Roberto Martínez revela anécdota imperdible de Carranza  (Foto: GEC)
Roberto Martínez revela anécdota imperdible de Carranza (Foto: GEC)

uno de los últimos ídolos Universitario de Deportes, llegó a ‘La Fe de Cuto’, para encontrarse con con y revivir algunas historias como aquella dond el codiciado soltero no pudo competir en las artes amatorias con , una anécdota imperdible ¡Mira el video!

MIRA TAMBIÉN: Revive la goleada de Palmeiras por 8-1 a Independiente Petrolero, con remontada incluida en Copa Libertadores

El gran conquistador Roberto Martínez, quien llevó al altar a Gisela Valcárcel y tuvo mediáticos romances con la Miss Perú, Viviana Rivasplata, las actrices Vanessa Terkes y Pierina Carcelén hasta la chica reality Melissa Loza. Tuvo que reconocer ‘que le tocó perder’ luego de ver a su capitán jugar su mejor partido en el ‘ring de las cuatro perillas’.

‘Cuto’ Guadalupe aprovechó el juramento de ‘La Fe de Cuto’, y pidió al popular ‘Giselo’ que confiese una anécdota legendaria en Universitario.

¿Roberto cuenta esa historia con Chemo del Solar y el ‘Puma’ Carranza?

En ese tiempo ‘Chemo’ ya jugaba en Chile. Solteros todos, siempre poniendo el parche por si acaso. No vaya a ser que se amargue la de hace 20 años, porque a veces se amargan

Sí, sí, sí, es verdad...

Habíamos jugado un domingo y ‘Chemo’ tenía una amiguita y ya pues fuimos con la amiguita para ‘conversar’. No tomábamos, tú sabes que ‘Chemo’ no toma, no fuma, no baila pegado, nada...

Roberto Martínez recuerda anécdota de El Puma y  Chemo (Video: La Fe De Cuto)
Roberto Martínez recuerda anécdota de El Puma y Chemo (Video: La Fe De Cuto)

Es verdad ja, ja, ja.

Bueno fuimos ahí y empezó la cosa pues, nosotros dijimos: ‘ya pues, nosotros mismos somos’. Y mi compadre (Puma) hizo la de ‘Superman’ en la cabina de teléfono. Hizo así (Mueve las manos) y se sacó todo. Ese también es un ‘abusivo’ ¿Si o no?

¿Oye tú crees que ‘Chemo’ y yo? ¡Nada! Oye nosotros nos mirábamos (mira hacía sus piernas) y mirábamos a mi compare, mis respetos...

El ‘Ruggeri’, el ‘Ruggeri’ ja, ja, ja...

Pobre chica. No sé de dónde sacaba fuerzas mi compadre, era malabarista, le hacía la de acá (agita las manos) y nosotros lo mirábamos. Nosotros nada. En ese tiempo no estaba con Carmen, no vaya a ser que le pegue.

No claro, eso fue hace tiempo.

Mis respetos con mi ‘compadre’. Mira, la verdad es que la vergüenza nos opacó. Para que te voy a mentir. Nos quedamos así, con los chimpunes puestos.

MIRA ADEMAS: Gianluca Lapadula: prensa italiana revela razón de nueva ausencia en Benevento
Luis Guadalupe y Roberto Martínez en la primera entrega de La Fe de Cuto  (Foto: GEC)
Luis Guadalupe y Roberto Martínez en la primera entrega de La Fe de Cuto (Foto: GEC)

Roberto Martínez confiesa quién lo lleva a Universitario

¿Como te inicias, mi hermano en el fútbol? ¿Cómo empieza tu historia’

Yo estudiaba en La Salle era esa época primer grado mi compañero de salón era Tito Chumpitaz, el hijo de don Héctor Chumpitaz y un día en el recreo su papá había venido de México y me invita para ir al ‘Lolo’ yo tenía 6 años, mi viejo me llevo a mí y a mi hermano y yo me quedé hasta los 17 que me fui al colegio San Agustín becado para estudiar.

¿Becado?

Sí. Becado con yapa, porque cuando fui al padre le dije padre yo venía del Mariscal Domingo Nieto un colegio en Magdalena y cuando fui vi los cursos le dije: “Padre y como voy a hacer acá”. Me respondió; “Tú no te preocupes compadre, tú juega fútbol, estudia y apruébame tales cursos” y así fue, me apoyo bastante campeonamos en segunda división subimos a Primera y campeonamos después en primera con un equipo nuevo prácticamente Jaime duarte y 10 chicos.

Roberto Martínez y el día que policía pensó que lo estaban secuestrando

“Un día la policía nos paró y no entendíamos qué había pasado. La policía pensaba que me habían secuestrado. Firme. Es una historia verdadera. Nos íbamos a entrenar con Revelino Carassa, Barrios, Becerra, Huamán y Huevillo, íbamos por El Rímac en el carro de ‘Tato’ Pedraglio y la policía nos intervino con dos carros y sacaron metralletas, nos bajaron del carro y nos tiraron al suelo. Y la policía me dijo que habían recibido información que me estaban secuestrando. Y Barrios le dice a Huamán, qué paltas eres. Jajaja. Que abusivos son”.

Roberto Martínez y el puñetazo que se llevó de Zubczuk

Una anécdota con Zubczuk.

El único jugador que me ha pegado una vez en mi vida, de verdad ah, y que felizmente me tiro un puñete, digamos que en la cancha sabes que te peleas con todos y no pasa nada, pero de compañeros digo fue el ‘Gringo’ Zubczuk. En una Copa Libertadores nos habíamos ido a jugar a Venezuela, pero felizmente cuando me pega logra desviar un poco la cara.

La sacaste barata.

Me pega en el avión.

¿Qué había pasado?

La verdad fue con justa razón. Veníamos de Venezuela, habíamos jugado con el Minervén, entonces si ganábamos pasábamos a la otra etapa de Copa Libertadores y venía el clásico ese clásico famoso del gol de Nunes de la jugada, entonces Markarián nos dice si ganamos en Minervén, se regresan y van los juveniles a jugar a Caracas contra el Caracas, dicho y hecho nos regresaron en el aeropuerto de Caracas se había malogrado el aire acondicionado como 7 horas de espera con esos buzos que nos daban esa época.

Esos quemaban, un sancochado.

Que te daban un pezuñón, pero al “Puma” lo veo, se hacía así un sancochado bravo con el calor, 7 horas en el aeropuerto. Estábamos en el dutty free, la gente aburrida sudando y de repente “oe mira ahí” y pasaron el gringo Zubczuck donde venden los perfumes, el gringo tenía unos brazos, así se acercaba, así échame perfume, acá donde la chica se hacia su brazo así.

Para que lo vieran vendiendo la mercadería.

Lo llamó a Ronald Baroni y le digo “Ronald, acompáñame” y me voy al puesto ahí donde estaba al costadito. Entonces, agarro uno de esos test de los probadores y me echo acá y le digo “Ronald, tú vas a olerme la mano derecha, no la izquierda, la derecha”. Agarró y la meto la otra mano en el fundillo.

Un concentrado.

Claro, me echo así. Le digo Ronald se va de sapo, ahora me dice “asu, qué rico perfume” y el gringo, que estaba con la flaca que le hacia así, a ver. A ver me dice y le cambio la mano. El hombre no me agarró en el aeropuerto, te juro. Me espero en el avión y me metió un puñete en la cara. Ah, yo estaba pegado a la ventana que si yo no giro la cara.

Para amortiguar.

Me rompe la nariz o algo. No me cayó, me empotro contra eso. Ya la gente se asustó y se metió y lo agarraron entre 10 después me dijo yo también te la hago ya el hombre había perdido le había tirado una telaraña, el único que me ha pegado ha sido el ‘Gringo’.

TE VA INTERESAR