Cuto Guadalupe volvió a remodelado estadio de Malinas (Foto: José Lara)
Cuto Guadalupe volvió a remodelado estadio de Malinas (Foto: José Lara)

Un nuevo día empieza en la ciudad de Amberes, Bélgica. El comienzo del día es despejado con brillo solar, luego de varios días de lluvia. Apuramos con el desayuno ya que mi amigo, Carlos Reyna, vendrá por nosotros para ir a dar una vuelta, pero será una visita muy especial para mí. Por lo general nos cuesta despertar temprano, el famoso Jet lag (síndrome del cambio horario), nos pasa factura. No pegamos los ojos hasta las 3 de la mañana de Europa, cuando en Perú son las 8 de la noche.

MIRA TAMBIÉN: Cuto escribe sobre Claudio Pizarro desde Alemania: “La despedida que todo futbolista sueña”

El ‘Huachano’, José Lara, acelera el paso fiel a su estilo, desesperado por llegar siempre temprano o estar listo a la hora indicada. Un desayuno ligero, su yogurt, su café con panes y embutidos que el buen amigo Carlos Sergio Lachira, el ‘Chosicano’ de cariño, nos dejó servido antes de partir a su trabajo.

Carlos Reyna nos recoge y empezamos nuestro recorrido rumbo a la ciudad de Mechelen, con el objetivo de visitar al Club Malinas que me dio la oportunidad de jugar en el fútbol belga. Conforme avanzamos los recuerdos me invaden y me remonto a esos años.

Cuto Guadalupe cuenta su experiencia regresando a Malinas (Video: Trome)
Cuto Guadalupe cuenta su experiencia regresando a Malinas (Video: Trome)

Llegué con Chemo y viví muchas situaciones que después contaré

Al club llegué en la temporada 2000 junto con Chemo Del Solar y me fui en mayo del 2003, fue la temporada más larga que estuve fuera de mi país. Ahí viví muchas situaciones que ya más adelante las contaré. Pero ahora, era la oportunidad de poder visitar el estadio del ´equipo del pueblo’, así se le denomina acá a Club Malinas.

Cuto Guadalupe es recordado por hinchas de Malinas (Foto: José Lara)
Cuto Guadalupe es recordado por hinchas de Malinas (Foto: José Lara)

A la llegada al estadio me recibe el peruano Grimaldo Cuadros, es una eminencia acá, él vive en Mechelen hace 42 años. Me recibió en el 2000 y ahora, después de 19 años, me vuelve a recibir y me hace recorrer cada rincón del estadio y de la ciudad que ahora se ha vuelto más turísticas.

Recorrer el estadio me trajo miles de recuerdos y, por supuesto, nostalgia. Sobre ese escenario donde pasé del llanto a la alegría, del sufrimiento a la algarabía y de la angustia a un nuevo comienzo en mi vida. Contemple la cancha y cada rincón del coloso. Del complejo que yo conocí ya no queda nada, ahora es un nuevo escenario, totalmente renovado, pero ahí en ese césped tuve que luchar y levantarme para imponerme.

“Sembraron dudas que me vendieron con video de Esidio”

Acá el invierno es muy fuerte y agresivo, no más que la soledad y estar lejos de la familia, pero a todo eso me sobrepuse gracias al cariño y a la acogida de muchos amigos que me facilitaron la adaptación. La vida fue difícil en esos tres años, pero no olvidaré que cuando regresé a Lima sembraron dudas sobre mi transferencia al club belga, cuando ´amigos´ insinuaron que me habían transferido con un video del goleador brasileño Eduardo Esidio.

Guadalupe fue recibido por peruanos que viven en Malinas (Foto: José Lara)
Guadalupe fue recibido por peruanos que viven en Malinas (Foto: José Lara)

Algo tan descabellado, pero en nuestro país cada rumor o chisme es tomado como verdad. Lo cierto es que me contrataron como defensa, así venía jugando en los últimos años, y no como delantero para esos mal pensados, por eso seguí con mi carrera.

MIRA TAMBIÉN: Cuto, desde Bélgica, recuerda su paso por el fútbol europeo: “Me costó muchas lágrimas”

A mediados de 2003, acabó mi contrato y tuve que tomar una decisión muy radical, situación que lo contaré próximamente, pero el Club Malinas entró en una situación caótica en el plano económico y decido irme. Pegue la vuelta a Perú. Aquí el club sufrió malos manejos y como castigo cayó hasta la tercera división.

Cuto Guadalupe recordó sus mejores momentos Malinas (Foto: José Lara)
Cuto Guadalupe recordó sus mejores momentos Malinas (Foto: José Lara)

“Familias con 2 euros sacaron de la quiebra a Malinas”

Quebrado y sumido en su peor situación económica, los socios realizaron una colecta entre la comunidad. Cada familia de la ciudad colaboró con 2 euros en el 2018 para reflotar al ‘club del pueblo’, y se logró que recupere la categoría. Ahora están peleando para mantenerse en la liga profesional. Me dio gusto haber vuelto por estos lares de visita recorriendo los pasos de mi pasado para tomar impulso y seguir creciendo.

Uno no puede olvidar lo recorrido. Me emocioné mucho volver por Mechelen y encontrarlo renovado y yo reinventado o renovado en otra faceta. Siempre es bueno regresar por el lugar donde uno transitó para no olvidar su pasado

TE PUEDE INTERESAR