Tabárez dirigió a la selección de Uruguay por más de diez años.
Tabárez dirigió a la selección de Uruguay por más de diez años.

enfrentó en muchas ocasiones a la , y como ocurrió en esos partidos, siempre fue un técnico calmado y educado. , es muy respetado no solo por los futbolistas y entrenadores, también por los hinchas del fútbol en todo el mundo.

Sin embargo, siempre hay un momento donde las circunstancias obligan a perder la caballerosidad, en este caso con la prensa. Tabárez terminó con un enorme malestar, no solo por perder, sino por cómo se generó una pelea que parecía no tenía cuándo acabar en un partido de la .

Tabárez en la batalla campal

La edición 1991 de la Copa Libertadores tenía como gran candidato a Boca Juniors. El equipo Xeneize dirigido por el uruguayo Óscar Washington Tabárez, eliminó a Corinthians en octavos de final y luego a Flamengo en cuartos de final. El rival en semis era Colo Colo.

El equipo chileno no hizo un mal partido en Argentina y apenas cayó 1-0. El partido de vuelta ya prometía ser más que un partido de fútbol. Era cuestión nacional, dejar a un equipo argentino, ampliamente favorito, iba a ser garantía de una posible coronación por primera vez para el fútbol chileno.

Colo Colo vencía con categoría por 3-1 e instantes después del tercer tanto, el jugador de Boca Juniors, Antonio Apud, tomó la cámara de un fotógrafo y la lanzó. El Estadio Monumental de Santiago que estaba repleto, cuestionó la acción y la gran cantidad de personas, aparentemente fotógrafos, reaccionó. Todo terminó en una batalla campal.

Tabárez fue uno de los agredidos por los fotógrafos que usaban las cámaras para golpear. El ‘Maestro’ terminó con sangre en la cara, en medio de las golpes de los jugadores de Boca Juniors ante el resto de fotógrafos y personas ajenas al partido. El partido terminó con la clasificación de Colo Colo, que terminaría ganando el título tras vencer a Olimpia en la final.

Tabárez fue detenido

Debido a todos lo ocurrido, seis policías resultaron heridos y Óscar Tabárez junto al futbolista Blas Giunta fueron detenidos en la comisaria de Santiago. Los dos fueron liberados tras pagar una fianza, previa declaración en el juzgado.

Tabárez mostrando la cámara con la que lo agredieron.
Tabárez mostrando la cámara con la que lo agredieron.

Al momento de dejar el estadio, un periodista quiso entrevistar a Óscar Tabárez para un canal de televisión. El técnico fue claro en su respuesta: “No quiero hablar con ningún chileno porque esto es la cobardía más grande que han hecho. Un fotógrafo me golpeó con una cámara”.

LO MÁS LEÍDO