Giannis Antetokounmpo: de vendedor ambulante a estrella de la NBA
Giannis Antetokounmpo: de vendedor ambulante a estrella de la NBA

Cuando era un niño, tenía que ayudar a sus padres, inmigrantes nigerianos, a vender sus productos en las calles de Atenas. No tenía tiempo para juegos como otros niños de su edad. Recién aprendió a jugar al básquetbol a los 13 años y durante los primeros 19 años de su vida no tuvo documentos, pues el gobierno griego no le reconocía la ciudadanía a pesar de haber nacido ahí. Hoy, a los 26 años, ‘The Greek Freak’ (’El Fenómeno Griego’) es una de las máximas estrellas de la , MVP (jugador más valioso) de las temporadas 2019 y 2020 y campeón con los Milwaukee Bucks y MVP de las finales de 2021, con un contrato firmado en diciembre pasado de 228 millones de dólares por cinco años. Esta es su historia.

Giannis Antetokounmpo nació en Atenas, Grecias, el 6 de diciembre de 1994. Sus padres habían emigrado desde Nigeria hacía solo tres años, dejando a su hijo mayor, Francis, al cuidado de sus abuelos en su natal Lagos. En 1992 había nacido su otro hermano, Thanasis, quien ahora también juega con él en los Bucks. La vida para una familia de inmigrantes africanos no era fácil y a sus progenitores les costaba encontrar trabajo, por lo que Giannis y Thanasis empezaron a ayudar desde muy pequeños a vender relojes, carteras y lentes en las calles. La familia crecería además con las llegas en 1997 de Kostas, que hasta el año pasado actuó en Los Ángeles Lakers, y en 2001 de Alex, quien también juega profesionalmente al básquet en España.

MIRA TAMBIÉN: El espectacular cambio físico de Shaquille O’Neal

El astro griego tenía además que enfrentarse al racismo y a la constante discriminación por su condición de inmigrante. En sus ratos libres jugaba al fútbol porque su padre lo había practicado semiprofesionalmente en Nigeria, pero a los 13 años le llegó una oportunidad que le cambiaría la vida. Un entrenador lo vio a él y a su hermano en la calle y, asombrado por la estatura de ambos, les propuso jugar al básquet. Al principio se mostró reacio, pero una vez que fue al primer entrenamiento no lo dejó más.

“Empecé a jugar a baloncesto para ayudar a mi familia. Intenté ayudarles a salir de los problemas y los desafíos que afrontábamos cuando éramos niños. Hace ocho años y medio, antes de entrar en la liga, no sabía de dónde vendría mi próxima comida. Mi mamá vendía cosas en la calle”, recordó recientemente Antetokounmpo.

Giannis Antetokounmpo en los días en los que tenía que vender en la calle.
Giannis Antetokounmpo en los días en los que tenía que vender en la calle.

Pero el camino no fue nada fácil. Aún cuando ya jugaba en el club Filathlitikos y despuntaba como el mejor jugador de la segunda división de Grecia, Giannis no era reconocido como ciudadano y no tenía papeles a pesar de haber nacido en Atenas, por lo que no tenía acceso a la seguridad social ni a otros derechos fundamentales. “Creció en un país en el que no tenía nacionalidad aunque nació allí, vivió allí, iba allí al colegio y la iglesia, hablaba perfectamente el idioma… Muchos jugadores estadounidenses vienen de orígenes muy humildes y hogares en situación de pobreza, pero son ciudadanos de EE UU, pueden viajar, alquilar apartamentos… Giannis y su familia no podían hacer esas cosas”, cuenta la periodista estadounidense Mirin Fader, autora de un libro biográfico del jugador, recientemente publicado: ‘Giannis, The Improbable Rise Of An NBA MVP’ (’Giannis, la improbable elevación de un MVP de la NBA’).

LEE TAMBIÉN: LeBron James sumó 35 mil puntos: Estos son los cinco máximos anotadores de la NBA | FOTOS

“Con él aprendí lo difícil que es crecer como una persona negra sin documentos en un país de mayoría blanca como Grecia. La gente no sabe demasiado sobre esa parte de su historia. El racismo al que se enfrentó, cómo no consiguió tener nacionalidad oficial hasta el momento antes de ser drafteado por la NBA… En el libro cuento momentos en los que su familia tenía que dejar su vivienda y él se encargaba de consolar a sus hermanos y decirles que todo iba a ir bien. Él tenía que tener fortaleza por ellos”, agrega.

Mirin Fader, autora de biografía de Giannis Antetokounmpo que todavía no se publica en español.
Mirin Fader, autora de biografía de Giannis Antetokounmpo que todavía no se publica en español.

Recién a los 19 años, cuando estaba a punto de viajar a Estados Unidos para ingresar al draft de la NBA, el gobierno griego decidió que Antetokounmpo era efectivamente un ciudadano de su país. “Le dieron la nacionalidad griega para que no viajara a Nueva York como nigeriano. Cuando era una persona normal y corriente, solo se le veía como a un inmigrante ilegal. Ahora que es una estrella del baloncesto, se ha convertido en un representante de Grecia”, denunció Nikos Odubitan, fundador de Generation 2.0, una organización que lucha por el derecho a la ciudadanía griega de los hijos de inmigrantes.

Una vez que llegó a Estados Unidos, Giannis fue seleccionado en la posición 15 de la primera ronda del draft del 2013 por los Milwaukee Bucks. Tras unos años de adaptación, el ‘Greek Freak’ explotó. Fue considerado el mejor jugador de la liga las temporadas 2019 y 2020 y, tras algunos tropiezos del equipo en play offs, finalmente se coronó campeón de la NBA este año, tras superar 4 juegos a 2 a los Phoenix Suns, siendo además considerado como el MVP de las finales.

Los días de vender en las calles hoy están muy lejos. En diciembre del año pasado, Giannis firmó el mayor contrato de la historia de la NBA, superando el de astros como LeBron James, Stephen Curry o Russell Westbrook. El griego renovó con los Bucks por 228.2 millones de dólares en cinco años. Es decir que ganará 45.6 millones de dólares por año hasta el 2025, solo en salario, sin contar con sus ingresos por publicidad que cada día crecen más.

“Esto debería hacer que cada persona, cada niño del mundo, crea en sus sueños. Espero darles a las personas de África, de Europa, la esperanza de que se puede”, dice el ‘Fenómeno’. Nunca dejen de soñar.


TE PUEDE INTERESAR