Nuevas pistas han sido reveladas sobre la tragedia que enluta al mundo de la . Hoy se han hecho publicas las comunicaciones entre el piloto del Sikorsky S-76B, que trasladaba a , y los controladores aéreos que intentaron ayudar al helicoptero que terminó siniestrado en la región de Calabazas en Los Angeles y acabó con la vida de una de las leyendas de los Lakers.

Muchos cuestionan la decisión de Kobe Bryant en hacer el viaje debido que la condiciones de clima no eran las mejores y que, además, obligó a la policía norteamericana a cancelar sus vuelos en la zona por la densa neblina y la escasa visibilidad a kilómetros del Aeropuerto John Wayne, en Orange County.

LiveATC, tuvo acceso alas comunicaciones entre el piloto de Kobe Bryant y donde se evidencia que el helicóptero debió volar en círculos durante 10 minutos, debido a que un avión se encontraba en su ruta de vuelo y la niebla complicaba al visibilidad. Ara Zobayan, recibió la nueva ruta pero al parecer no pudo controlar la altitud que desencadenó en el accidente.

Kobe Bryan: Este fue el dramático diálogo del piloto antes de estrellarse con la estrella de la NBA
Kobe Bryan: Este fue el dramático diálogo del piloto antes de estrellarse con la estrella de la NBA

La niebla sobre la ciudad de Los Ángeles, no es un tema menor y en medio de esta dificultad, Van Nuys (Controlador aéreo) le pidió al piloto que siguiera las reglas de vuelo visual (VFR), y evitar la navegación por instrumentos. Aceptó y continuó volando. Lo sorprendente es que durante algunos minutos reportó viento calmo y visibilidad de dos millas y media (4 kilómetros). Sin embargo pidió pasar a volar a modo instrumental (IFR), recomendada ante falta de visibilidad. Perom la recomendación era seguir en modo visual. VFR.

Cuando Van Nuys intentó retomar comunicación con el helicóptero donde viajaba Kobe Bryant, no tuvo respuesta. Su última advertencia a Zobayan fue revisar la altitud. “72EX [matrícula del aparato], sigue volando muy bajo para poder hacer un seguimiento del vuelo ahora mismo”.

Minutos después, el Sikorsky S-76B registró una altitud de (600 metros) antes de estrellarse con una colina a 1.700 pies (500 metros) de altura, después 39 minutos de vuelo.

La aeronave pertenecía y estaba operada por la empresa Island Express, dedicada al transporte de personas en la zona. Según reportó el periódico The Sun, la compañía tuvo dos accidentes fatales en su historia previa, uno en 2008 y otro en 1985.