El exjugador no solo es recordado por ser un artillero de temer en el área y vestir la camiseta de la selección, también es parte de una polémica historia sobre su traspaso al club alemán .

Sobre la transferencia de Silva al club teutón en el año 2001 hay dos versiones: la de Diego Rebagliati, gerente deportivo de Sporting Cristal en ese entonces, y Alfonso Grados Carraro, directivo rimense en el mismo año.

De acuerdo a Rebagliati, cuando se produjo el pase de Roberto Silva al Bremen, firmó un documento en el que Cristal le cede los derechos de representación a Carlos Delgado para que negocie los derechos federativos del delantero. Rebagliati afirmó que dicho procedimiento fue conocido por los dirigente del club del Rímac.

Por otro lado, Grados Carraro apoyó la versión dada por Francisco Lombardi, presidente de Sporting Cristal cuando se traspasó a Silva a Alemania. ‘Pancho’ sostuvo que los directivos desconocían lo hecho con el pase del artillero, es decir, no sabían del 1 millón 350 mil dólares que el Werder Bremen pagó por el préstamo de Silva Pro.

“Estoy asesorándome, revisando los papeles que se firmaron aquella vez con el pase de Roberto. Nunca he trabajado bajo la mesa ni independientemente. Todo traspaso y transacción ha sido con pleno conocimiento de la directiva de turno. Tengo documentos que demuestran que los directivos sí conocían de este y otros casos más. La relación entre Image y Sporting Cristal siempre fue muy buena y transparente”, declaró Rebagliati.

Alfonso Grados Carraro, validó la versión de Lombardi, afirmando que la directiva no fue informada del monto de dinero que se manejó en la negociación. “No tendríamos tampoco que saberlo porque ya habíamos recibido el pago de disolución de contrato. Ya no participábamos de ninguna negociación”, aseveró.

UN TRASPASO CON POLÉMICA

A pesar de no haber tenido una buena campaña con Sporting Cristal, Roberto Silva Pro fue del interés del Werder Bremen de Alemania en el 2001. Su mejor año, hasta ese entonces, la había concretado con Alianza Lima en 1999. Hasta el día de hoy no se sabe quién se benefició principalmente de dicho traspaso.

Quien pagó la cláusula de rescisión del contrato de Silva fue Carlos Delgado, quien era agente FIFA, representante del delantero y presidente del directorio de la empresa Image. El montó de dicha cláusula fue 250 mil dólares. Luego de que se desvincule de Sporting Cristal, Silva Pro consiguió una prueba en el club teutón, gracias a las gestiones de Delgado.

Luego, Werder Bremen decide pagar 1 millón 350 mil dólares por el atacante peruano. El dinero fue entregado a la empresa Image, ya que había pagado la cláusula de rescisión. De acuerdo a la exesposa de Delgado, el monto pagado por el Bremen fue repartido entre Sporting Cristal (250 mil dólares), Jürgen Born, presidente del club alemán (100 mil dólares), Diego Rebagliati (10 mil dólares) y Claudio Pizarro Bossio (895 mil 875 dólares).

VIDEO RECOMENDADO

Edison Flores viaja a Estados Unidos
Edison Flores abandonó el Perú