Neymar se lució con su juego en el clásico en el estadio Orange Vélodrome por la fecha 11 de la Liga de Francia.

Neymar encaró a toda la defensa de Marsella y se las ingenió para salir airoso y definir cruzado ante el arco de Olympique de Marsella.

Neymar
controló la pelota antes del área grande y comenzó a mostrar sus habilidad. Nadie se la pudo quitar y tres jugadores que salieron a cortarle el paso fueron burlados con una huacha incluida.

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por , , y puedes suscribirte a nuestro newsletter.