Cuto Guadalupe se despide de Alemania y revela que se quebró con sus amigos por no ver a su hijo. (Foto: GEC)
Cuto Guadalupe se despide de Alemania y revela que se quebró con sus amigos por no ver a su hijo. (Foto: GEC)

escribe sobre su viaje a Europa y sobre su hijo Elías, al que no pudo ver. Dicen que las despedidas son tristes, pero no creo que siempre sean tan dolorosas como la que me tocó vivir en mi último viaje. La vida es así, cada uno carga su propia cruz, mientras tanto, el camino continúa y hay que seguir luchando para que ese peso sea más llevadero hasta lograr que ese dolor se convierta en paz espiritual. Seguiré trabajando para conseguir ese encuentro con mi hijo Elías, postergado por ese azar de la vida, que por ahora me impide tener ese pedazo de corazón para sentirme completo.

LEE MÁS: Cuto escribe: “Regresé a Malinas después de 19 años y así me recibieron” [VIDEO]

Mientras tanto, tengo que reír, bailar y ponerle la mejor cara al mundo mientras mi corazón llora por dentro. Y la vida es así, nunca fue fácil para mí y lo afronto con fe sabiendo que los tiempos de Dios son perfectos.

Los amigos se juntan y comienzan a despedirse. En Hamburgo, Oswaldo ‘Polvorita’ Carrión y su hermano Christian ‘Zambo’ Carrión nos llevan para almorzar en el puerto de la ciudad. Para esa cita se sumaron Jonathan Palomino, nuestro traductor en Bremen, su hermana Meilly y sus padres Richard y Helma, peruanos que radican hace más de 30 años en Alemania. Luego conocemos el puerto y, mientras hacemos el recorrido por la zona turística, nos cuentan su historia de vida.

Cuto Guadalupe escribe sobre su viaje a Europa y la despedida que le dieron sus amigos antes de retornar al Perú.
Cuto Guadalupe escribe sobre su viaje a Europa y la despedida que le dieron sus amigos antes de retornar al Perú.

LA DESPEDIDA DE ALEMANIA CON ‘POLVORITA’ CARRIÓN

Polvorita’ Carrión y su mancha: su hermano Christian, Diego ‘El Gato’ Castillo y Marjan ‘Barcos’, natural de Macedonia y que aprendió a hablar el español viendo novelas como Pasión de Gavilanes, nos despiden con ese cariño inolvidable. Carrión, él excrema, es un europeo más pues tiene bien marcada la disciplina y la puntualidad. Es capaz de marcarte la hora exacta que te recogerá y la hora que volverá por ti. “Muchachos, esto es Europa, es Alemania”, nos dice para siempre estar puntuales. Nuestro paso por Alemania fue espectacular. Algo me dice que pronto nos volveremos a ver.

En Bélgica no fue la excepción. Mis amigos se juntaron para brindarme un almuerzo de despedida. Mi entrañable amigo Carlos Reyna nos recoge para ir al punto de concentración donde se preparó unos ricos choritos a la chalaca y de fondo un sudado de pescado. Desde luego que salió espectacular, para chuparse los dedos.

Cuto Guadalupe escribe sobre su viaje a Europa y la despedida que le dieron sus amigos antes de retornar al Perú.
Cuto Guadalupe escribe sobre su viaje a Europa y la despedida que le dieron sus amigos antes de retornar al Perú.

Luego del almuerzo la sobremesa se hace ameno, por supuestos, la conversa es bien acompañado por unas ricas cervezas belgas. Carlos, Sergio, Fernando, Iván, el ‘Comanche’ y ‘Willy’ me hacen el día placentero pero, en un momento, este moreno grande de un metro 96, fuerte, se quiebra ante la vista de sus amigos por no haber podido tener la oportunidad de ver a su hijo Elías. Mis amigos son testigos de ese momento y me calman brindándome con sus abrazos ese calor para sopesar el momento. Así nos despedimos de Amberes.

LEE MÁS: Piero Alva en ‘La Fe de Cuto’: fue surfista antes del fútbol, su pase a la U y cuando enfrentó a un árbitro

LA DESPEDIDA DE CUTO EN BÉLGICA

En nuestro último día en Bélgica, mi hermano de la vida Carlos Reyna nos lleva hasta Bruselas para quedar cerca al aeropuerto para nuestro regreso a nuestro país. Ahí nos encontramos con el doctor Miguel Trelles, un prestigioso médico y, sobre todo, un gran ser humano que se presenta en las conferencias que dicta por el mundo como el médico belga de origen peruano.

Ya no hay tiempo para más, pero antes de subir al avión, me hago la promesa a mí que volveré más pronto de lo que imaginan y las veces que sean necesarias para tener ese encuentro soñado con mi hijo Elías.

A todos, eternamente agradecido.

Cuto Guadalupe escribe sobre su viaje a Europa y la despedida que le dieron sus amigos antes de retornar al Perú.
Cuto Guadalupe escribe sobre su viaje a Europa y la despedida que le dieron sus amigos antes de retornar al Perú.

TE PUEDE INTERESAR.