Julio Rivera cuenta como superó el momento más duro de su vida (Foto: Trome)
Julio Rivera cuenta como superó el momento más duro de su vida (Foto: Trome)

Y de pronto la vida nos cambió y a él mucho más. La pandemia nos trajo el protector bucal, el facial y el alcohol en gel y a algo más duro. El popular ‘Coyote’ va saliendo de una enfermedad que asusta, trauma y que apareció cuando intentaba escapar de otra. El ex jugador de , y hermano de , le va haciendo frente a la leucemia y ha sacado su máximo velocidad, para ir dejándola atrás.

Julio, ¿cómo descubriste que estabas enfermo?

Me contagié del Covid 19 y fui a atenderme.

¿Fue muy grave?

Estaba con los primeros síntomas y allí el doctor me pidió que realice un examen de sangre y fueron apareciendo otros problemas.

¿Entonces?

Descubrieron que tenía el mieloma múltiple.

¿Eso es leucemia?

Es como si después de ello viniera lo que me dices. Tuvieron que hacerme un trasplante de células madres.

¿Te hicieron quimioterapias?

Todo mi tratamiento duró 5 meses. Después de culminar la primera etapa, vino una segunda muy dura y estuve entre la vida y la muerte.

MIRA: Julio ‘Coyote’ Rivera quiere postular al Congreso: “Siempre hubo exvoleibolistas que no hicieron un buen trabajo”
Julio Rivera es 17 años mayor que su medio hermano, Paolo Guerrero. (Foto: Germán Falcón / Archivo El Comercio)
Julio Rivera es 17 años mayor que su medio hermano, Paolo Guerrero. (Foto: Germán Falcón / Archivo El Comercio)

“NO TUVE MIEDO DE MORIR”

¿Destruido?

Físicamente te deja en el suelo.

¿Te dio miedo morir?

No, porque siempre es Dios quien lo decide.

Pero todos queremos una vida eterna así sea imposible

Sabes, cuando murió mi hijo, yo le prometí que un día nos volveríamos a ver y desde esa fecha, no me asusta perder la vida.

Es muy fuerte lo que dices

Es que cuando se va un ser que quieres tanto y amas, ya no tienes miedo a nada.

Te veo fuerte, de buen semblante

Estoy saliendo de esto, pero cuando empezó el tratamiento, parecía un papel.

Imagino que toda la familia te ayudó

Te cuento algo para que te des cuenta del apoyo de los míos.

Adelante

Yo necesitaba unas pastillas y en el hospital no tenían.

LEE: Coyote Rivera sufre problema cardíaco y es trasladado a clínica local tras ser detenido

“LAS PASTILLAS COSTABAN 24 MIL SOLES”

Sigue

Cuando averigüé el precio, eran una caja, que duraba una semana y costaban 24 mil soles y la tenía que comprar cada 15 días.

¡¿De dónde sacaste el billete?!

Paolo, mi hermano, fue muy claro conmigo: ‘Tú no te preocupes por nada, voy a comprar todas las que necesites. Si es necesario vendo una de mis casas y ese dinero será exclusivamente para tu curación’.

Eso es ser familia

Sin ese medicamento, no podría estar hablando contigo.

Literalmente te salvo la vida

Sí, eso fue en realidad.

¿Qué te cambió esta enfermedad?

Mira el mundo de una manera distinta.

Dame un ejemplo

A veces los futbolistas somos idolatrados porque jugamos bien, pero los verdaderos genios, héroes, son los médicos que salvan vidas.

¿Qué descubriste?

Estuve internado casi un mes, en un hospital nacional y comprobé que la salud, a ningún gobierno le ha importado.

Es duro lo que afirmas

Como la educación y sabes por qué...

Dilo

Porque les importa mantenernos de ignorantes y así evitar que nos demos cuenta de las cosas.

Después de tanta angustia, ¿cuáles son tus sueños?

Dejarles un camino que sigan mis hijos y vivan orgullosos de mí.

¿En qué te cambió la enfermedad?

Ahora me doy cuenta que lo importante no es el dinero que puedas acumular, sino lo que vas haciendo por los demás.

Te iba a preguntar, ¿no arriesgas tu imagen y la de tu hermano al postular al Congreso?

Eso me dijo mi mamá y me agregó: ‘Te van a señalar como si fueras un corrupto más’ y le respondí: ‘Tú sabes cómo me has criado’.

Vas con todo

Por la enfermedad casi no hice campaña. Estuve internado del 5 de marzo al 2 de abril, pero tengo fe que la gente me va a respaldar.

Bueno, en todo caso, si llegas, no cambies tus ideales

Hay que luchar contra la corrupción, pelear para que mejore la ecuación mediante el deporte.

Un gran abrazo

Voy saliendo de todo y como te digo, no tengo miedo, estoy seguro que Dios me pone estas pruebas y solo él sabe lo que sigue. Un gran abrazo a los lectores del ‘Trome’.

TE PUEDE INTERESAR