Zoraida Ávalos respalda acuerdo con Odebrecht en el que siga contratando en Perú

Romina Antoniazzi y el día que Daniel Peredo la llamó para ser jefa de prensa de la selección peruana

En entrevista para la revista "Somos",  Romina Antoniazzi reveló detalles de su ingreso a la Federación Peruana de Fútbol

Romina Antoniazzi
Romina Antoniazzi
Romina Antoniazzi
Romina Antoniazzi

Romina Antoniazzi , jefa de prensa de la selección peruana , que fue parte de todo el equipo que logró la clasificación al Mundial Rusia 2018 luego de 36 años, habló sobre su trabajo y cómo fue que ingresó a la Federación Peruana de Fútbol. 

En entrevista para la revista "Somos",  Romina Antoniazzi, también periodista que trabajó en CMD y otros canales nacionales, reveló que Daniel Peredo fue quien la llamó para ocupar el cargo de jefa de prensa.

"Lo supe desde que me llamaron, o mejor dicho, desde que me llamó Daniel (Peredo) y me dijo: 'Están buscando jefe de prensa en la FPF y les gusta tu trabajo'. Fue él quien dio muy buenas referencias sobre mí y aunque ya éramos amigos, luego nuestra relación se hizo más cercana después de eso. No se trataba de que yo era mujer; habían visto mi trabajo y me respetaban por ello", contó.

¿Tuvo dudas al aceptar el cargo? "No, sabía que iba a trabajar con Juan Carlos Oblitas, por ejemplo, que es un señor. Lo hablé con mi familia, con Fernando, mi esposo, y si no hubiera sido por él y por mi hijos, mi familia, hubiera sido todo más difícil. Ellos entendieron mi trabajo como yo ni siquiera imaginé".

Por otro lado, Romina Antoniazzi detalló qué pasó tras la clasificación de Perú al Mundial. "La noche del partido con Nueva Zelanda, por ejemplo, en mi casa me esperaban con una recepción, estaban todos felices. El partido acabó a las 11. La conferencia a la una. Dije que llegaba a las 2, y recién pude salir a las 3. Con sueño, agotada, feliz… ¡pero muy cansada! Antes de salir, el profe Ricardo (Gareca) me dice: 'Romina, mañana a las 8 tenemos reunión'. ¡Y ahora! Llegué a mi casa, saludé y me tiré en la cama. 'Disculpen pero tengo que dormir: sigan celebrando ustedes', les dije. Y mi familia lo entendió perfectamente".

Cargando siguiente contenido

Portada