Ahn Jung Hwan hizo historia con Corea del Sur en el Mundial 2002. (Foto Twitter: @AlejoFer1398)
Ahn Jung Hwan hizo historia con Corea del Sur en el Mundial 2002. (Foto Twitter: @AlejoFer1398)

La cuenta regresiva para la ya inició y la ilusión crece para los futbolistas, que siguen pugnando por llevar a sus selecciones a la máxima cita futbolística del planeta; sin embargo no siempre las historias de gloria tienen un final feliz. Este fue el caso del coreano Ahn Jung Hwan.

TE VA A INTERESAR: SERGIO ‘EL KUN’ AGÜERO ANUNCIARÁ SU ADIÓS DEL FÚTBOL

Ya han pasado casi 20 años de aquel realizado en Japón y Corea del Sur en el año 2002. Ahn Jung Hwan, joven delantero de los ‘Tigres de Asia’ era uno de los llamados a hacer historia para su país, en la primera jugada en el continente asiático.

Corea del Sur sorprendió al alcanzar los octavos de final, donde enfrentarían a la, entonces, tres veces campeona del mundo, Italia. Los ‘azzurri’ eran los favoritos y nadie esperaba la sorpresa que el destino (y un arbitraje sospechoso) depararían.

DUELO CONTRA ITALIA

Italia salió con jugadores de la talla de Del Piero, Totti, Buffon, Cannavaro, Nesta , Maldini, Gattuso, Vieri, Inzaghi, un verdadero equipazo. Pero Corea del Sur, además de su esfuerzo, tuvo apoyo de otra nacionalidad, el ecuatoriano Byron Moreno, árbitro del encuentro.

Vieri abrió el marcador a los 18 minutos. (que ya había fallado un penal a los 4′) intentó llegar al empate. Entonces el partido agarró una tónica que inclinó claramente la cancha a favor de los locales: faltas no cobradas, dos goles anulados y tarjetas por doquier.

Seol Ki Hyeon marcó el empate a los 88′ y mandó el partido al tiempo extra donde todo se podía definir en el gol de oro, segundo Mundial en que se presentaba este formato. Es aquí donde Ahn Jung Hwan se hace protagonista.

GOL HISTÓRICO Y A PATEAR LATAS

Ahn Jung Hwan marcó el gol de oro a los 117′ y eliminó a Italia. En medio de la polémica, Corea estalló en una fiesta y el joven delantero se convirtió en héroe. En tanto, en Italia todo era indignación.

La rabia llegó hasta las altas esferas del Perugia, club donde jugaba el atacante coreano. Al día siguiente del encuentro, Luciano Gaucci, dueño del club, canceló el contrato del coreano.

“No voy a pagar el salario a un hombre que ha sido la ruina del fútbol italiano”, aseguró, según La Gazzetta dello Sport.

El club luego se retractó y ofreció comprar nuevamente el contrato de Ahn Jung Hwan, sin embargo, el futbolista no aceptó por dignidad. “No discutiré más mi transferencia al Perugia, la cual me atacó en vez de felicitarme por un gol en la Copa del Mundo”, sostuvo.

Ahn consiguió club en Japón, luego llegó a jugar en Francia y Alemania aunque sin mucho éxito, además de estar presente en dos mundiales más. No obstante, nunca más volvió a Italia.

Una muestra de lo mal que era tratado en Italia queda demostrado en una anécdota que contó en el 2013. “Marco Materazzi irrumpió en el vestuario un día y me gritó delante de todos, que apestaba a ajo. Yo no entendía lo que estaba diciendo, pero el traductor, que también era coreano, se sonrojó y al principio estaba demasiado avergonzado para traducir las palabras”, relató, a lo que su esposa añadió que Ahn quedó tan intimidado “que dejó de comer comida coreana con ajo”.

Ahn Jung Hwan hizo historia con Corea del Sur en el Mundial 2002. Foto: FIFA.
Ahn Jung Hwan hizo historia con Corea del Sur en el Mundial 2002. Foto: FIFA.

AHN JUNG HWAN EN LA TELEVISIÓN

Tras su retiro como futbolista profesional, Ahn Jung Hwan incursionó en la pantalla chica y es presentador televisivo en el programa Let’s Play Soccer de su país. Lo cierto es que su gran popularidad en su país, lo ayudó a llegar a la conducción televisiva.

Pero Hwan no solo ha alcanzado mayor popularidad como presentador, también incursionó en el modelaje y hasta se casó con una Miss Corea del Sur.

MÁS INFORMACIÓN