Gareca es técnico de la selección peruana desde el 2015. (Foto: FPF)
Gareca es técnico de la selección peruana desde el 2015. (Foto: FPF)

Luego de lograr la clasificación de la al Mundial Rusia 2018, , así como todos los hinchas de la Blanquirroja, sufrieron con el penal errado de , en el primer partido de la fase de grupos ante Dinamarca. .

Sin embargo, el penal que Cueva mandó lejos, no fue el único que hizo sufrir a Ricardo Gareca y su comando técnico. Años antes de hacerse cargo de la selección peruana, el ‘Tigre’ sufrió con otro remate desde los doce pasos, curiosamente ambos en la misma dirección y con el lanzamiento del arquero también a su izquierda.

Vuelta a Argentina

Luego de ganar el Torneo Apertura 2008 con el Club Universitario de Deportes, y pese a no poder luchar por el campeonato nacional, debido a que los cremas no pudieron quedar entre los siente primeros en el Clausura, Gareca hizo méritos para volver a dirigir en su país.

Vélez Sarsfield, equipo donde Ricardo Gareca fue uno de los referentes desde 1990 a 1991, jugando más de 100 partidos, apostó por él. Logró el Torneo Clausura 2009 y luego el 2011, con muchos jugadores que luego serían fichados por equipos del extranjero y por grandes del fútbol argentino.

Durante sus cinco años en Vélez, la mejor campaña a nivel internacional en la temporada 2011. El equipo era sólido y con jugadores que se lograron consolidar mientras Ricardo estuvo en el equipo de Liniers.

Dolorosa eliminación

Veléz solo tiene una Copa Libertadores. La campaña exitosa del técnico Carlos Bianchi en 1992 inició ganándole la final a Sao Paulo, que iba por su tricampeonato. Ganaron en definición por penales y meses después harían historia venciendo en la Intercontinental 2-0 al Milan, equipo que había aplastado al Barcelona por 4-0.

La última vez que Vélez estuvo cerca de llegar a una final de Copa Libertadores, fue el 2011. Quedaron segundos en su grupo, detrás de la Universidad Católica. En octavos y cuartos de final dejaron en el camino a LDU de Quito y Libertad de Paraguay.

El rival en semis era Peñarol, que buscaba reencontrarse con su historia, volviendo a una final. El partido de ida en Uruguay quedó 1-0 para los locales. La vuelta tenía que ser con remontada. Santos, por entonces con un joven Neymar, esperaba en la final.

Matías Mier adelantó para Peñarol, pero con goles de Fernando Tobio y Santiago Silva, Vélez se puso a solo un gol de clasificar a la final. A falta de 15 minutos para el final, una clara mano de Guillermo Rodríguez. El remate de Santiago Silva se fue por arriba. El 2-1 no se movería y Vélez quedó fuera. En la final, Santos fue superior a Peñarol y con Neymar, quien anotaría un tanto en el duelo de vuelta en Brasil (2-1).

Silva anotó un tanto y luego falló el penal decisivo. (Video: Fox Sports)
Silva anotó un tanto y luego falló el penal decisivo. (Video: Fox Sports)

Más información