Luis ‘Pompo’ Cordero se confiesa en La Ruta de Fe de Cuto Guadalupe y muestra su lado más personal. (Foto: Giancarlo Ávila)
Luis ‘Pompo’ Cordero se confiesa en La Ruta de Fe de Cuto Guadalupe y muestra su lado más personal. (Foto: Giancarlo Ávila)

¡Cómo está mi gente hermosa de seguimos bendecidos, pero como no esperamos que las noticias nos toquen la puerta, hicimos las maletas y nos lanzamos en una gira por el norte del Perú y nuestra primera parada fue Trujillo y aquí nos encontramos con mi tocayo, amigo y un gran personaje: que hasta ahora me debe una visita a mi restaurante ‘Cuto 16′.

Más información: Luis Cordero en ‘La Fe de Cuto’: Cómo pasó a ser ‘Pompo’ y dejó su chapa de ‘Care Vaca’

En esta segunda parte de la entrevista nos encontraremos con un ‘Pompo’ reflexivo, que da consejos, pero también con el exfutbolista ‘chacotero’ y que tuvo tremendas ‘joyas’ de compañeros en los equipos de provincia. Y claro, las anécdotas con conocidos y peculiares entrenadores.

Sin más preámbulo mi gente, y con un clima espectacular en esta ciudad, les dejo el final de la charla con el ‘Pompo’ Cordero que trae eso que tanto les gusta y les aloca, el ‘Aguadito’ para que lo disfruten. Y saben, no importa en cuál parte del Perú estemos: La Fe es lo más lindo de la vida.

¿Cómo fue evolucionando tu perfil de jugador?

Yo intentaba defender a mis compañeros, tal como hacías tú y los otros en Universitario. Pero al final las cosas no salieron bien y cuando yo me iba de un club, todos decían que Cordero no se quedó por problemático. No me arrepiento, peleaba lo justo, pero hay gente en el fútbol que evita problemas y sigue allí, les renuevan contrato, pero eso no era lo mío.

‘Pompo’, luego llegas a Huaral

En Huaral me encontré con una ‘banda’: Roberto Valenzuela, ‘Kukin’ Flores, Roberto Martínez Troncoso, el ‘Loco’ Martínez. Yo me sentía ‘santo’ allí. El entrenador era Roberto Arrelucea que un día tuvo un choque con ‘Kukín’.

¿Qué pasó?

Lo que sucede es que lo mandó a Carlos a jugar un amistoso con los chicos y él no fue. Luego va a entrenar, se sienta y Arrelucea le dice “¿Porqué no ha ido al amistoso?”, y ‘Kukín’ responde que ya había hablado con la directiva. El entrenador le dijo que no trabajaría y la bronca siguió. Arrelucea se fue a quejar con los dirigentes y les dijo “O él o yo”. ‘Kukín’ arrancó el domingo jajajaja.

Eran bravos esos compadres

Claro, ‘Kukín’ no entrenaba lunes, martes y miércoles y recién el jueves practicaba, pero el domingo era figura. Yo le preguntaba cómo hacía porque era impresionante. Otro era Valenzuela, no venía una semana a la práctica y decía que no lo dejaban salir de su casa jajajaja, una ‘bala’ era.

A Huaral llega ‘Pedrito’ Ruiz

Un maestro. Recuerdo que los mediocampistas titulares éramos Marco Salinas, Robert León, ‘Kukín’ y yo. Cuando ‘Pedrito’ daba la charla técnica dibujaba una caja de cerveza en la volante para resumir nuestros apellidos jajajajaj, la gente se mataba de risa. También en ese equipo estaba ‘Gullit’ Reyes, el delantero. Un día falla un penal en Huaral contra Cristal y en la siguiente charla el profe tenía que poner quién iba a patear los penales. Agarra y escribe ‘Gullit’ Reyes, nosotros dijimos buena le está dando la confianza, pero luego se para y pone al costado “no lo dejen patear” jajajaja.

Luis ‘Pompo’ Cordero se confiesa en La Ruta de Fe de Cuto Guadalupe y muestra su lado más personal. (Foto: Giancarlo Ávila)
Luis ‘Pompo’ Cordero se confiesa en La Ruta de Fe de Cuto Guadalupe y muestra su lado más personal. (Foto: Giancarlo Ávila)

También tuviste a ‘Chalaca’ Gonzales como entrenador en Huaral

Teníamos buen equipo, estaba John Hinostroza, Ryan Salazar, la ‘Araña’ Rivera en el arco. Cuando íbamos a jugar a altura, ‘Chalaca’ nos metía trago y decía que íbamos a salir empilados jajaja. ‘Chalaca’ era como un padre, es que sabía lo que pasábamos los futbolistas. Una vez jugábamos con Cienciano en Cusco y la ‘U’ nos daba 20 mil dólares para sacar el empate. Cuando llegamos a la ‘Ciudad Imperial’ la gente nos gritaba ‘vendidos’ y nos arrojaba monedas y ‘Chalaca’ abrió la mano y ‘chapó' todo. Al final me fui de Huaral porque no me pagaba.

Regresas a Universitario en el 2004

Volvimos cuando regresó Alfredo Gonzales. También tu pegaste la vuelta, pero no nos fue tan bien. Lo bueno es que Alfredo pensó en nosotros en aquel momento. Valoró lo que habíamos sido y siempre nos protegió.

Allí empieza un momento complicado

Me quedo un año y medio sin jugar. Empecé a ir a Comas, Collique, a estafar. Me caía mi ‘candela’ por jugar los sábados tenía 26 años y me ponía a pensar en qué iba a pasar, felizmente no me agarró más tarde eso, porque sino no tenía reacción y pude levantarme. Tenía a mi hijo, a mi hija, y dije “no, hasta aquí”. Lo llamé a ‘Ricky’ Caldas que es mi gran amigo y le dije que hable con Richard (Acuña) para irme a César Vallejo. No pasaron ni diez minutos y me llama Richard para decirme si quería ir y listo. Ya tenía plata en mi cuenta y ya me dio sed ahorita jajajaja.

Estuviste del 2007 al 2010 en la Vallejo

Me vuelvo a encontrar allí con Roberto Arrelucea, habíamos subido con él y el club trajo gente ‘de peso’: el ‘Gabo’ García, Erick Torres, Miguel Rebosio. El tema es que al ‘profe’ le gustaba concentrar y un día Fisher Guevara saca un whisky porque estaba molesto, es que no iba a tapar. Pero yo recién volvía al fútbol profesional así que dije “no voy a tomar hasta mi cumpleaños” y no subo a esa reunión y me quedo durmiendo. Sucede que los ampayaron y al día siguiente Arrelucea dice “llegué hasta el lugar de los hechos y vi todo, así que cogí mi escopeta, si encontraba un borracho lo mataba” jajajaja.

Compartiste equipo con Miguel Rebosio, terrible

Un bravo el ‘Conejo’. En su casa ponían karaoke, le compraban la cerveza. Todo para que se quede, pero igual se iba jajaja

¿Cuál fue la siguiente camiseta que usaste?

La de José Gálvez, pero no tengo muchos recuerdos allí. Cuando llegué estaba Renzo Guevara, Víctor Oviedo, Marco Flores, el ‘Negro’ Luna. Campeonamos como tres fechas antes del final.

Luego pasas al UTC de Cajamarca

Tu me conoces, sabes que soy cervecero y yo llego y allá la cerveza la toman al tiempo. Eso me hacía renegar, así que un día fui a la tienda y le dejé pagada tres cajas al tío, pero le dije que las ponga a helar. Ganamos el partido y le digo a los muchachos que tenía tres cajas que ‘estaban sudando’ jajaja y las fuimos tomando, pero la última me la mandan sin helar. Fui reclamé, regresé y dije no puedo tomar así. Y Víctor Oviedo me dice “¿Porqué no pruebas su roncito?”. Lo hice y perdí, porque amé ese ‘Flor de Caña’.

Luis ‘Pompo’ Cordero se confiesa en La Ruta de Fe de Cuto Guadalupe y muestra su lado más personal. (Foto: Giancarlo Ávila)
Luis ‘Pompo’ Cordero se confiesa en La Ruta de Fe de Cuto Guadalupe y muestra su lado más personal. (Foto: Giancarlo Ávila)

Es bravo ese trago

Una vez ganamos un partido y me metí como siete de esos rones, manejaba en piloto automático y en una calle me meto en contra y me para el serenazgo. Tuve que huir pero al final me chaparon. En otra ocasión un operativo me llevó a mi casa y el jefe me dice “Si te vuelvo a ver afuera te meto preso, mañana tiene que jugar conc..” y al día siguiente le metimos siete al rival. En otro partido agarro, calculo en un córner y zass, meto olímpico. El estadio se venía abajo y lo miraba a ‘Rafo’ Castillo para que me cambie y me aplaudan. A los minutos salgo y la gente me vitorea y algunos gritaban “Déjenlo chupar a ese csm, no lo molesten” jajajaja. Por eso me quedo con mi ‘Flor de Caña’.

Luego te vas a Alianza Universidad

Allí confirmé que para ser campeón, si no tienes un buen grupo por más que tengas buen equipo no pasará nada, no lograrás el objetivo. Ese grupo no estaba partido, tenía un ‘cráter’. Una parte del plantel por acá, otro por allá. Era asqueroso. A fin de cuentas me fui porque no funcionó.

El camino concluye en 2016 en Mannucci

Llegué a Mannucci para quien dice ‘quemar los últimos cartuchos’. Justo allí me llama la Agremiación y me dice que había una ‘candela’ por un juicio que le había hecho a Vallejo cuando me despidieron intempestivamente. Empecé entonces a estar más tranquilo, pero me aparece un dolor en la rodilla y hablé con la gente de Manucci para irme. Ya estaba haciendo mis pininos con un equipo de Otuzco y allí decidí retirarme. No lo sentí mucho en verdad, porque seguía ligado al fútbol.

Querías hace una mención especial

A mi esposa. Ella se volvió lo más importante, me hizo ver la vida de otra manera. Antes la palabra ‘ahorrar’ no existía para mí, pero mi mujer es cajamarquina, me tiene que ver agonizando para que suelte un sol jajajaja. Nos propusimos una meta, construimos una casita y ahora tengo tres departamentos. Al principio me incomodaba el ahorrar, porque no estaba acostumbrado pero lo hice gracias a equipos como Alianza Universidad, donde me pagaban CTS, liquidación. Me casé entonces, tuvo mi hijita Ana Lucía que es lo más lindo que me pudo pasar. A mi mujer la amo, la amaré siempre y la voy a proteger. Y ahora soy feliz aquí en Trujillo.

Para el final ¿Te gustaría hacer alguna autocrítica? Dar un consejo

A los chicos y chicas que empiezan en el fútbol, que sepan bien aprovechar cada momento, cada oportunidad, disfrutarlo, porque hay miles que quisieran estar en su lugar. Hay personas que no pueden ver, que no pueden caminar, Dios nos ha dado la bendición de estar bien y eso es lo de más valor, ser agradecido siempre. Yo me arrepiento de muchas cosas, de no haber compartido mucho más con mi familia. Pensaba que el dinero daba tranquilidad, pero ellos querían compartir conmigo. Equivoqué el camino, pasé cosas duras, pero hoy estamos contentos.

Emociona oírte hablar así

‘Cuto’ también quiero aprovechar este espacio para un tema que involucra a los autoridades, pero no por mí porque no quiero que me llamen o ser político, es porque quiero que se preocupen por los de abajo, por los niños. Chicos que si quieren jugar tienen que pagar una academia y el que no tiene plata no puede. Siempre hay presupuesto, rompen una vereda diez veces para ‘sacar algo’, pero no miran otro lado. Tienen que cambiar, fijarse en los que menos tienen. Denles una oportunidad.

MÁS INFORMACIÓN: