¡Mi gente! ¿Cómo están? Ya estamos nuevamente con el ‘aguadito’ que tanto les gusta. Seguimos celebrando nuestro y en esta edición tenemos un invitado que ya nos estaban pidiendo mucho en las redes, el gran Alex Magallanes ‘Maga’, quien cuenta su historia y las más divertidas anécdotas en. Un programa imperdible y de colección.

MÁS INFORMACIÓN: Cuto escribe: grité ‘Tengo hambre’ e hice ‘La de Ronaldinho’ a medias en Huánuco

Alex Magallanes se suelta y nos cuenta cómo fueron sus duros inicios y esas tremendas anécdotas antes de debutar en la primera división con San Agustín. Además, nos cuenta una historia de aquellas con Franco Navarro, cuando lo descubrió tomando unos vinitos.

Finalmente, ‘Maga’ nos cuenta la verdadera historia de su fichaje a Cristal y cómo estuvo negociando con Universitario de Deportes y con Alianza Lima. Arrancamos, mi gente. Y ya saben, jamás olviden de que .

¿Dónde empieza tu carrera futbolística?

Soy de San Miguel, de la cuadra 12, por donde está la cancha Magallanes.

Ay, Dios mío, esa zona es tranquila...

Claro, Av. La Paz. Jajaja.

Lo conozco...

Yo empecé ahí con todos los chicos, había un equipo que se llamaba Once Amigos.

Era el equipo de tu barrio...

Sí, con gente del barrio, la camiseta era como la de Boca, todo azul con su raya blanca bien bacán, empezamos ahí, había un profesor en San Miguel de las vacaciones útiles de la municipalidad.

LEE MÁS: ‘La Fe de Cuto’ cumple un año al aire y lo celebra con Melissa Klug, ‘Loco’ Vargas, ‘Foca’ Farfán, ‘Puchungo’ y más

¿Ahí jugabas?

Sí, el profesor armó un equipo para ir a jugar contra San Agustín, en ese tiempo San Agustín era un equipo activo.

San Agustín era todo...

Jugaba la Copa Federación, puros blanquitos, me veían ahí y decían qué hace ese negro acá, un colegio de blancos, nos fuimos a probarnos con mis primos y dos amigos más y nos quedamos a los 5.

¡Qué bueno!

Pero el problema fue que no había para pasaje. No pudimos ir y de ahí de nuevo nos llevó a probar el profesor y teníamos que volver a ir y tampoco fuimos no teníamos para pasaje y después llegó una persona al barrio, en el callejón.

Al callejón....

Ahí vivía y un día me dicen ‘Maga’ te están buscando, pero no quiere entrar, está ahí afuera.

Es como Corongo…

Fueron a buscar a dos negritos que juegan bien, salí con mi primo y era el profe Cornejo, me acuerdo que era el profesor de San Agustín, y nos dice que por qué no habíamos ido a entrenar. Le dijimos que no teníamos para el pasaje y nos dice que no nos preocupemos, nos dio para el pasaje. Fuimos a entrenar y nos presentó el señor Mendoza, gracias a ese ese señor, como le contaba al Huachano, por él jugaba al fútbol, él fue el que me dio la mano.

¡Qué tal historia!

El tío muy bueno, me llevaba, nos traía, terminaba los partidos y nos daba nuestra comida. ‘Pidan no más ceviche’, y el negrito ‘Maga’ comía y comía, llegaba la cuenta y yo tranquilo.

Alex Magallanes en ‘La Fe de Cuto’: Su casi fichaje con Universitario, su anécdota con Navarro y sus inicios en San Agustín (Foto: Trome)
Alex Magallanes en ‘La Fe de Cuto’: Su casi fichaje con Universitario, su anécdota con Navarro y sus inicios en San Agustín (Foto: Trome)

SU ANÉCDOTA CON QUÍMPER

¿Una anécdota que nos puedas contar?

Un día estaba con mi esposa en el Jockey caminando y en eso venía una persona, un pelado. Caminaba, me miraba, yo lo miraba, decía me han reconocido. Pasa, me mira y lo miro y mi señora me dice: ¿Te conoce? En eso giro, lo miro bien, estaba pelado y él también miró. “Oe, Quimper, disculpa ¿Qué haces con esa barriga?”, le dije. Jajaja.

Me has hecho reír. Jugaste en la Campiña de Huacho, en Santa María...

Del barrio nos llevaron a jugar a Huacho cuando tenía 14 o 15 años.

¿Cuéntanos cómo fue esa experiencia?

Nos trataron súper bien en La Campiña, Santa María, en Huacho. Era chacra, adentro y teníamos que dormir en un cuarto en el que el tío nunca prendía la luz. Nos llevaba y nos decía ‘Échense ahí, no hay luz acá, por la chacra’. Le digo: ¿pero, tío, una vela aunque sea para ver dónde vamos a echarnos?

¿Acomódese ahí les dijo?

Compare’, qué raro que no quieran prender la luz, prendimos una vela y habían murciélagos, ahí en la chacra, con razón que no quería prender la luz.

¿Había candela allá?

Claro y nos regalaban de todo, yuca, cosas de la chacra. Lo llevaba a mi casa cada fin de semana, en mi casa éramos como 50, todos comíamos lo mismo. Quiero agradecer a mi tía ‘Tita’, que en paz descanse, porque ella preparaba esas ollas comunes para todos.

Todos unidos...

Lo que pasa es que yo perdí a mi mamá a los 4 años, mi viejo se hizo cargo de todos nosotros, ahí estaba mi tía, mi tía se encargó de nosotros y después se hizo cargo mi hermana la mayor.

La hermana mayor...

Mi hermana mayor es como mi mamá, entonces ella siempre nos trató bien, trabajaba mi hermano y después así empezó nuestra época y cada vez que alguien traía algo era para todos.

Situación complicada...

Era una infancia dura, a veces la gente no la entiende, los hijos tampoco la entienden.

Alex Magallanes en ‘La Fe de Cuto’: Su casi fichaje con Universitario, su anécdota con Navarro y sus inicios en San Agustín (Foto: Trome)
Alex Magallanes en ‘La Fe de Cuto’: Su casi fichaje con Universitario, su anécdota con Navarro y sus inicios en San Agustín (Foto: Trome)

SUS INICIOS EN EL FÚTBOL

¿Dónde jugabas?

En la liga de San Miguel jugaba bambeado con otro nombre porque ya estaba en San Agustín. Jugué en tercera y pasamos a segunda, tenía 14 o 15 años, y también iba a Huacho a jugar.

Por todos lados jugabas tú.

En San Miguel y sino me iba a Huacho asegurado.

Uno de tus primos es Miguel Magallanes.

Sí, el popular Pantro, lateral derecho, él jugó mucho tiempo en Municipal.

Qué buena su chapa.

Pantro de los Thundercats. Jajaja.

¿Cuéntame una anécdota?

Tengo una anécdota con César Charún cuando estábamos Estudiantes de Medicina, con Franco Navarro. Tú sabes cómo es Franco, es más difícil. A él lo conozco cuando llegó a Cristal, lo veo a Franco Navarro a quien solo lo había visto por televisión, el tío bacán, me quedé impresionado, no le quitaba la mirada.

Volviendo a Ica.

Estábamos en Estudiantes de Medicina y vivíamos en un hotel, en un cuarto César Charún, yo estaba en el medio del cuarto y en el tercer cuarto estaba Germán Carty. Había una piscina allá en Ica, entonces tú sabes que hay cábalas, el primer día jugamos el partido y perdimos, y Barrionuevo, que en paz descanse.

Vivían en un hotel

Así es. Nosotros entrenábamos los días miércoles doble horario y los jueves descansábamos en la mañana y por la tarde se entrenaba, se hacía partido de práctica. Un día miércoles llega Barrionuevo, lleva un vinito en la noche, tomamos el vinito y a dormir porque teníamos que entrenar al otro día y el domingo ganamos. El próximo miércoles Germán, César y Barrionuevo la volvemos a repetir.

Caballeros...

César dice yo pongo un vinito, yo un vinito y seguíamos ganando cada fecha y para eso Franco Navarro vivía en otro hotel. Un dia, no sé qué había pasado y el tío va al hotel donde vivíamos nosotros.

¡Problemas!

Seguíamos ganando y esperábamos a los miércoles, a las 9 de la noche, después de la cena, bien bacán esperando que la gente llegue y en eso llega Barrionuevo con un vino grande, una damajuana. Ya no lo pudimos tomar en la piscina, nos fuimos al cuarto de César Charún. Afuera era mucho roche.

Esa botella es grande...

De dos litros. No las tomamos y nos picó el diente y César dice dos cervecitas, era más o menos las 2:30. Dos más.

Para bajarla

La seguimos. Había un escándalo, bulla y en eso ya eran como las 3 de la madrugada y tocan la puerta, Franco Navarro. Germán se metió al baño, Barrionuevo se metió debajo de la cama y yo me metí en el ropero. Entró Franco Navarro y César dice ‘estoy durmiendo’.

Ya me imagino la cara de Franco Navarro

Franco va al baño y sale Germán Carty. Barrionuevo sale de debajo de la cama, faltaba uno pues. ¿Dónde está el Negro loco? Ya, caballero, salgo del ropero. Nos fuimos a jatear. Ese año casi campeonamos con Estudiantes de Medicina.

Alex Magallanes en ‘La Fe de Cuto’: Su casi fichaje con Universitario, su anécdota con Navarro y sus inicios en San Agustín (Foto: Trome)
Alex Magallanes en ‘La Fe de Cuto’: Su casi fichaje con Universitario, su anécdota con Navarro y sus inicios en San Agustín (Foto: Trome)

LA DURA INFANCIA DE ALEX MAGALLANES

¿Tú desde niño trabajabas con tu padre?

Hay una bonita historia ahí con mi viejo, él y mis hermanos trabajaban en construcción, en ese tiempo había para llenar techo. Era un trabajo duro, no había como ahora, todo era con lata, chapabas tu lata de aceite y cada vez que mi papá tenía un contrato, nos llevaba a trabajar. El problema es cuando hay que subir la tabla para un segundo o tercer piso.

LEE MÁS: Cuto escribe: Recuerdos de mi papá Domingo y un sueño que jamás se hizo realidad

Eso es horrible

Un día dije esta vaina no es para mí, me dijeron que tenía que trabajar, estaba mi hermano que me alentaba, pero a la tercera subida me paré y tiré la lata, esto no es para mí le dije a mi viejo y me fui.

Eso fue un antes y un después

Tiré la toalla, tenía que jugar al fútbol, ahí recién empecé a tomar en serio el fútbol, antes lo jugaba porque me gustaba para pasarla bien, después de esa chamba, el fútbol es lo mío, eso sucedió cuando 15 o 16 años.

El fútbol era tu salvación

Me aferre. El fútbol es mi única esperanza.

EL LADO FAMILIAR DE ALEX MAGALLANES

‘Maga’ tienes cinco hijos, pero te acuerdas de sus nombres o es como de tus primos que solo lo recuerdas por sus chapas, Pajarito, Coco…

De ellos si me acuerdo ya que mi esposa me lo hace recordar siempre. Jajaja. Ellos son Luis, Martín, Piero, Mariano y Mateo, que tiene 13 años y ya está de tu tamaño.

Debutas en la profesional con San Agustín

Como te decía llegué de mi barrio a San Agustín y el tío Mendoza, nunca me voy a olvidar del señor Mendoza, un saludo a mi tío que tanto me ayudo. Ahí tengo una anécdota en San Agustín ya que el ‘Cholo’ Castillo me quería llevar a Alianza Lima.

¿Cómo fue eso?

El ‘Cholo’ Castillo nos dice que hacen ustedes ahí en ese equipo de blancos. Voy entonces donde el señor Mendoza y le digo que me están llamando los de Alianza Lima y me dice no vayas a Alianza son argolleros, pero el ‘Cholo’ Castillo me está diciendo que hago yo en un equipo de blancos, pero al final nos quedamos. El tío Mendoza nos trataba súper bien, nos quedamos gracias al tío, me quede ahí en San Agustín, empecé debuté contra Alianza me acuerdo entre en el segundo tiempo. El técnico era Carlos Daniel Jurado.

¿Qué hiciste con tu primer sueldo?

No fue mucho de San Agustín, pero con eso invité a comer y compre para la casa. Pero cuando llegué a Cristal si compré ropa para todos saqué mi chacha vamos a pasar la Navidad bien como debe ser se fue el billete se fue, pero así pero para todos compré.

¿Qué pasó con Germán con Muñoz?

Con el ‘Pulgoso’ Muñoz, lo que pasa yo estaba en San Agustín y él llega a préstamo de la ‘U’ a San Agustín y el ‘Chino’ Pereda también. Entonces ahí hicimos una amistad con Germán, bien bacán. Germán me dice para llevarme a la ‘U’, ya que en San Agustín me debían 3 meses.

LA VERDAD DETRÁS DE SU FICHAJE CON CRISTAL

Por eso te vas a la ‘U’...

Antes de eso me llegué a juntar con la gente de Alianza Lima, con Micky Rospigliosi y con Ronaldo ‘Gato’ Sánchez, ya había pasado eso que te conté del ‘Cholo’ Castillo que me querían pero al final no voy, entonces cuando yo debuto en San Agustín y me va bien, Alianza Lima me quería.

¿Qué pasó?

Los de Alianza Lima me estaban esperando con un buffet, nos pusimos a conversar y me dicen te queremos llevar a Alianza Lima, les digo que quiero ir, pero yo quiero mi casa porque yo vivía en mi barrio, no había baño y el dirigente Rolando Sánchez me dice no, a los negritos de Alianza no les damos casa. Ahí quedó el tema y seguí en San Agustín y ahí viene la propuesta de Germán Muñoz.

¿Cómo fue la reunión con la ‘U’?

Con la ‘U’ me reúno y me siento con Jorge Nicolini, todo un caballero, mis respetos. ¿Qué quieres?, me dice don Jorge. ‘Yo quiero mi casa’, respondo y me dicen ‘vas a tener tu casa, vas a tener un contrato por dos años’.

Llegaste a arreglar con la ‘U’

Firmamos todo por dos años con la ‘U’, pero tenía que negociar el tema de San Agustín para poder quedar libre, pero no se pudo llegar a un acuerdo.

¿Luego que sucedió?

Aparece Cristal. En un momento, el tío Segundo Cruz, que había jugaba en Cristal, me recomendó que si me llamaban de Cristal, me para allá. Entonces cuando me llamaron, me acordé de esa recomendación.

Y se dio...

Me llamó Luiggi de Gregori y me dice que Juan Carlos Oblitas quiere hablar contigo. Me acordé del tío Segundo que me dijo no vayas ni a la ‘U’ ni Alianza Lima sino a Cristal. Me llevaron a la casa de Oblitas, bonita la casa del ‘Ciego’, desde ahí me quedé enamorado de su jato. Me dijo que me quería en el equipo ya que Pablo Zegarra se iba a España.

¿Qué hiciste?

Acá viene un tema con el señor Nicolini, entonces fui a hablar con Nicolini y también estaba el otro dirigente Montoya y les conté que había hablado con Juan Carlos para ir a Cristal. Don Jorge me dijo que no hay problema y que devuelva lo que me habían dado y me podía ir a Cristal. Pero el dirigente Montoya se opuso, no me quería dejar ir. ‘Te vas a arrepentir’, me dijo.

Una anécdota.

Con el tío Dueña cuando estábamos San Agustín, jugaba sus cartas, tomaba su café y yo estaba ahí, presto para comprar algo ante cualquier mandado. Un día me pide su café, se lo traigo, luego me toca y dice: ‘Sobrino, Celia Cruz’, me dice así, Yo digo: ‘¿Celia Cruz?’. Tío, disculpa, no te entiendo. ‘¡Azúcar, pues, sobrino!’. Me sentí el hombre más tonto, el chibolo más tonto. Jajaja.

¿Cómo fue tu primer día de entrenamiento en Cristal?

En el primer día de entrenamiento en Cristal me regresé a mi casa. Luego me fueron a buscar los de Cristal a mi casa. Al otro día tuve que regresar al entrenamiento.

¿Cómo fue ese día?

Me llamó Juan Carlos, me hizo entrar al camerino Y me dijo ¿qué pasó? Y me dice tremendo negrazo, asustado me habló así, tremendo negrazo y huev... Jajaja. Te da confianza el tío.

TE PUEDE INTERESAR.