Julinho no hizo caso a cosejo y fue borrado de Cristal por 'Chiqui' García (Foto: GEC)
Julinho no hizo caso a cosejo y fue borrado de Cristal por 'Chiqui' García (Foto: GEC)

Al han llegado y siguen llegando entrenadores sin cartel y algunos con manías muy extrañas. Uno de esos ‘profes’ fue Luis Augusto García, conocido por todos como el ‘Chiqui’. A diferencia de muchos ‘Parrillleros’ de hoy, el colombiano llegó a precedido de títulos, pero sus costumbres extrañas ‘puso de cabeza’ La Florida y casi acaba con la carrera de

MIRA TAMBIÉN : Julinho y la broma más cruel que sufrió el día de su nacionalización

La mala campaña en la Copa Libertadores del 98 derivó en el despido del chileno Miguel Ángel Arrué. La directiva cervecera entendía que necesitaba de alguien que devuelva la ilusión a los hinchas y decidió darle el cargo a un experimentado como Luis Augusto “el Chiqui” García. El colombiano llegaba con el aval de algunos títulos en su país y también con una sombra que nunca aclaró, dos campeonatos ganados con Millonarios (87,88) con ayudas arbitrales y un supuesto apoyo de narcodólares entregados por Gonzalo Rodríguez, un accionista del club.

En el Rímac, pasaron por alto estos antecedentes del pasado del técnico, sólo querían volver a ser protagonistas, pero sí se sorprendieron con las exigencias del ‘Chiqui’. La primera fue de las más extrañas que se recuerden en La Florida. El técnico pidió que sus comidas sean preparadas por un mismo cocinero y que este pruebe delante suyo cada potaje antes de servirlo.

Luis 'Chiqui' García también tuvo probelmas con Amoako (Foto: @extremoceleste)
Luis 'Chiqui' García también tuvo probelmas con Amoako (Foto: @extremoceleste)

Sporting Cristal: DT desconfiaba hasta de su sombra

Conforme pasaron los días, el ‘Chiqui’ fue a más. En las concentraciones de Sporting Cristal, el café sólo se lo podía servir un empleado y el colombiano exigía saber todo de él. Su dirección, donde trabajó anteriormente y a quienes frecuentaba. Estaba claro que el ‘profe’ no confiaba ni en su sombra. Quién sabe a qué se habría enfrentado en Colombia.

Con los jugadores la relación siempre fue correcta, menos con uno: Julinho. El brasileño nacionalizado peruano, era ídolo de la hinchada celeste y una de las figuras del equipo, pero cometió el “error” de mostrarse amigo del empleado de confianza del ‘Chiqui’. Un jugador extranjero que conocía al DT le había comentado a ‘Julius’ que no se muestre ‘tan cercano’ con el trabajador porque el técnico era “Podrido”, pero el brasileño ignoró el consejo y prefirió seguir en la chacota.

Julinho pago precio de ser ídolo para los hinchas (Foto: GEC)
Julinho pago precio de ser ídolo para los hinchas (Foto: GEC)
MIRA ADEMAS : Julinho y el día que se agarró a puñetes con el ‘Cóndor’ Mendoza en Sporting Cristal

De un momento a otro, el ‘Chiqui’ García pensó que jugador y trabajador ‘maquinaban’ algo contra él y más luego de un partido en el que al ‘ex narizón’ no le salió nada en la cancha. El colombiano pensó que el jugador había fallado a propósito y le estaba haciendo la ‘camita’. El DT se rayó y tomó medidas drásticas.

Delantero de Sporting Cristal no escuchó consejo y comió banca casi un año (Foto: GEC)
Delantero de Sporting Cristal no escuchó consejo y comió banca casi un año (Foto: GEC)

Julinho sufrió el delirio del ‘Chiqui’ García

Después de ese partido el técnico ‘borró’ a Julinho del equipo y al empleado, a pesar de conocerlo tiempo, lo mandó a botar del club. En lo futbolístico las cosas no le fueron bien al cafetero. En el Apertura los cerveceros terminaron terceros y en el Clausura, antes que lo saquen, el veterano renunció tras una derrota 2-1 con Deportivo Municipal, que era colero del torneo. El colombiano no se hizo problemas cobró todo lo estipulado en su contrato y se fue como si nada hubiese pasado. Eso sí, el que más celebró su salida fue Julinho.

¿Quién es Julinho?

Julio César de Andrade Moura, ‘Julinho’, nació en Salvador de Bahía, Brasil un 31 de octubre de 1965). El delantero que jugó en Flamengo y Fortaleza en el Brasileirao, llegó al Perú para defender las sedas de Defensor Lima y su talento con el balón hizo que fuera fichado por Sporting Cristal, donde jugó doce temporadas formando parte del equipo histórico que fue subcampeón de la Copa Libertadores 1997. Tras su carrera como futbolista fue coanimador de televisión y hoy se desempeña como entrenador y comentarista deportivo..

TE PUEDE INTERESAR