José 'Puma' Carranza y 'Cuto Guadalupe, en una entrevista de antología. Una entrega más de 'La fe de Cuto'.
José 'Puma' Carranza y 'Cuto Guadalupe, en una entrevista de antología. Una entrega más de 'La fe de Cuto'.

La primera parte de la y de todo el fútbol peruano, ha dado mucho que hablar, mi gente. Es que mi capitán mostró ese lado humano que pocas veces ha visto la luz. Nos recordó algo que muchas veces se olvida: los ídolos son seres de carne y hueso, como tú, como yo. Como la vez en que me eligió para ser su sucesor en la capitanía de la ‘U’, le agradezco por darme su tiempo. Y en el ‘Lolo Fernández’. Y sin soberbia lo digo: estas dos entrevistas son de colección, pasarán a la historia.

El ‘Ratón’ tiene ‘canales’ por todos los distritos y si deja la pelotita le van a llover las denuncias por alimentos

Y merecía una segunda parte. No solo porque ustedes lo pidieron, que ya es motivo suficiente, mi gente, ustedes son la razón de ser de ‘La de de Cuto’, sino porque la vida del ‘Puma’ merece una serie. Ojo, Michelle Alexander, tienes material aquí.

Por eso, empecemos con la segunda parte. Yo, Luis Alberto Guadalupe Rivadeneyra, ‘Cuto’ para mi gente, ¡ustedes!, confieso que esta entrevista es de las más especiales que me ha tocado hacer. Y ojo, si eres de , Sport Boys, Cienciano, Aurich, el club que sea, también te va a gustar esta entrevista. Tres, dos, uno... ¡va!

Mi capitán, ¿quién te bautizó como Puma?

.

‘Puchungo’ Yáñez contó que te puso marciano, anticuchero, carretilla…

Carretilla Carranza. De todo me han dicho, pero yo normal. Mira ve, acá es para vivir, lo disfrutamos, a veces no se ganaba, pero lo disfrutamos, y si perdíamos nos quedábamos con la cara de perro.

LA ENTREVISTA COMPLETA: EL ‘PUMA’ CARRANZA EN ‘LA FE DE CUTO’

¿Cómo era el vestuario cuándo debutaste?

Muy serio. La gente que siempre tenías atrás te hablaban, gente de peso, todos cracks, como Juan Carlos Oblitas, Percy Rojas, Ramón Quiroga, Gastulo, Leo Rojas, Acasuzo, Zapata, Cadenillas, ‘Loco’ Seminario, Caballero, Antón, Palacios. No sabes lo que eran, gente grande, Mancilla, este Duffoo, Chávez Rivas, Pedraglio, Lucho Reyna, el ‘Diablo’ Drago.

LEE MÁS: La fe de Cuto | ‘Puchungo’ Yáñez sueña con su ‘cachorrito’: “Creo que sería buen padre”

Tú marcaste una era muy bonita no solamente en la ‘U’, sino también en la selección. El Puma y el León, tú escuchabas una cosa de esas y te intimidaba, anda mira cómo te metían.

Yo era del Rímac y él de Caquetá de San Martín de Porres.

La canilla de estos dos era brava. El ‘Puma’ y el ‘León’ yo he ‘sufrido’ esas canillas, eran más duras.

Te voy contar una anécdota. Cuando ‘Chemo’ estuvo de técnico de Universitario estábamos en una pichanguita y me lo llevé a ‘Orejitas’ Flores, un mes y medio lo dejé fuera de las canchas. Solo fue un pequeño choque. Ese día prohibieron las pichangas.

¡Qué buena! ‘Puma’, voy a contar esa anécdota. Estábamos acá jugando y la tribuna de allá estaba Iván Brzic, estaba arriba, ¿te acuerdas? El ‘Puma’ comenzaba a jugar y comenzó a pegar, y Brzin te dijo: “Hey, hombre, ¿qué te pasa, ‘Puma’? Vaya a la ducha”... el único al que le hacías caso. Te mandó a las duchas.

Tú sabes que cuando llegó Brzic lo hice comer rocoto como tomate.

Esa cuéntala, ¿cómo fue?

Se ponía medio odioso, él era del ejército pues, venía de la guerra, pero ya era demasiado. La tía Margarita preparó ceviche y ensalada. Y en lugar de tomate le puse un rocoto y le dije al profe que comiera. En eso lo veo que se está ahogando, su nariz estaba roja, se ahogaba el huevón, rojo estaba, sudando frio.

El profe era grandote, todos le teníamos una ley. ¿Quién le iba a decir algo al profe?

Pero me peleé. Ahí nos sentaron pues, a ‘Puchungo’ lo sacó y a mí no me puso tres meses, cuatro meses, pero yo tenía la culpa, porque en un partido a Puchungo no se quién lo amenazó y yo le metí un puñete y me expulsan, pierden los dos partidos y ya pues, pagué pato. Lo botaron a ‘Puchungo’ y yo tres meses, cuatro meses, entonces con los cuatro meses perdieron todos los partidos y me ponen a jugar de central. De ahí salí campeón con la ‘U’ y en la selección jugué de central también.

‘PUMA’ CARRANZA Y ROBERTO MARTÍNEZ: SILENCIO

¿Y con qué técnico te llevabas bien?

Con todos me he llevado bien, de verdad puedo ser un tipo duro, jodido, pero respetaba. Me he llevado bien con Oblitas, Chale, Cuellar, Teixeira, Company, con Piazza. De todos aprendes.

¿Cómo fue tu relación con Roberto Martínez?

Cuando llegué él ya estaba acá. Roberto Martínez llegó a la ‘U’ a los 6 años.

¿Sí?

Ellos desde muy chicos llegaron acá, yo me empato acá cuando jugábamos en los juveniles con el ‘Gato’ Cuellar, nos llevaban a todos lados. Entonces hice una buena amistad con él, me regaló zapatillas, me regaló unas Puma alemanas, sabía que yo vivía acá, su mamá me quería un montón, su papá también.

¿Por eso él te pone Puma?

Claro, nos llevábamos bien, nosotros nos llevábamos bien, como hermanos, ¡de verdad! Siempre hemos estado pendientes, cuando se casó con Gisela, cuando falleció su mamá, nos venimos los dos juntos en una avioneta de Huánuco.

Fue una situación muy complicada.

Nos enteramos después del partido, entonces la avioneta la mandó Gisela. Tenemos una amistad grande, fuerte y listo, ya después no se sabe.

¿Y en la actualidad cómo están?

No sé nada (Roberto Martínez) [silencio por unos segundos]. Hemos perdido un poco la comunicación... yo, gracias a Dios, nunca le hago nada a las personas y listo, soy directo.

Tú eres el Puma, eres frontal, cuando ves cosas que no te gustan las dices.

La gente no habla, ese es su tema, yo siempre voy a andar por la parte directa, poner la cara y listo, nunca me voy a esconder, las cosas directas, es lo normal.

En algún momento vamos a entrevistar a Roberto Martínez, más conocido como Damián. ¿Quién le puso la chapa?

Todo el mundo le decía así, desde de chico. Jajaja.

LOS AMIGOS DEL ‘PUMA’ CARRANZA

Capitán, cómo está tu relación con ‘Chemo’ del Solar.

El domingo pasado lo vi, lo saludé cuando hemos jugado con el Vallejo y listo, yo lo saludé, nos abrazamos y listo nada más.

¿Con qué jugadores siempre te comunicas?

Contigo, ya pareces mi mujer. Con Farfán, Paolo Maldonado, con todos, no tengo ningún problema porque la vida es vivirla bien y lo que tenemos nosotros somos frontales, no nos gusta una cosa lo decimos.

Eso es lo mejor.

Soy de esos, yo te digo las cosas, cada quien se maneja como quiere.

Cómo nace la frase que se volvió parte de la historia: ‘la U es la U’.

Lo que pasa es que acá la gente no la ha vivido. Acá nosotros vivimos, en las buenas y en las malas, vivimos distintas situaciones y digo eso porque encierra mucho de lo que hemos pasado. Tú has vivido en el camerino, pasan un montón de cosas y “la ‘U’ es la ‘U’” sale de todo eso. Por eso digo que la ‘U’ es la ‘U’. Los vivos, los sabelotodo, para ellos nosotros somos ignorantes, nos creen bruto.

¿Cuántas ofertas has tenido para emigrar al extranjero?

Un montón. Mauricio Novack, un empresario argentino, venía aquí todos los años para llevarme a Argentina. Pero yo tenía una promesa de palabra para seguir acá y era feliz.

Tomaste la mejor decisión de tu vida.

Estoy feliz, no puedo negarlo, ¿sabes por qué? porque la ‘U’ me salvó la vida, la ‘U’ me salvó de ser un delincuente, de verdad. Me salvó mucho, acá me adoraban y sobre todo me ayudaban, entonces yo le quería pagar solamente con torneos, con los campeonatos. Y mi palabra vale más que todo el dinero que me podían dar en el extranjero y soy feliz.

¿Qué se siente solo haber vestido la camiseta de Universitario de Deporte toda tu carrera?

Me siento agradecido de una institución de la que soy hincha, mi padre era hincha de Alianza Lima y yo soy feliz siendo hincha de la ‘U’, siempre va a ser mi casa, mi familia, aunque le duela a muchos. Dejé mucha plata por quedarme acá. Esas cosas no son mentiras, yo soy muy directo. Empecé y terminé en el club y seguimos luchando por el club.

Si tuvieras la oportunidad de volver a jugar, ¿solo lo harías por Universitario de Deportes?

Sí, nunca me arrepiento de las cosas. Soy feliz con mi familia, tengo ya tanto tiempo con mi esposa, con mis hijos soy feliz. Con Umbro, fíjate, siempre me han querido cambiar y siempre he sido feliz con mi palabra y sobre todo con el respeto.

¿Te costó dejar el fútbol?

No, porque el club es de mis amores, pero ya llega un tiempo en el que tienes que decir ya, basta. Aparte con los problemas que había en la `U´... yo quería seguir, pero ya era demasiado, porque había problemas económicos, porque tú sabes que no nos pagaban.

‘PUMA’ CARRANZA Y ‘EL GRAN SHOW’ DE GISELA VALCÁRCEL

Tú has incursionado en muchas facetas, por ejemplo, yo nunca pensé que estarías en .

Yo fui el primer desgraciado. Jajaja.

Ahí salió el baile de la ‘Malagua’.

Pero la primera convocatoria del programa de Gisela fue en canal 5, y ahí he aprendido y Gisela está feliz con nosotros. Somos nosotros, yo le agradezco a las personas porque hasta ahora se acuerdan de ‘La malagua’. Mi compadre [Miguel] Rebosio ganó, pero no se acuerdan de él, se acuerdan de uno. Ahora él baila bien, tú también bailas bien, ahora se acuerdan más de ‘La fe de Cuto’. Es así, cada uno en su faceta.

Tuviste un restaurante también.

Claro. Siempre he estado ligado a los restaurantes por mi suegro. Pero tengo todavía un restaurante, fuera del país.

LEE MÁS: La fe de Cuto | ‘Chiquito’ Flores: sus ‘bloopers’, la patada mortal a Cantoro y más

No me digas mi capitán, ¿dónde?

En Panamá, se llama Lima 7.

Lima 7…

Sí, tengo mi restaurante Lima 7, eso no se puede perder, eso es para mi familia, porque esa es la única manera de que los chicos crezcan bien y listo, tengan algo de su madre y su padre.

Dime tres chapas de nuestra época. Por ejemplo a ‘Cheta’ Domínguez…

‘Cheta’ se miraba al espejo y le decíamos ‘Chris’ por Cristian Castro.

Cuenta una anécdota.

El día que le hice pelear al arequipeño Cori con Melchor y nació la famosa frase fue un golpe de suerte nada más. Un día vengo de marcar tarjeta (visitar a mi enamorada), acá había dos cuartos, éramos cuatro o cinco los que vivíamos. En mi cuarto estaba el arequipeño Cori y en el otro estaba Melchor durmiendo, yo agarraba los chimpunes y se lo tiraba a Melchor. “Putam huevón, a ti te voy a pegar, compadre, a la próxima te pego compadre”, me dijo. Apago la luz y le vuelvo a tirar las zapatillas. “¿Tú me has visto con cara de huevón?”, dijo Melchor a Cori. “Vamos a pelearnos, pues”, siguió. Se puso zapatillas y el otro salió en sandalias. Y el resto estaba ahí también. Abrieron la puerta chiquita y se fueron a pelear. Lo estaban abollando al Melchor. Ensangrentado, le lavé la cara, estaba que le salía sangre. La verdad es que lo habían abollado. En eso Melchor dice la célebre frase que quedó grabada en todos: “Solamente ha sido un golpe de suerte”. Lo habían destrozado al pobre, y dijo solo ha sido un golpe de suerte. Jajaja.

¿Tu ídolo en el fútbol?

Germán Leguía y César Cueto.

¿Qué música te gusta?

De todo, baladita, salsa, escucho todo. Cumbia, todo le meto.

Un tema musical que te identifica.

Viejo mi querido viejo.

¿Qué películas ves?

Las de Van Damme.

TE PUEDE INTERESAR