SE VOLVIÓ VIRAL. Todo lo que hace y dice Luis Alberto Guadalupe o simplemente se vuelve tendencia. El exseleccionado nos contestó la llamada para hablar de su ‘amor’ declarado públicamente por y de su encuentro, por videollamada con el nuevo ídolo de la afición peruana. También nos habla del brasileño y de lo que será el partido de la contra la por la semifinal de la Copa América.

Cuto, ya pudiste conocer a Gianluca Lapadula.

Sí, la verdad que estoy muy emocionado, como todo hincha peruano, con la oportunidad de haber podido conversar, por una videollamada, con Gianluca Lapadula.

¿Cómo se dio esa comunicación?

El sábado, casi el mediodía, le hice una videollamada a ‘Aladino’ (Christian Cueva) para conversar y felicitarlo por lo bien que está jugando la Copa América. Tengo una bonita amistad con él, siempre conversamos, lo aconsejo y también lo sé escuchar, que es algo que muchas veces la gente no sabe hacer.

¿En qué momento entró en el diálogo Lapadula?

‘Aladino’ (Cueva), me dijo: Tío, voy a llamar a Lapadula y lo agregó a la conversación. Sinceramente me emocioné como un niño cuando puede conversar con un ídolo. No lo niego, me quedé impresionado con su sencillez, su humildad. Gianluca Lapadula es de los míos, es una buena persona, humilde, sincera, he sentido que todo lo que trasmite, es realmente, él.

¿Le declaraste tu amor?

Se lo dije. Jajaja. Y no soy floro. Le dije: Gianluca Lapadula por decir que te amo y que quiero un abrazo de ti, mi esposa (Charlene) se molestó. Él (Gianluca Lapadula) se mató de risa. Nos hemos reído juntos.

Se entendieron bien.

Hemos conversado bien los tres, también tenía en mis brazos a mi hijo Leónidas, quien estaba muy emocionado de verlos tanto a Cueva y Lapadula. Es más, en un momento, Lapadula me dijo: La fe, la fe, la fe es lo más lindo. Reconociendo mis mensajes. Habla muy bien el castellano, se le entiende perfectamente.

¿Y le llegaste a invitar a tu restaurant?

Sí. Le dije que lo quería conocer personalmente. Le hice la invitación para que venga a mi restaurant o al lugar que él pueda ir. Yo le ofrecí humildemente que venga para que coma su rica carapulcra con sopa seca o lo que él deseara probar. Ojalá que se dé la oportunidad. El compromiso ya está y acá lo esperamos con el amor, el cariño, con la humildad y familiaridad que siempre le damos a todos.

¿Qué otra cosa te contó?

Gianluca Lapadula quiere conocer cada rincón del Perú, la costa, la sierra, la selva; Machu Picchu, las playas. Sinceramente, él está muy ilusionado con conocer más de nuestro país. No te olvides que él, hasta el momento, solo ha venido a jugar por la selección peruana, no ha tenido la posibilidad de conocer otros lugares más que el estadio, la concentración y el otro día que se pudo ir a la plaza San Martín.

¿Has quedado gratamente satisfecho con Lapadula?

Sin duda, es una persona mil puntos. 100% humilde y nada soberbio. Es más, me preguntó qué pensaba del partido contra Brasil.

¿Qué le respondiste?

Qué es una final y hay que jugarlo como tal. Después de ese partido ya no hay más. Es la vida, la gloria. Más allá del resultado final, creo que mientras que la selección haga un partido digno y deje todo en la cancha, no habrá nada que reprochar. Pero no se olviden que la fe, la fe, la fe es lo más lindo. Me la juego por mi Perú.

¿Cómo marcar a Neymar?

En el año 2012 lo enfrenté en Chiclayo por la Copa Libertadores en el partido Juan Aurich vs Santos. A Neymar le saqué el matamosca. Yo jugaba poseído, en una me llevé carne, hueso y pelota. Así tendrá que jugar mañana Perú, de lo contrario Neymar nos hace la fiesta. No lo dudes.

¿Qué recomiendas?

A Neymar lo tienen que marcar de manera escalonada y zonal. Nada de marca personal. Considero que es un partido en que los jugadores tienen que estar concentrados al 100%, en alerta total en cada detalle. De lo contrario, a la primera pestañada nos vacunan. Ya que Brasil no es solo Neymar, es un cuadrazo.

¿Qué le recomiendas a la defensa peruana?

Si no queremos que Neymar nos haga la fiesta hay que marcarlo bien. Que Neymar sienta que al frente tiene defensas fuertes, ‘malos’, en el buen sentido de la palabra, que no le van a permitir hacer su juego con facilidad. Neymar es un jugadorazo, también es un teatrero, finge mucho, se tira, se da vueltas, pero es humano de carne y hueso. Crees que no siente. Hay que irle fuerte pero con lealtad a la pelota. El partido hay que jugar con los dientes apretados, con cara de malo, pelearle el partido, eso no le gusta a Neyamr ni a los brasileños. No podemos permitirle que ellos se sientan cómodos en el campo de juego, de lo contrario, nos pasean, nos meten un baile.

¿Neymar te decía algo cuando lo enfrentaste?

En su español masticado o su ‘portuñol’, como dice la gente, me decía: “Guadalupe, tranquilo, Guadalupe, tranquilo”. Yo estaba poseído. Por eso te digo que al final Neymar es un ser humano de carne y hueso y siente la pegada. Yo con la mirada me lo quería comer y con eso le decía mil cosas. Neymar, en ese tiempo parecía un pollo carioco, por su corte de cabello. El siguiente año fichó por Barcelona de España.

¿De qué más nos tenemos que cuidar de Brasil?

Creo que Tite va a cargar su juego por las bandas y sobre todo por el lado de Aldo Corzo. Hay que proteger esa zona. Perú debe ser un equipo que primero piense en cuidarse bien equilibrado y, mientras que mantenga el cero en su arco, siempre habrá una esperanza o tendremos la oportunidad de los penales.

Cuto, muchas gracias por tu tiempo con

Ya es una cábala cada entrevista con ustedes previo al partido de la selección. Vamos, con fe Huachano. Ya nos toca ganarle a Brasil.

TE PUEDE INTERESAR