Para muchos, Ramón Quiroga es el mejor arquero que atajó por la selección.
Para muchos, Ramón Quiroga es el mejor arquero que atajó por la selección.

Para muchos es el mejor arquero que pasó por la . Hablar de , es hablar de un portero que nos clasificó a dos mundiales y se dio el lujo de tapar un penal en uno de ellos. El ‘loco’ marcó una época con la ‘Blanquirroja’ y también brilló en Sporting Cristal y Universitario de Deportes. Hoy recordamos una anécdota ante la .

MIRA:¿A qué hora y cuándo juegan Argentina vs Perú EN VIVO en Buenos Aires por fecha 12 de Eliminatorias?

Quiroga usaba manos las usaba para tapar penales, para mágicas atajadas que daban campeonatos o para ganar clásicos. Ir al puñete no era lo suyo. Tenia los kilos, el tamaño y la corpulencia de un semi pesado; sin embargo, a la hora de la verdad, cuando había que ir al frente, hacía honor a su apodo y se hacía el ‘loco’.

Fue en un amistoso ante Ecuador disputado en los años 80. Polo Carrera, era una de las figuras norteñas y le entró muy mal al finado Roberto Rojas en una jugada dividida. Ahí empezó todo.

El árbitro cobró la falta, pero los peruanos con a la cabeza entendieron que el ecuatoriano fue con mala intención y se lo hicieron saber con palabras de grueso calibre. ”Eres abusivo, payaso” fue lo más suave que escuchó el ídolo norteño.

Chumpitaz reventó a ecuatoriano de un frentazo

Se armó un tumulto y las cosas fueron a mayores cuando Carrera encaró al ‘gran capitán’ y, de mala manera, le dijo para el no existían amistosos ante Perú. El ‘granítico’ no soportó la ofensa y de un cabezazo le rompió el pómulo al goleador. La pelea no se hizo esperar.

Los golpes empezaron a caer de ambo bandos y cada uno cogió una “pareja”. El único que no entró al intercambio de puñetes y patadas fue Ramón Quiroga. El loco pasaba piola hasta que ‘chumpi’ lo vio y le gritó: ”Loco, carajo, agárrate con uno no seas maric..”.

El arquero, poco amigo a las peleas no le quedó otra que ir al frente, pero para su mala suerte el único rival que quedaba libre fue Lupo Quiñones. El ecuatoriano era un moreno que le llevaba casi una cabeza, y cuando Quiroga lo quiso empujar ni lo movió y lo que recibió fue tremendo cachetadón. El hoy comentarista de televisión terminó en el suelo y se hizo el ‘muertito’.

Panadero guapeó al ‘Loco’: “Levántate y mete puñete”

‘Panadero’ Diaz, que era uno de los que más puñetes regalaba, vio a su compañero en Cristal hacerse el gil y lo guapeó. ”No te hagas el h..., levántate y mete puñete”.

Con esas dos guapeadas el ‘Loco’ se levantó. “Me armé de valor, no me quedaba otra, me hice el guapo y fui al frente. Dije: ‘a estos morenos solo se les mueve a tacles’”, recordó el golero“. Quiñones recibió un par de tacles y retrocedió, pero cuando se acercó al argentino lo tumbó de un derechazo y mandó a Ramón dentro de su arco.

Tuvo que entrar la policía para que se calmen los ánimos y el árbitro expulsó a Quiroga y Quiñones. Cuando se iban a los vestuarios, el ecuatoriano lo amenazó. “Cuando te vea otra vez te mato”, le dijo y el ‘Loco’ de lejos se agrandó: “¡Cuando quieras nos agarramos!”.

El partido terminó empatado, la calma llegó con el pitazo final, peruanos y ecuatorianos se abrazaron como si nada hubiera pasado.

MIRA: José Pereda: “Necesitamos ganar, pero firmo el empate ante Argentina”

Ramón Quiroga fue al arreglo con ecuatoriano

Al año siguiente, el ‘loco’ fue contratado por Barcelona de Guayaquil y fue presentado como estrella. Nadie se acordaba de la pelea, salvo Lupo Quiñones, quien era el referente del equipo.

Cuando el golero entró al camarín para su primer entrenamiento, vio al moreno que lo había dejado en el suelo y se acordó de la bronca. Por eso lo adelantó y le dijo: “Che, negro, qué gusto de verte, las vueltas que da la vida, ¿no? Quién iba a decir que terminaríamos jugando juntos. ¿Lo de la pelea es una anécdota, no? Para mí está todo olvidado”.

Lupo Quiñones, que en un principio quería pararlo de cabeza, entendió que lo mejor era hacer borrón y cuenta nueva, ya que iban a tirar para el mismo lado y abrazó al ‘Loco’ sonriendo Hasta hoy, Ramón Quiroga recuerda este incidente. “Era loco pero no coj... para meterme con un morenazo, por eso fui al arreglo ya que nunca fui trompeador”.

TE PUEDE INTERESAR