Piquitos del loco en Italia
Piquitos del loco en Italia

¡Mi gente! Luis , aquí con un un nuevo programa en Trome.pe. es uno de los grandes hermanos que me dio y el fútbol en general. Lo considero un hijo y es mi compadre espiritual. Esta es la primera parte de la entrevista que tenía entre ceja y ceja desde que empezó esta magia de ‘La fe de Cuto’. Y una de las que ustedes más pedían.

CUTO ESCRIBE: Cuando gané mil dólares por hacer el ‘matamoscas’ a un colombiano


Porque la fe, la fe, la fe es lo más lindo de la vida. Y no se olviden de compartir esta entrevista, difundan la fe. Y los medios que van a sacar este video, no se olviden de citar a Trome, no sean faltosos, recuerden sus clases en la universidad. Si no, les caerá el ‘matamoscas’.

Como muchos de mis entrevistados, la vida del ‘Loco’, cuyo primer apodo en el fútbol fue ‘Chucky’, da para una película. Selección peruana, Universitario, Colón, Catania, Fiorentina, Genoa, Betis. ¡Qué no ha vivido mi hermano! Es un gran personaje, pero es más que eso, es una gran persona.

Tres entregas, tres. Esta entrevista salió tan buena que tendremos tres programas con mi compadre Juan Vargas. Y aquí no vendo humo: hemos hablado de todo. Será de gran interés, no da una entrevista desde hace tres años y nunca ha dado una entrevista a profundidad como esta.

Empecemos de una vez, ¡no vaya a ser que el ‘Loco’ se desanime! Tres, dos, uno, comenzamos:

A LA SELECCIÓN PERUANA POR UNA ‘HUACHA’

¿Cómo fue tu inicio en el fútbol? ¿Es verdad que le hiciste una huacha a un técnico y por eso te llevó a la selección sub 20?

‘Chalaca’ Gonzáles es el típico entrenador vende humo y hablador. Jajaja. Pero es un padre para míLa primera vez que lo vi, le hice una huacha y metí mucha taba, casi me pega y me mentó la madre. Fue en un campeonato interclubes en el Club Terrazas de Miraflores.

Así empezó la historia.

Hasta que un día estaba lateando por mi barrio, me iba al Chamochumbi, vi que se cuadra una camioneta. Pensé que era un ‘c...’, me dice “oe, piraña, qué haces” y me invitó a comer. Era el profesor César ‘Chalaca’ Gonzáles. Esa noche me dijo para pasar la prueba en la selección peruana sub 20. Así empezó todo.

LEE MÁS: La fe de Cuto | ‘Puma’ Carranza hace increíbles confesiones: ¿Por qué nunca dejó Universitario?

‘Chalaca’ te apadrinó.

Hicimos una buena relación, él me llevaba en su carro a mi casa. Luego comenzó a sacar jugadores, comenzó a depurar, pero en un momento ya no podía seguir, ya que no tenía club.

LA ENTREVISTA AL ‘LOCO VARGAS’ EN ‘LA FE DE CUTO’

Había buenos jugadores.

En esa selección estaba tu sobrino, Jefferson Farfán, Paolo Guerrero, pero yo era un NN para el fútbol. Es más, su asistente el ‘zurdo’ Aliaga me dice “no sé qué le has hecho a ‘Chalaca’, pero te quiere”.

Pero luego qué hacen.

Regreso a la ‘U’ y Javier Chirinos me hace jugar en la reserva de la ‘U’, juego dos partidos, luego se viene la huelga de los jugadores y se me presentó la virgen, la fe: hago un golazo de media cancha a Cienciano al arquero Maurinho Mendoza. Luego el profesor Oswaldo Piazza me sube al primer equipo y con eso ya me pueden convocar a la selección sub 20. Lamentablemente, no nos fue bien. Hicimos un punto y le cagamos la vida al entrenador porque nunca más pudo volver a dirigir. Jajaja. Te voy a contar una anécdota.

Dale. Te escucho.

Una vez me fui a que me lean cartas. En Magdalena había una señora que hacia eso y me gasté 40 soles. Ella me dijo que una persona de color me iba a ayudar. Es firme. No es broma. Eso fue antes de que empezara de lleno en el fútbol. Y en verdad fueron tres las personas que me ayudaron.

DE ‘CHUCKY’ A ‘LOCO’: LAS CHAPAS DE VARGAS

Tu primera chapa en el fútbol es ‘Chucky’.

Esa chapa salió en menores, la de ‘Chucky’, por el tajo que tenía en la cara. ‘Chucky’, me decían todos hasta el mismo ‘Chalaca’ Gonzáles.

Cuenta el día que te corté el cabello.

Ese día lo que hiciste fue un abuso de autoridad. Me cortaste mi cerquillo, el que tapaba mi corte, la cicatriz que tengo en la frente, en lugar de cortarme atrás. Me malograste todo, luego de eso me vi obligado a cortarme pelado. Pero luego me vengué.

El día que me hiciste pasar una vergüenza con mi enamorada al no bajarte y ceder el asiento delantero.

Tú estabas con ella, pero ella no estaba contigo. Jajaja. Bueno, yo logré mi objetivo. Me salí con mi gusto. Fue mi revancha porque me cortaste el cabello. Así es la cosa.

Juan Manuel, y el día que me metiste un pelotazo...

Al final de los entrenamientos nos poníamos a conversar, tú estabas haciendo tus abdominales y en eso agarro una pelota y le pego. ¡Pum! Le pegó y en wso veo que va la pelota y digo “¡no, no, no! Y en eso veo que te impacta la pelota en la cara. Y esa pelota era tan dura que te dejaba la cara como la de John Galliquio. Jajaja.

No sabes cómo me dolió.

¡Tú estabas engorilado! “¿!Quién ha sido!?”, preguntabas. En eso, el ‘Puma’ Carranza, que es tartamudo se volvió más tartamudo, y dijo “Yo he sido, ‘negro maricón’”. ¡Yo estaba más asustado! Luego, cuando te estabas bañando, me acerqué para pedirte disculpas, ya se te habían bajado los caballos. Ya pude respirar tranquilo.

FIRMÓ CON COLÓN DE SANTA FE EN EL CONGRESO DE LA REPÚBLICA

¿Cómo se da tu primera experiencia en el extranjero cuando te vas a Colón?

‘Chemo’ del Solar y Juan Antonio Pizzi nos llevan a mí y a Juan Cominges. Pero no fue tan sencilla mi salida. Me acuerdo que Alfredo Gonzáles solo me quería dar el 10% de la transferencia cuando me correspondía el 20%.

Verdad, pasó toda una situación en ese momento, incluso don Alfredo me pide hablar contigo.

Como no quería firmar, me mandaron a entrenar con la reserva. La cosa se puso complicada. Hasta que un día me llamó para ir a firmar el contrato, en ese tiempo él era congresista y fui a su oficina del Congreso para firmar el contrato y en la que me daban mi 20% de la transferencia.

¿Qué gol recuerdas más con Colón?

El gol que le hago a Boca de tiro libre al arquero Roberto Abbondanzieri y al ‘Mono’ Navarro Montoya cuando atajaba por Independiente.

Luego te vas a Catania.

Teníamos la posibilidad de Portsmouth de Inglaterra. Es más, estuve un mes entrenando ahí. Pero no llegamos a un acuerdo y Carlos Delgado tenía la opción de Italia y fiche por Catania. Dos temporadas me quedé ahí.

En Catania es la foto que sales en calzoncillos, foto que se volvió tendencia.

Había regalado mi camiseta y en eso viene un recogebolas para pedirme una camiseta y le digo que en el vestuario le doy, pero me dice que no lo iban a dejar pasar, por lo que me pide el short, se lo doy y me toman la foto en calzoncillos y sale en todos lados. Jajaja.

JUAN VARGAS AL REAL MADRID: LA VERDAD

Luego das el salto a la Fiorentina.

Juego 8 temporadas en la Fiorentina, una prestado al Genova. Fueron muy buenos años.

LEE MÁS: ¡La fe de Cuto! ‘Puchungo’: ¿Cómo hizo para ‘sobrevivir’ sin mujeres ni alcohol en Arabia Saudita?

¿Fue verdad la posibilidad de que podías llegar al Real Madrid?

Me vienen a entrevistar del diario Marca y me dicen que realmente había un interés, pero había una cláusula de 26 millones que me había puesto la Fiorentina. Era demasiado por un lateral volante. El costo era muy alto. Si hubiera sido unos 18 millones hubiera sido más factible.

La celebración con el piquito en el delantero en Catania, ¿Cómo nace la idea?

Eso fue con . Lo habíamos hablado, le digo “un pico si haces un gol. Y hace gol, vino a darme un piquito, y así fue cada que hacia gol. Allá son muy cabaleros. Yo ya no quería, al final ya me corría. Voy a contar una anécdota más de ti.

Cuenta.

Un día que vengo de viaje, lo invito a Lucho a la discoteca Gótica. Ya saben cómo se pone cuando liba, ya te veo movido, Ya para irnos, digo “Lucho no puede manejar”, y llamó a su cuñado Gino, el mantenido por Diana desde hace 20 años, para que venga a llevarlo. Mientras esperaba que llegue el ‘Toro’, le quito la llave del carro. En eso veo que bajas la cabeza y te digo, “¡Oe, Lucho, qué pasa!”. Y me respondes: ”A mí nadie me quiere, nadie me respeta ni me quiere”, y te pones a llorar. Ver al grandote llorando es un vacilón. Parecías el actor negro grandazo, el de ‘Milagros Inesperados’, John Coffey. Jajaja.

TE PUEDE INTERESAR