos en estos tiempos”

‘Toro Salvaje’, ‘Rocky’, ‘Alí’ y ‘El luchador son películas taquilleras de boxeo que se lucieron en la pantalla grande. Pero en el fútbol las peleas no necesitaban guiones o libretos. En nuestra pelotita hubo varios que pudieron ser peleadores de box o de la MMA como Juan Carlos Mariño, Francisco Pizarro, el ‘Checho’ Sergio Ibarra, ‘Cafú’ Salazar. La lista sería bien amplia. Si te cruzabas con ellos en un mal día, fácil perdías.

En 1993, el país empezaba a estabilizarse, después de un 1992 movido política y socialmente. Universitario también salía de un ‘shock’. Iván Brzic había dejado el equipo por malos resultados y Ramón Quiroga tomó el buzo crema. Encontró un plantel partido, con muchas diferencias. Había jugadores, pero no eran un grupo. En pocos días se dio cuenta de que la convivencia era un infierno.

Equipo crema con Martin Rodríguez y Gustavo Tempone como titulares (Foto: @Labandadeodriozola)
Equipo crema con Martin Rodríguez y Gustavo Tempone como titulares (Foto: @Labandadeodriozola)

Ramón Quiroga arma ring de boxeo en el ‘Lolo’ Fernández

Así no iba a ganar partidos ni lograría nada. El ‘Loco’ pasó horas maquinando la forma de arreglar la situación. ¿Castigos, suspensiones, multas, despidos...? Repasó todas las opciones. Ninguna lo convenció. De pronto, se le prendió el foquito. Ramón Quiroga siempre fue palomilla, de barrio, y lo mejor era aplicar su experiencia como futbolista. Desde ese momento, cada vez que hubiera un roce en un partido de práctica y se exaltaran los ánimos, las diferencias se iban a arreglar a los puños y compró un equipo de boxeo.

Nada mejor que decirse las cosas ‘face to face’ y desahogar las tensiones. Por las diferencias que había en el grupo, varios días se instalaba el ‘ring’, donde el utilero ‘Pajitaera el encargado de llevar los guantes y tocar la campana. Un par de ‘rounds’ bastaban para que el técnico bajara la calentura. Pero no todos veían con buenos ojos esos métodos del DT. Una tarde, el delantero Ricardo Besada tuvo un choque con el argentino Gustavo Tempone, conocido por ser muy irascible y se le quiso ir encima a la ‘Chancha’.

Ramón Quiroga los separó y de inmediato los invitó a ponerse los guantes. El atacante peruano era tranquilo, no se metía con nadie, entendió que esa no era su forma de arreglar los problemas. No aceptó y se fue al camarín. El ‘Loco’ lo miró y se quedó con las ganas de ver en acción a su paisano. El partido continuó y después de unos minutos, Martín Rodríguez, uno de los líderes del grupo nacional, y que no se llevaba bien con Tempone buscó darle el vuelto por el roce con Besada.

Martín Rodríguez era uno de los jugadores con  mayor temperamento en la 'U' (Foto: GEC)
Martín Rodríguez era uno de los jugadores con mayor temperamento en la 'U' (Foto: GEC)

Ramón Quiroga entregó los guantes a ‘León’ y a Tempone

Aprovechó una jugada dividida y le entró fuerte al mediocampista. Sin que nadie dijera nada y antes de que el argentino se ponga de pie gritó: “¡Pajita, trae rápido los guantes que hay que solucionar esto de una vez!”. El plantel conocía la mala relación entre el ‘León’ y el zurdo. Todos formaron un circulo, hubo segundos de tensión y de inmediato supieron que se venía una pelea más brava que la de ‘Rocky’ con el ruso ‘Iván Drago’. El extranjero no le corrió al reto, se puso los guantes. También lo hizo el peruano y se ‘cuadró’.

MIRA: Cuto Guadalupe: “‘León’ Rodríguez frenó a Trinchera Norte con pistola”

Cuando estuvo a punto de sonar la campana, Ramón Quiroga dejó atónitos a todos. Suspendió el combate, desarmó el ring, tocó el silbato y mandó a sus jugadores al vestuario. Gustavo Tempone y Martín Rodríguez se quedaron fríos. La calentura se bajó más rápido que con agua helada. Las apuestas estaban 5 a 1 a favor del fiero ‘León’ y eso lo tenía claro el entrenador.

Gustavo Tempone se dedica al fútbol y a la vida de campo en Argentina (Foto: @gtempone)
Gustavo Tempone se dedica al fútbol y a la vida de campo en Argentina (Foto: @gtempone)

Después de unos minutos, el técnico ingresó al camarín y sus asistentes le preguntaron por qué paraste la mejor pelea del año y respondió: “Si los dejo boxear, uno termina mal y ese iba a ser mi paisano, no lo podía permitir”. Desde ese día, se acabó la acción, las diferencias se arreglaron de distinta manera y Universitario terminó siendo un grupo y dando una vuelta olímpica como campeón en 1993.

TE PUEDE INTERESAR