Luis 'Cuto' Guadalupe cuenta la historia de su padre. Un relato duro, pero necesario. En la foto, a la derecha, la imagen de su papá Domingo.
Luis 'Cuto' Guadalupe cuenta la historia de su padre. Un relato duro, pero necesario. En la foto, a la derecha, la imagen de su papá Domingo.

¡Mi gente de ! ¿Ya vieron el programa con el gran ? No sean soberbios, tiene harto aguadito. Pero vamos con mi nueva columna semana. Hoy contaré la historia de mi relación con mi papá, tal vez el relato más íntimo que he publicado aquí.

Lo confieso, no es fácil. Abriré mi corazón sobre un tema que me marcó para siempre.

TE VA A INTERESAR | Rinaldo Cruzado vivió ‘infierno’ con Comizzo: “Estaba celoso porque ganaba más que él”

Se llamaba Domingo Guadalupe Montalván, pero para la familia y los amigos era conocido como ‘Mingo’. Un relato, unas palabras para mi viejo que ya no está con nosotros.

Escribiéndolos o hablándolos. Alguna vez me dijeron que esas son las mejores formas de hacer ligeros los temas más pesados que uno lleva en la vida. A lo largo de mis columnas en Trome lo he comprobado. Es así. Es duro, pero aquí voy.

A la luz de los hechos, y cuando reflexiono sobre mi vida, siempre llego a la conclusión de que estoy en una película. Aunque, meditando más a fondo el tema, mi caso viene a ser lo que muchos hijos en el Perú hemos vivido en nuestra infancia. Sí, algo que podría salir en TV con el título de “casos de la vida real”.

Porque, seamos sinceros, hay un buen número de hijos que nos hemos quedado con preguntas sin respuestas. No se trata de juzgar a papá, pero hasta ahora no encuentro respuestas. Es más, nunca tuve la tan deseada, soñada, oportunidad de podérselas hacer.

EL ORIGEN DEL NOMBRE DE ‘QUEMBOL’, UN HOMENAJE A MI PAPÁ

Pocas veces he hablado de mi viejo. Es que, para serles sincero, lo gocé muy poco. Apenas hasta los cinco años, cuando era un guagüita. Aun así, pese a mi corta edad, tengo algunos recuerdos de esos momentos.

Soy el último de siete hermanos de padre y madre. Mi niñez transcurría entre el juego y las travesuras, recorriendo mi barrio de . Pero hay otro momento cumbre que lo recuerdo con mucha nostalgia: cuando llegaba mi papá en su tráiler , que en su castellano o forma de hablar para él era Quembol.

TE VA A INTERESAR | Erick Osores responde a Paolo Guerrero con ‘dardo’ sobre Claudio Pizarro [VIDEO]

Sí, por eso a mi hermano mayor le ponen la chapa de Quembol. Es más, mi hermano mayor Domingo le puso , al que pronto veremos jugando la .

Quembol Guadalupe y el origen de su nombre. Una historia familiar que narra Luis 'Cuto' Guadalupe, su popular tío.
Quembol Guadalupe y el origen de su nombre. Una historia familiar que narra Luis 'Cuto' Guadalupe, su popular tío.

Volviendo al relato, sabía o me enteraba de su llegada porque mi papá tocaba el claxon. Era la señal que anunciaba su presencia y eso me permitía correr al tráiler para trepar y jugar con mi mancha, mis amigos.

Qué nostalgia, caray. Lo recuerdo como si fuese ayer. Nosotros hacíamos desbarajuste y medio en el camión trepando y jugando por largas horas sobre la carrocería.

TE VA A INTERESAR | Sporting Cristal: Romina Antoniazzi aclara video viral que se filtró en redes

Mi papá era chofer y su presencia en casa se daba cada cierto tiempo. Otra de las pocas cosas que recuerdo es que él le pedía a mi mamá Prince que le calentara el ceviche en el sartén. Así como lo leen. Le gustaba el ceviche caliente.

‘MINGO’ GUADALUPE, CON GUAYABERA Y ELEGANCIA

También tengo presente cuando mi viejo le pedía a mi mamá que yo no debería dormir en la cama con ella. “Él ya está grande”, le escuchaba decir entre renegando y llamando la atención.

Yo era el último de siete hermanos, era el conchito, el engreído de mamá. En nuestro humilde hogar pudo haber faltado una cosa u otra, pero siempre sobró amor para los hijos.

MÁS HISTORIAS DE FUTBOLISTAS | Jean Ferrari y el papelón que hizo vivir a ‘Chemo’ con entrenador de Real Madrid

Otra imagen que tengo de mi papá es que era un hombre elegante. Vestía camisa guayabera, pañuelo y un sombrero que lo hacían ver un moreno elegante por donde fuera.

De pronto, de un momento a otro, un día dejó de ir a casa. Así, sin más.

Sobre su ausencia solo escuchaba rumores y versiones de mis hermanos mayores y de los familiares más cercanos. Claro, yo no era tomado en cuenta para esas conversaciones, tenía entre cinco y seis añitos. No iba a entender, pensaban los más grandes.

SIEMPRE SOÑÉ CON QUE MI PAPÁ VUELVA A CASA

Lo que ellos no sabían es que yo soñaba con ver de vuelta a papá en casa todos los días. No exagero. Siempre hubo en mí una esperanza, una mucho mayor que la de voltear un partido de fútbol a último minuto, por ejemplo.

Sí, mi gente. Ese fue mi más grande sueño de niño, de Cutito. Volver a escuchar el estruendoso bocinazo del Kenworth, del Quembol, que anunciaba su llegada. Pero no. Solo eran sueños.

LEE MÁS: Cuto Guadalupe jugó partido con papá de ‘Foquita’: Goles, bronca y cantan ‘Mi bebito fiu fiu’

También, en muchas oportunidades, iba con mi amigo Iván al óvalo Obelisco para esperarlo. Pasaba horas mirando atentamente a los camiones que circulaban por la zona. Deseaba con todo mi corazón que en uno de ellos llegara papá. No obstante, eso nunca sucedió.

El tema de la ausencia de mi padre se volvió tabú, por lo menos para mí. Sólo escuchaba los cuchicheos, rumores de mis familiares, pero a mí no me decían nada. Y, en medio de esos rumores, seguí creciendo.

Uno era niño y estaba “con las antenas bien paradas”, como dicen los padres. No había una explicación, pero el rumor era que se había ido con otra mujer y que vivía por Comas.

UNA MÁS | ‘Cóndor’ Mendoza y el verdadero motivo por el cual no cantó el himno nacional en partido de Perú

A mí nadie me dio una explicación, nada. Nunca supe el porqué de la ausencia de mi papá. El tiempo transcurrió y nunca más lo volví a ver en mi casa. Mi ilusión de abrazarlo, disfrutar de su presencia y jugar en ese camión se fue diluyendo conforme seguí creciendo.

Esta historia continuará, mi gente. NMás allá del tema difícil que me ha tocado esta semana, jamás olviden de que . Nos vemos el próximo lunes.

MÁS HISTORIAS Y NOTICIAS DE FUTBOLISTAS