Jefferson Farfán marcó un gol en su retorno a Alianza Lima y aún no decide su futuro (Foto: Alianza Lima)
Jefferson Farfán marcó un gol en su retorno a Alianza Lima y aún no decide su futuro (Foto: Alianza Lima)

RESUMEN DEL DOLOR. En la vida de todo futbolista hay momentos que lo suelen marcar: un gol, un fichaje...una lesión. En este último rubro, ha pasado más de un susto y hoy atraviesa un duro momento que podría no solo frustrar lo que ha sido su retorno a , sino retirarlo de la actividad profesional. Lo primero ha sido no convocarlo para la mientras se espera su decisión.

Pero, no es la primera vez que una dolencia marca la vida de Jefferson Farfán y en TROME vamos a repasar sus lesiones más fuertes, las mismas que empezaron cuando llegó a Schalke 04 y se han extendido hasta hace unos días.

MIRA: Lapadula sobre la posibilidad de acompañar a Paolo Guerrero: “Puedo ser único punta o jugar con él”

NOVIEMBRE DEL 2011

Tras jugar duelos por eliminatorias en noviembre de aquel año, Farfán viajó a Alemania para reincorporarse al Schalke 04. La idea era realizarse exámenes exhaustivos ya que había salido con mucho dolor del partido contra Ecuador. Los resultados de la resonancia magnética fueron lapidarios: el jugador padecía un desgarro en el ligamento interno de su rodilla izquierda y se quedó 3 meses sin jugar. Para muchos esto fue un quiebre en su carrera.

JULIO DEL 2014

A mediados del 2014, Farfán arrancó una terapia con un fisioterapeuta alemán. Luego, tras varios exámenes, se resolvió que el jugador sufría un desgaste en el cartílago de su rodilla derecha y debió ser operado. El mismo futbolista posteó fotos en su cuenta de Facebook luego de la intervención. Farfán se perdió no solo la pretemporada con Schalke 04, y amistosos de la selección ante Inglaterra y Suiza, sino que recién pudo regresar en marzo del 2015 y ese mismo año lo fichó Al-Jazira.

La rodilla derecha del futbolista también sufrió alguna lesión durante su paso por el fútbol europeo
La rodilla derecha del futbolista también sufrió alguna lesión durante su paso por el fútbol europeo

NOVIEMBRE DEL 2015

Jugando para el equipo de Emiratos Árabes, el atacante nacional disputó un balón aéreo y, al momento de caer, pisó mal y se sintió del tobillo izquierdo. Otra vez los exámenes le dieron malas noticias y fue operado saliendo de las canchas por 213 días y perdiéndose 25 partidos. Sumado a que la relación con Al-Jazira no era de la mejor, el club decidió no tenerlo más y el jugador buscó nuevos rumbos desembarcando en el Lokomotiv de Moscú.

Durante su estancia en el Al-Jazira, Farfán sufrió una dolencia en el tobillo de la pierna izquierda por la que debió ser intervenido
Durante su estancia en el Al-Jazira, Farfán sufrió una dolencia en el tobillo de la pierna izquierda por la que debió ser intervenido

SETIEMBRE DEL 2018

Luego de una jugada fortuita, Farfán regresó al ‘dique seco’ tras sufrir un daño en el ligamento lateral de su rodilla derecha. Sí, la misma donde 4 años atrás padeció una dolencia en el cartílago. El jugador inició proceso de recuperación de tres meses mirando la Copa América del 2019 a la que llegaría, pero donde se toparía quizás con la lesión más fuerte de su vida, esa que para muchos marcó el camino de despedida.

LEE: Sergio Ramos quedó fuera de la lista de España y no jugará la Eurocopa

JUNIO DEL 2019

En el ‘Arena Corinthians’, Perú fue goleado 5-0 por Brasil y pese a que Jefferson Farfán completó aquel partido, al día siguiente amaneció con la rodilla hinchada y fuertes dolores. El jugador abandonó la concentración y las resonancias magnéticas a las que sometió arrojaron el peor de los desenlaces: desprendimiento de cartílago en su pierna izquierda. Un mes después, el futbolista se operó y no regresó hasta julio del 2020.

TE PUEDE INTERESAR