Aldo Corzo: "Escuchar a mis compatriotas cantar el himno, te hace temblar hasta el alma" [ENTREVISTA]

Aldo Corzo es un pura raza. Deja la piel en la cancha, llora cuando canta el himno y ‘plancha’ la pelota con la cara. El lateral dice que seguimos con vida y Nueva Zelanda será muy complicado.

Aldo Corzo muerde, araña y es solidario con sus compañeros de la blanquirroja

Aldo Corzo muerde, araña y es solidario con sus compañeros de la blanquirroja

Aldo Corzo muerde, araña y es solidario con sus compañeros de la blanquirroja

Por Fernando ‘Vocha’ Dávila

Puso todo: entrega, corazón y arriesgó su integridad física. Corre a cada balón que va por su sector, también a quien se mueve por su lado. Aldo Corzo se ha convertido en ese futbolista al que todos aplauden por dejar la camiseta empapada de sudor. Después del descanso reparador de una noche especial, el lateral que provocó el tiro libre, que culminó en el gol de Paolo Guerrero, está tranquilo, seguro de que lo suyo es dar el 100 % y más.

No tuviste miedo y pusiste la cara en el tiro libre...
A estas alturas, vale todo.

Lloraste mientras cantabas el himno nacional.
Mi cuerpo se agita, mi corazón se estruja. Ver a mis compatriotas emocionados, escuchar cómo entonan cada estrofa, te hace temblar hasta el alma.

¿Es cierto que Radamel Falcao pidió ‘cerrar’ el partido?
Por ahí escuché y, al final, cuando empezamos a tocar, dio esa sensación. Así se veía de afuera, ¿verdad?

Parecía que el empate no llegaba.
Es que Colombia juega muy bien.

Aldo Corzo reacciona así al final del Perú vs. Colombia

Reacción de Aldo Corzo tras clasificar al repechaje

Dime la verdad, ¿tuviste miedo de quedar fuera de Rusia?
El gol de James Rodríguez nos golpeó mucho, pero este equipo tiene la virtud de nunca bajar los brazos.

¿Se puede hacer historia?
Estamos cerca de algo muy lindo, pero hay que guardar la calma.

La gente está sacando pasaje para el Mundial.
Vamos paso a paso. Nueva Zelanda será muy complicado.

Hace años no vivíamos tremenda ilusión.
Seguimos con vida, hemos salido airosos de canchas donde antes nos ganaban. Eso quiere decir que nos podemos medir de igual a igual con cualquier selección.

Ahora a descansar y meterse en el torneo local.
Allí tengo el reto de alcanzar un título. Todo es posible con sacrificio.

Entonces un abrazo a nombre del Perú, que sabe que en ti tiene a ‘otro’ gladiador.
Al pueblo solo debemos agradecerle porque nos brinda su apoyo y queremos cerrar este proceso clasificando al Mundial.

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.