Juan Reynoso estuvo al mando de Cruz Azul desde enero del 2021 hasta mayo del 2022. (Foto: AFP)
Juan Reynoso estuvo al mando de Cruz Azul desde enero del 2021 hasta mayo del 2022. (Foto: AFP)

La historia de Juan Reynoso en el banquillo de Cruz Azul llegó a su fin hace unos días, con la publicación de un comunicado de parte del club. El peruano dejó la ‘Máquina Cementera’ tras la eliminación en cuartos de final del Clausura 2022, pero también con dos títulos: Copa de Campeones y Guard1anes 2021.

Para despedirse de la institución y de los hinchas, el DT compartió a través de redes sociales una emotiva carta. “Como es de público conocimiento, la semana pasada nos comunicaron que la directiva del club tomó la decisión unilateral de desvincularnos del Cruz Azul”, fue el texto inicial de Reynoso.

“En el libro de la vida queda impreso en el corazón con tinta indeleble las letras de esta linda institución. La gente que la constituye son todos los trabajadores que sudan día a día, los que están con el mameluco beige en cada cementera y los guerreros incansables con la playera adherida al alma”, agregó.

El ‘Cabezón’ le dio las gracias a la “Virgen, a los jugadores, staff, administración y personal de seguridad”, y señaló que deja su “casa con cariño y satisfecho por cada sonrisa de la afición”.

“Esto es fútbol, pero como en la vida cada quien es responsable de lo que dice y de lo que hace”, también indicó Reynoso.

El director técnico de 52 años, entre otras cosas, le habló directamente a la hinchada: “A la afición, que nunca abandonó el barco ni dejó de alentar, les agradezco el apoyo incondicional, espero pronto consigan la décima. A los que no confiaron en el trabajo, en el esfuerzo de mis jugadores, de sus jugadores, de los seres humanos, gracias, porque también aprendimos de ustedes que el fútbol es un juego que dura 90 minutos y que luego la vida sigue”.

Por último, Reynoso recalcó su amor hacia el club mexicano, con el que también fue campeón como futbolista. “Dejo mi solidaridad a Cruz Azul por su apapacho y aprendizaje de vida. Nos vamos fortalecidos por tanto amor recibido, no duden que es recíproco”, sentenció.