Hohberg paralizó al mundo tras el festejo de su segundo gol ante los húngaros en semifinales
Hohberg paralizó al mundo tras el festejo de su segundo gol ante los húngaros en semifinales

Con la a la vuelta de la esquina, una competencia donde lamentablemente , es el momento de recordar anécdotas e historias del torneo más importante del planeta. En viajaremos en el tiempo en esta sección y nos encontraremos con hechos increíbles que quizás no conocías o ya olvidaste, pero aquí podrás enterarte. Futbolistas, entrenadores, sedes y demás forman parte de la colección que hoy arrancamos.

En esta ocasión retrocederemos hasta 1954, la quinta Copa del Mundo que se organizó y cuya sede fue Suiza. Los clasificados por Sudamérica fueron Brasil y Uruguay y justamente en este combinado encontramos a nuestro protagonista, Juan Eduardo Hohberg quien con 26 años y una gran carrera en Peñarol fue citado por el seleccionador Juan López

LEE TAMBIÉN: Historias de los Mundiales: El misterio de la camiseta desaparecida del rey ‘Pelé’ [VIDEO]

La misión de la ‘Celeste’ era una sola: defender el título logrado cuatro años atrás. Sin embargo, Hohberg no jugó un solo minuto en los dos duelos del grupo 3, donde Uruguay venció 2-0 a Checoslovaquia y aplastó 7-0 a Escocia. El delantero siguió esperando pacientemente su chance que tampoco llegó en cuartos de final, cuando los ‘Charrúas’ derrotaron 4-2 a Inglaterra.

Juan Eduardo Hohberg llegó a dirigir en nuestro país y fue campeón con Alianza Lima y Universitario
Juan Eduardo Hohberg llegó a dirigir en nuestro país y fue campeón con Alianza Lima y Universitario

Se venía entonces el adversario más temible: la Hungría de Ferenc Puskas, quien vio el duelo desde el banquillo, Czibor y Kocsis. Juan López decidió entonces alinear como titular a Juan Eduardo Hohberg ante la sorpresa de muchos. Los húngaros no tardaron en adelantarse en el marcador con Zoltan Czibor a los 12′ y Nandor Hidegkuti en 47′. Todo parecía sentenciado, pero no fue así.

El delantero de Uruguay debió recibir un estimulante y solo con ello 'resucitó'
El delantero de Uruguay debió recibir un estimulante y solo con ello 'resucitó'

A los 75, Hohberg recibió un balón de frente a la portería y descontó con un tiro raso. Y luego, a cuatro minutos del final, llegó la escena imborrable. El delantero tomó una pelota en el área, amagó al portero rival de manera brillante y definió pese al cierre de dos defensores. Se desató la locura y todos se arrojaron sobre Hohberg para celebrar, pero sucedió la tragedia.

Esa emoción le causó un paro cardíaco y estuvo clínicamente muerto por varios segundos. Carlos Abate, kinesiólogo de Uruguay, se lanzó desesperado a intentar reanimarlo, pero nada. Su última esperanza fue inyectarle una dosis de coramina, un estimulante, por la boca. Y entonces, Juan Eduardo Hohberg abrió los ojos.

El delantero se puso de pie fuera del campo y empezó a recordar cada momento. En aquel tiempo no se podían realizar cambios y el partido se iba a tiempo suplementario. Hohberg habló con el comando técnico y les pidió volver al partido. Todos se miraron sorprendidos y la multitud estalló en aplausos cuando lo vieron regresar.

MIRA TAMBIÉN: Mira cómo es el centro de control de prevención de incidentes para el mundial de Qatar 2022

Fue casi una película verlo correr, a veces con la mano en el pecho y en otras agitado, detrás de la pelota y buscando el sueño de llegar a la final del torneo. No pudo ser ya que Hungría logró el 4-2 final con sendos tantos de Kocsis. Uruguay perdía así el invicto de 21 encuentros, entre Mundiales y Juegos Olímpicos, pero ganaba una leyenda: Juan Eduardo Hohberg quien en el partido por el tercer puesto anotó, pero los celestes cayeron 3-1 contra Austria.

Juan Eduardo Hohberg murió el 30 de abril de 1996 en Lima. Esa vez, a diferencia de 1954, ya no volvió.

TE PUEDE INTERESAR: