Lionel Scaloni admite que Leo Messi entró para tener ritmo pensando en Brasil. (Foto: AFP)
Lionel Scaloni admite que Leo Messi entró para tener ritmo pensando en Brasil. (Foto: AFP)

Lionel Scaloni, entrenador de la selección argentina, manifestó en conferencia de prensa que su equipo ganó este viernes ante Uruguay “sin jugar bien” y apuntó que Lionel Messi ingresó al partido los últimos 20 minutos para “agarrar ritmo” de cara al partido ante Brasil del próximo martes por las Eliminatoria al Mundial Qatar 2022.

Hay veces que no se puede jugar bien porque el rival juega y propone un tipo de juego, y hay que adaptarse, dijo el estratega de la Albiceleste en el contacto con los medios de comunicación tras el choque en Montevideo. “Nosotros nos adaptamos al partido que se dio. Eso es una señal buena como equipo”, consideró.

“A veces el rival impide que juegues bien”, insistió. Enseguida, el DT se centró en la acción de la contienda que cambió la historia. “La clave del triunfo fue el gol de Ángel (Di María). Después, ellos tuvieron (la pelota) y no la metieron. Ahí está la realidad de todo. Nosotros fuimos concretos y ellos no.

Para Scaloni, “la presión de Uruguay no sorprende, porque tiene jugadores para presionar”. “Ellos están en una situación comprometida e incluso arriesgaban de más. Las dos o tres veces que salimos de la presión tuvimos situaciones para poder concretar, pero el resto estuvieron muy intensos, muy reactivos, y no dejaban que circulemos”.

Lionel Messi inició en la banca de los suplentes

El entrenador también se refirió a la ausencia en el once titular del capitán de la selección, Lionel Messi, quien ingresó a la cancha cuando iban 76 minutos de juego. “Decidimos que no juegue porque venía de inactividad y el partido iba a ser así como el que se dio”, dijo el preparador del actual campeón de América.

El plan era que entrara en el segundo tiempo “para que vaya agarrando ritmo, pensando en el partido de Brasil”. El compromiso contra la ‘Canarinha’ (el primer clasificado de Conmebol a Qatar 2022) será el primer entre ambos elencos desde la final de la Copa América. Como se recuerda, el choque de ida por las Eliminatorias no se jugó en territorio brasileño por problemas relacionados a los protocolos contra la pandemia del coronavirus.