Real Madrid: Eufórica fiesta se vivió en el Santiago Bernabéu tras lograr su décimo tercera Champions League

Los jugadores junto al comando técnico llegaron hasta su estadio para ser homenajeados por todos sus socios. Además, se celebró la obtención de la Copa de Europa del equipo merengue de básquet.

Real Madrid Festejos
Real Madrid Festejos
Real Madrid Festejos
Real Madrid Festejos
Real Madrid Festejos
Real Madrid Festejos
Real Madrid Festejos
Real Madrid Festejos
Real Madrid Festejos
Real Madrid Festejos
Real Madrid Festejos
Real Madrid Festejos
Real Madrid Festejos
Real Madrid Festejos
Real Madrid Festejos
Real Madrid Festejos
Real Madrid Festejos
Real Madrid Festejos
Real Madrid Festejos

La fiesta tuvo que cerrarse a lo grande. Real Madrid consiguió su décimo tercera Champions League en su historia tras ganarle por 3 a 1 al Liverpool en Kiev. 

El Santiago Bernabéu se llenó completamente de hinchas merengues para vivir una noche soñada. Sin embargo, hubo un detalle que llamó la atención.

No solamente estuvieron los campeones de la Champions en fútbol sino que los jugadores de básquet que consiguieron la semana pasada la Copa de Europa tras ganarle al Fenerbahce.

Antes de llegar al Bernabéu, los futbolistas recorrieron las principales calles de Madrid haciendo paradas en la Catedral de la Almudena, Puerta del Sol y la Plaza de Cibeles.

Durante el evento hecho en el estadio, se decidió que un animador presente uno por uno a los jugadores del Real Madrid. Sin dudas, la aparición de Cristiano Ronaldo fue la más aclamada por el público.

Estaba envuelto con una bandera de Portugal y se dio el lujo de enumerar con sus dedos las cinco Champions League que ha obtenido en su carrera. Después, se besó el escudo de su equipo y desató el furor de todos los hinchas.

Uno de los jugadores que habló fue Sergio Ramos. "Un lujo tremendo estar aquí. Decían que era imposible volver a ganar. Pues este año estamos aquí otra vez, carajo. Hay que destacar la labor de Zidane".

Pero Ramos no se quedó tranquilo e invitó hablar al técnico francés, Zinedine Zidane. "Después de Sergio no puedo decir nada. Gracias a vuestro apoyo. Sufrimos en la temporada y siempre estáis aquí para ayudar a los jugadores y a los que trabajan aquí. Muchas gracias de corazón".

Y por último, Cristiano volvió a dirigirse a su hinchada. "Qué se puede decir de esta afición que nos ha dado tanto cariño en estos partidos. Es un orgullo jugar en el club más grande del mundo".

La gran fiesta terminó con fuegos artificiales y todos los hinchas cantando el himno del Real Madrid. Un cierre a todo lujo en el Santiago Bernabéu.

Real Madrid 3-1 Liverpool: Goles y resumen | Campeón Champions

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.

Ir a portada