Joan Laporta se pronuncia tras la derrota de Barcelona. (Foto: EFE)
Joan Laporta se pronuncia tras la derrota de Barcelona. (Foto: EFE)

Sin , el vive una delicada situación económica que se agudiza cada día más. Tras la salida de ‘La Pulga’, el club catalán ha sufrido un impacto negativo en los ingresos comerciales, mientras su deuda ya supera los 1300 millones de euros. Solo hace unas semanas ‘Leo’ lloraba por su partida forzada, mientras que la dirigencia culé aseguraba que no hipotecaría al club por un jugador.

TE VA A INTERESAR | Juan ‘Chiquito’ Flores: “De Tula Rodríguez me enamoré desde el primer programa que me invitó”

De acuerdo a la consultora “Brand Finance”, el equipo español perdería hasta el 11% del valor de su marca, que hoy se estima en 1266 millones de euros, ubicándose aún como la segunda entre todos los equipos de fútbol del mundo. Además, dejaría de percibir 17 millones por ventas en los días de partido y otros 43 millones en camisetas. Mientras que en los abonos de plateas para ver al equipo en el estadio se calcula una caída de 40 millones.

Pero eso no es todo, la empresa japonesa Rakuten, auspiciante principal de la indumentaria y que aportó 30 millones para la temporada 2021/22 anunció que se retirará el 30 de junio próximo. A Rakuten se suma salida de Beko, auspiciante de las mangas de la camiseta. En tanto, “Nike”, ha puesto como fecha límite el mes de octubre para saber cuál es el nombre del nuevo patrocinador principal de la camiseta desde el 1 de julio de 2022.

“Dejar marchar a Leo cuando quería quedarse es el mayor error de la historia del FC Barcelona. El Barꞔa es hoy un equipo mediocre cuya delantera son retales del Leganés, del Sevilla o del City”, lamentó el periodista Alberto Masnou.

El último martes, la Junta Directiva del Barcelona aprobó el cierre del 2020-2021 con pérdidas de 481 millones de euros y un presupuesto de ingresos previstos de 765 millones para la temporada 2021-2022. Lo que aún es un dolor de cabeza para la dirigencia culé es la deuda de 1350 millones de euros que incluyen los 52 que debe pagarle al crack argentino como parte del salario diferido que el jugador dejó de ganar durante la emergencia sanitaria para aliviar la situación económica del club.

TE VA A INTERESAR