jamás imaginó que fijarse en podría traerle serios problemas dentro del ámbito deportivo, pues no solo se rindió ante sus encantos y le quitó el amor de la rubia a quien fuera su amigo Maxi López, sino que la nombró su representante y desató una verdadera catástrofe dentro del Inter de Italia de donde tuvo que irse cansado de todos los dimes y diretes entre los directivos del club y su mujer.

Ahora en el PSG, el argentino parecía que viviría un ambiente libre de hostilidad y rumores, pero todo parece que la 'maldición del Maxi López' lo seguirá hasta el fin de sus días, ya que en los camerinos del equipo parisino tanto Ángel Di María y Leandro Paredes le estarían haciendo la 'ley del hielo' a pedido explícito de Lionel Messi, quien es gran amigo del Maxi.

Según el diario francés L’Equipe, Lionel Messi había llamado a sus compañeros de la selección, Leandro Paredes y Ángel Di María, para que no hablen a Mauro Icardi, pues dentro de la selección argentina hay códigos que se deben respetar y lo que hizo el jugador del PSG (quitarle la mujer a su amigo) es lo peor que un hombre puede hacer, por ello en las convocatorias, el esposo de Wanda Nara es el 'apestado' y apenas habla con algunos colegas de equipo.

Para L’Equipe y La Gazzeta dello Sport, el escándalo que hay en el vestuario del Paris Saint Germain: “No tiene precedentes en la historia del fútbol francés”. “Tenemos confirmado que el jugador del Barcelona fue quien llamó a sus compañeros de la Selección Argentina para pedirles que ‘se mantengan alejados de Icardi’", dicen esos medios.

TRIÁNGULO AMOROSO

Maxi López estaba casado con Wanda Nara y tenían 3 hijos cuando Mauro Icardi apareció en sus vidas. El jugador argentino lo convirtió en uno de sus mejores amigos y lo invitaba a todos lados y hasta se iban de viajes juntos.

Justamente, fue gracias a esta amistad que Mauro Icardi comenzó a frecuentar la casa de Wanda Nara. Y la vio sufrir por las múltiples infidelidades que, según contó ella, le perdonó a Maxi López por amor a sus hijos. Dicen que, sin entender cómo López la descuidaba, Mauro se fue enamorando de esta mujer a la que le prestaba su hombro para llorar. Y que, sin importarle tan mentados "códigos de caballeros", decidió que quería compartir su vida junto a ella.

Posteriormente, a pesar que Mauro Icardi se convertía en goleador en Italia, quedó vetado para ser convocado a la selección argentina. Algunos indican que fue Lionel Messi quien advirtió a la AFA a no convocar a Icardi, en solidaridad con su gran amigo Maxi López.