La segunda llegada de los Gladiadores a Perú en 1999, dejó la trágica muerte del luchador Dante. Foto: Captura.
La segunda llegada de los Gladiadores a Perú en 1999, dejó la trágica muerte del luchador Dante. Foto: Captura.

Por esa razón, se confirmó una segunda llegada para julio de 1999. Esta es la historia de una de las controversias más mediáticas que se han dado en nuestro país, una en la cual la prensa peruana estuvo muy ávida al momento de indagar. Más que la crónica de unos eventos, esta nota es un reflejo de lo que era el Perú a finales de los 90.

TE VA A INTERESAR | La estafa de los Gladiadores en Perú Parte 1: La llegada de Cyborg, Rick Hogan y Montana

o. Pero a ellos se sumaban nuevos rostros: Thunderheart, Loco Soldier, Lobo y el luego legendario Dante.

La segunda llegada de los Gladiadores a Perú en 1999, dejó la trágica muerte del luchador Dante. Foto: Captura.
La segunda llegada de los Gladiadores a Perú en 1999, dejó la trágica muerte del luchador Dante. Foto: Captura.

Además, vinieron algunos nombres conocidos por los seguidores de la lucha libre, gente que había estado en WWF como Doink, Typhoon y Tatanka, quien era el más conocido de todos en aquel grupo.

Lo de Doink es curioso y es casi imposible saber si el que vino es el verdadero. Primero porque acá lo llamaron ‘El Payaso Maldito’ y segundo, porque han sido más de 5 los que han llevado el personaje, siendo Matt Osborne y Steve Lombardi los más relevantes.

Typhoon, que también luchó en WWF como Tugboat, junto a Earthquake formaban los ‘Desastres Naturales’, pero es más conocido por haber estado tras la máscara del fiasco total que fue ‘The Shockmaster’ en WCW.

Cyborg era el campeón, pero ya no de la WPW, ahora de la WXL, y sus luchas eran ahora un poco más largas, así quedaba evidenciado su poca capacidad luchística. Aquí precisamente contra Typhoon.

Probablemente la mejor forma de que no se note su bajo nivel, eran en las luchas en pareja, donde podía entrar al final para salvar la noche. Aunque, también defendió su cinturón, aquí contra Loco Soldier.

Cyborg Vs Loco Soldier

Si sienten que la voz que anuncia y narra es conocida, es porque se trata de Don Elejader Godos, quien además de ser periodista tiene mucha experiencia en eventos de box y lucha libre.

Aparece Dante en la historia

Cyborg no fue quien más noticia hizo esta vez. Su nombre era Alex Douglas Lovett, pero en el ring se hacía llamar ‘Dante’. Una mezcla de Sting, The Undertaker y Gene Simmons, misterioso y callado, a los niños les fascinaba de la misma forma que los aterrorizaba.

La segunda llegada de los Gladiadores a Perú en 1999, dejó la trágica muerte del luchador Dante. Foto: Captura.
La segunda llegada de los Gladiadores a Perú en 1999, dejó la trágica muerte del luchador Dante. Foto: Captura.

Esta vez la promoción y transmisión no fue hecha por canal 5, sino por canal 13 (Red Global) y el Perú conoció a Dante por sus apariciones en el programa ‘Qué Noche’, que conducía el exintegrante de Menudo, Xavier Serbiá.

Xavier Serbiá.
Xavier Serbiá.

Y qué mejor manera de promocionar un show de lucha libre que iniciando una rivalidad entre Dante y Xavier, sí, al mejor estilo de una lucha de Wrestlemania, el misterioso luchador se le prendió al conductor de televisión, quien, muy nervioso, aceptó enfrentarlo en el Amauta.

Obviamente no fue un combate mano a mano. Cada uno tuvo un compañero y Xavier casi no vio acción. Quien escribe no recuerda el resultado de la lucha, pero conociendo como se manejan este tipo de duelos entre famosos y luchadores, es muy probable que la victoria haya sido del conductor de televisión y su mancuerna de turno.

Todo salió bien, el grupo comandado por Cyborg volvió a romperla en el Amauta, mientras que otro grupo comandado por Rick Hogan, hizo lo propio en Arequipa y Huancayo. Pero luego sobrevino la tragedia.

Segunda visita de los Gladiadores con Cyborg, Las Torres Gemelas, Montana, Lobo y el mítico Dante. Fotos: Archivo Histórico El Comercio
Segunda visita de los Gladiadores con Cyborg, Las Torres Gemelas, Montana, Lobo y el mítico Dante. Fotos: Archivo Histórico El Comercio

Una muerte en la familia

La noche del 31 de julio, el grupo se reunió para celebrar el restaurante Outback de San Isidro. Todo iba bien hasta que Dante se levantó para ir al baño, tardó unos minutos y cuando regresó, cayó inconsciente al suelo. Los paramédicos lo trasladaron a la Clínica Angloamericana. En dicho nosocomio, alrededor de las 3:00 a.m. del 1 de agosto, murió Dante, Alex Douglas Lovett de tan solo 28 años de edad.

La segunda llegada de los Gladiadores a Perú en 1999, dejó la trágica muerte del luchador Dante. Foto: Captura.
La segunda llegada de los Gladiadores a Perú en 1999, dejó la trágica muerte del luchador Dante. Foto: Captura.

El Chicago Tribune daba cuenta del fallecimiento, pero señalaba que se trataba de un infarto y hablaban, incluso, que una caída fuera del ring contribuyó. Pero, esto no era verdad, tras la autopsia se determinó que Dante había fallecido por una encefalopatía aguda irreversible, edema cerebral a raíz de elementos tóxicos y que en su organismo habían encontrado anabólicos y esteroides.

La segunda llegada de los Gladiadores a Perú en 1999, dejó la trágica muerte del luchador Dante. Foto: Captura.
La segunda llegada de los Gladiadores a Perú en 1999, dejó la trágica muerte del luchador Dante. Foto: Captura.

Es entonces que el caso se convirtió en la comidilla favorita de los diarios chicha. En especial, Ajá se fascinó con el suceso, dedicándole portadas diarias que quedan en la historia como un reflejo de lo que fueron los finales de los 90 en el Perú.

La segunda llegada de los Gladiadores a Perú en 1999, dejó la trágica muerte del luchador Dante. Foto: Captura.
La segunda llegada de los Gladiadores a Perú en 1999, dejó la trágica muerte del luchador Dante. Foto: Captura.

Se comenzó a tejer una serie de fábulas, se habló de una fiesta que Sodoma y Gomorra envidiarían, y que la verdadera causa de la muerte de Dante fue una sobredosis de cocaína, la más pura, a la que él no estaba acostumbrado.

La segunda llegada de los Gladiadores a Perú en 1999, dejó la trágica muerte del luchador Dante. Foto: Captura.
La segunda llegada de los Gladiadores a Perú en 1999, dejó la trágica muerte del luchador Dante. Foto: Captura.

Para muestra un botón. Ajá tenía una columna de chismes: La Caserita. En una de sus ediciones daba cuenta de un taxista que había llevado a dos vedettes, quienes le contaron lo que pasó.

“Lamentablemente se dedicaron a chupar como descocidos y se metían al baño a cada rato. Cuando salían, estaban más tiesos que la momia Juanita. Le poníamos el trasero, los pechos y nada. Más bien, la luchadora me hacía ojitos y me persiguió hasta el baño. Ni hablar, esos luchadores ni nos miraron, pero de todas maneras me dio pena que muriera”.

La segunda llegada de los Gladiadores a Perú en 1999, dejó la trágica muerte del luchador Dante. Foto: Captura.
La segunda llegada de los Gladiadores a Perú en 1999, dejó la trágica muerte del luchador Dante. Foto: Captura.

Es aquí donde otro nombre aparece, el de , conocida vedette de la época a quien se sindicó como acompañante de Dante aquella fatídica noche, aunque ella siempre negó haber tenido algún tipo de implicancia.

En esta nota de 24 horas, se informa que la popular bailarina negó totalmente haber participado de la reunión. Además, el Dr. Alberto Tejada opinaba que la mezcla de ‘estimulantes’ y anabólicos podrían haber sido el detonante.

Dante

El caso fue tan mediático que hasta opinó. “Droga es maldición de la humanidad” decía la, entonces conocida como abogada de los pobres.

La segunda llegada de los Gladiadores a Perú en 1999, dejó la trágica muerte del luchador Dante. Foto: Captura.
La segunda llegada de los Gladiadores a Perú en 1999, dejó la trágica muerte del luchador Dante. Foto: Captura.

Muchos luchadores se regresaron a su país con mucha pena. Rick Hogan fue uno de los pocos en quedarse acompañando el cuerpo de Dante en la morgue. Esto fue aprovechado por Ajá para regalar un titular de antología.

“Me quedé en Lima para limpiar nuestra imagen. Ojalá que la gente no se olvide de las cosas que hizo Dante, era un buen deportista, muy querido por jóvenes y adultos. Lo que le pasó fue un accidente, yo puedo asegurar que la lucha libre es el deporte más limpio que existe”, indicó el imitador del ‘Hulkster’.

La segunda llegada de los Gladiadores a Perú en 1999, dejó la trágica muerte del luchador Dante. Foto: Captura.
La segunda llegada de los Gladiadores a Perú en 1999, dejó la trágica muerte del luchador Dante. Foto: Captura.

Otro luchador en problemas

Pero lo de Dante no fue el único escándalo. El mismo día de su muerte, otro de los luchadores fue intervenido por la Policía, cerca de Surquillo. Nuevamente, Ajá se frotó las manos con la noticia y una nueva portada engalanó los quioscos peruanos.

“Rodney Sapitta de 39 años, se encontraba con un seguridad de la discoteca Tequila y con un taxista. El vehículo estaba aparcado de forma sospechosa muy cerca a la cdra 55 de la Av. Rep de Panamá, donde existen fumaderos y se comercializan alcaloides durante todo el día”.

La segunda llegada de los Gladiadores a Perú en 1999, dejó la trágica muerte del luchador Dante. Foto: Captura.
La segunda llegada de los Gladiadores a Perú en 1999, dejó la trágica muerte del luchador Dante. Foto: Captura.

La inexacta información decía que el luchador en cuestión fue ‘Lobo’ o una de las ‘Torres Gemelas’. Pero no, el que fue intervenido por la policía y llevado a la comisaría fue ‘El Cartero’ y el mismo ‘Ajá’ se encargó de rectificar la información en una portada que daba cuenta de un romance entre Gisela y Bruno Cavassa.

La segunda llegada de los Gladiadores a Perú en 1999, dejó la trágica muerte del luchador Dante. Foto: Captura.
La segunda llegada de los Gladiadores a Perú en 1999, dejó la trágica muerte del luchador Dante. Foto: Captura.

“Medios informaron que había sido detenido con drogas y que se trataba de ‘Lobo’ o uno de las ‘Torres Gemelas’, pero la policía y los patrocinadores se encargaron de desmentir la versión, señalando que se trataba de ‘El Cartero’ y que solo había sido una intervención de rutina”, completó la publicación.

La tercera visita que pasó inadvertida

Sea como fuere, el daño estaba hecho, la imagen de la lucha libre de Estados Unidos en el Perú quedó manchada. Y todo quedó demostrado en la tercera fecha, de lo cual se sabe poco o nada.

Se llevó a cabo una conferencia de prensa en la que se anunciaba este show. Cyborg volvía por tercera vez con un grupo nuevo de luchadores. Las pocas cosas resaltantes de este encuentro con la prensa fueron la pelea donde se rompió un mostrador, Cyborg cargando al periodista Armando Ávalos y la impertinente pregunta del reportero a la bella modelo sueca que los acompañaba.

Gladiadores 3

Esa fue la última vez que los Gladiadores llegaron al Perú y tuvimos que esperar hasta el 2008 para ver a los

Así llega a su fin este relato, una historia que, para bien o para mal, retrata lo que fuimos (y seguimos siendo) en los finales de los años 90, un hecho que sería muy difícil que ocurra en estos tiempos, por lo menos a tal escala. Nostálgico para algunos, indignante para otros, pero seguramente divertido para todos.

Nuevamente gracias al colega Roberto Barreto por su gran aporte y al podcast ‘Luchas y Salsa’ del periodista Julio Estrada, cuyo hilo de Twitter agrega más datos e imágenes.

TE VA A INTERESAR