Estados Unidos 1994 fue el último Mundial de Diego Armando Maradona. Foto: Archivo.
Estados Unidos 1994 fue el último Mundial de Diego Armando Maradona. Foto: Archivo.

Siempre polémico y con varios capítulos escritos en la historia de los Mundiales, generó controversia, incluso varios años después de su retiro. En el año 2011, y ya fuera del comando técnico de la selección argentina, el ‘10′ reveló un desconocido hecho que se remontaba 18 años.

TE VA A INTERESAR | Guillermo ‘Toto’ Guizasola: “Nunca volvería a confiar en mi hermano Roberto”

Maradona no quedó muy contento luego de su salida de la selección argentina tras el Mundial de Sudáfrica 2010, donde llegó hasta cuartos de final dirigiendo a estrellas como Lionel Messi. Fue en el 2011 cuando ‘Pelusa’ disparó contra Julio Grondona, entonces presidente de la AFA.

Sin embargo, tuvo que retroceder hasta 1993 para golpear. Según el astro del Napoli, el conocido dirigente fue artífice de una artimaña que les permitió llegar a la Copa del Mundo Estados Unidos 1994.

El ‘Café Veloz’

Maradona se perdió las Eliminatorias porque se encontraba suspendido tras haber dado positivo en una prueba de dopaje al finalizar un duelo entre Napoli y Bari en 1991. Volvió para ser parte de la selección argentina que jugaría el repechaje ante Australia.

Argentina clasificó tras empatar 1-1 en Sydney y ganar 1-0 en Buenos Aires. Lo que sucedió en USA 1994 ya es historia conocida, no obstante, Maradona instauró la polémica sobre aquella repesca con solo una pregunta: “¿Por qué no hubo control de dopaje ante Australia si habíamos tenido en todos los partidos?”, cuestionó en una entrevista.

Él mismo se respondió: “¡Porque te daban un ‘café veloz’ y y por ahí la clavabas en un ángulo!, al café le ponían algo y por ahí corríamos más. Eso Grondona lo sabía”, aseguró el ‘10′.

“Grondona nos dijo que no había control antidoping. Tienes que ser muy boludo si te hacen diez controles y el partido que se juega la clasificación no hay control. Y eso lo sabía Grondona. Ahora se come un juicio, ahora se come un juicio”, agregó.

La respuesta de AFA y Australia

Las declaraciones de Maradona provocaron una airada reacción, tanto por parte de Julio Grondona como por parte de autoridades futbolísticas de Australia.

“Se ha generado una minúscula controversia personal, resulta de la cual, un exjugador creyó que con sus dichos inexactos y mal intencionados, intenta vulnerar la deportividad de una dramática clasificación frente a Australia”, publicó la AFA en un comunicado.

Grondona explicó que no hubo control antidopaje porque, en esa época, no constituía obligación reglamentaria para ese tipo de partidos. Otra versión que circuló es que las máquinas usadas eran distintas a las que se usaban en Argentina y detectaban sustancias consumidas con mucho tiempo de antelación. En otras palabras, quisieron evitar que Maradona de positivo por algún tipo de consumo anterior.

Alfio Basile, técnico de Argentina en ese repechaje, fue más directo contra Maradona. “Ni idea. Lo que dijo es una pelotudez”, expresó.

Por su parte, Ian Holmes, exdirector ejecutivo de la Federación Australiana de Fútbol, también se pronunció. “Puedo decir con total certeza que en ningún caso alguien se puso en contacto conmigo para pactar algo así. Francamente, nunca podríamos haber llegado a este tipo de acuerdo. Lo juro por la vida de mi hijo que nunca fuimos parte de algo así”, sostuvo.

Ningún jugador de aquella selección argentina ratificó la historia de Maradona por lo que la historia se fue tan veloz como el presunto café.

TE VA A INTERESAR