Defensa lo pasó mal en sus inicios porque los estudios no eran lo suyo.
Defensa lo pasó mal en sus inicios porque los estudios no eran lo suyo.

Casi siempre, los libros no van de la mano de los futbolistas. Estrellas como Messi, Pelé, Zidane y Cristiano Ronaldo, entre otros, no terminaron una carrera académica, simplemente porque los números y las letras no les entraban en la cabeza. Para ellos el curso favorito era el recreo. Uno de ellos es el lateral de la que acaba de ser fichado por de los Países Bajos.

MIRA: Marcos López: Este es el ‘jugoso’ contrato y salario del nuevo jugador del Feyenoord

NADA CON LOS ESTUDIOS

Hace apenas ocho años jugaba en las canchas de Puruchuco con los menores de la San Martín y desde ya se notaba que tenía calidad. Pero tenía un problema: No le iba bien en los estudios. El chalaco la rompía, sin embargo su Vía Crucis empezó cuando el club lo matriculó en un colegio para terminar la secundaria. Como los santos tenían un convenio con un centro de estudios que quedaba frente a la Universidad de Lima, porque el dueño tenía a su hijo en una categoría, decidieron que López culmine ahí sus estudios.

Marcos López destacó en la San Martín y luego pasó a Sporting Cristal
Marcos López destacó en la San Martín y luego pasó a Sporting Cristal

El rendimiento deportivo no iba de la mano con el escolar y de eso se enteró el jefe de menores del club que le dijo al defensa: “Primero son las buenas notas y luego buenos futbolistas”. El jugador fue perdiendo presencia en su categoría a pesar de sus condiciones y quienes compartieron equipo con él, aseguran que por este motivo estuvo a punto de dejar el club.

‘CHEMO’ APARECE EN ESCENA

Pero el destino caprichoso, incierto y casual le reservó un día especial. José del Solar, técnico de la San Martín, tenía por costumbre invitar a los mejores juveniles del club para que entrenen con los mayores y entre ellos estaba Marcos López. El marcador la rompió. Subió por su banda las veces que quiso y llenó los ojos a ‘Chemo’. “A ese chico lo tenemos que traer con nosotros”, le dijo el DT a su asistente que lo acompañaba en aquel momento.

Pasaron unos días y ‘Chemo’ le preguntó a su ayudante por qué Marcos López no iba a entrenar con el plantel de Primera si le había gustado. Le explicaron que el jefe de menores no lo dejaba salir de su categoría, porque el chico no iba bien en el colegio y que cualquier cosa lo debían conversar con él. José del Solar se reunió con el directivo y le dijo: “¿Qué pasa con el chico? Tiene condiciones, quiero ver cómo responde con los grandes”. El dirigente le respondió: “Nadie discute que juega bien, pero ¿sabías que tiene diez cursos jalados en el colegio? Por eso no lo podemos dejar jugar con los mayores. Si mejora sus notas, te lo mando”, sentenció el responsable de los menores.

‘Chemo’ no se quedó tranquilo, le había visto algo al jugador, su ojo clínico no le mentía, sabía que el chiquillo era un crack en potencia, así que fue a la gerencia del club a buscar una fórmula para ayudar al muchacho. El gerente del club Álvaro Barco entendió a su entrenador, pero le hizo ver que no podía desautorizar a las autoridades de menores.

DEL SOLAR PIDE QUE LO SUBAN AL PRIMER EQUIPO

“¿Cómo vamos a perder a un chico por malas notas?”, insistió Del Solar . Fue en ese momento que su asistente le comentó a su jefe: “¿Y si lo subimos a Primera de frente?”. A ‘Chemo’ le brillaron los ojos: “¡Esa es!”. Inmediatamente le pidió al gerente deportivo que le hiciera contrato a López. “¿Lo ves tan bueno como para hacerle un contrato siendo tan chico?”, comentó Barco. “Ese muchacho llegará a la selección, ya verás no nos vamos a equivocar con él”, respondió el DT.

A los pocos días Marcos López empezó a entrenar con el primer equipo. Del Solar le puso como tutor a uno de sus ayudantes y le dijo lo que esperaba de él: “Te veo condiciones, así que está en ti llegar, juega y también estudia que este ‘profe’ te ayudará con eso”. Desde ese día el asistente técnico de ‘Chemo’ empezó a revisar los cursos en los que flaqueaba el muchacho y lo tenía seco haciéndolo estudiar. Con 16 años, el lateral debutó y con pocos partidos demostró que no se habían equivocado con él y Cristal compró su pase.

MIRA: Marcos López y sus reacciones al enterarse del interés de Feyenoord: “Casi lloro y no pude dormir”

Los compañeros bromeaban con él y decían que no quería seguir en Santa Anita, porque pensaba que después que terminara el colegio lo iban a matricular en la universidad para que siga una carrera y eso no iba con él. Hoy, el tiempo le dio la razón a ‘Chemo’. Marcos López es una realidad, alternativa para la banda izquierda de la selección y está en el fútbol europeo.

MÁS NOTICIAS E HISTORIAS DE FUTBOLISTAS