es para muchos y sin discusión, el mejor futbolista de la historia.. Aunque se lo recuerda más levantando la Copa del Mundo y destacando en Napoli, el ‘10′ fue campeón solo en una ocasión en el fútbol argentino. , técnico de la , fue su amigo y tuvo una historia con él, la del reloj que el mismo “Pelusa” le regaló.

Diego debutó con camiseta del Club Argentinos Juniors en 1976. Se mantuvo en el equipo hasta la mitad de temporada 1981, cuando fue fichado por Boca Juniors, donde coincidiría con Ricardo Gareca, actual técnico de la selección peruana.

Una buena amistad

Aunque Gareca casi nunca suele decirlo, tuvo una buena amistad con Diego Maradona. El plantel que se formó en Boca Juniors en el corto paso del ‘Pelusa’, fue sólido y con brillantes partidos de Diego, lo que valió que consigan el Metropolitano de 1981, en años donde Boca no era el equipo ganador internacional que terminaría siendo años después.

Con Diego, ya siendo figura en todo el mundo, Boca Juniors hizo una gira internacional en China en 1982. Ricardo Gareca compartió cuarto con Diego Maradona y se formó una amistad que el ‘Tigre’ recuerda con mucho cariño. Diego, como muchos indican, fue generoso con Ricardo y lo demostró con actos.

“Diego es así. Conmigo fue muy generoso, aunque creo que es generoso con casi todos. A mí me invitaba a todos lados, me quería sumar a su círculo, pero yo fui un tipo muy quedado”, recuerda Gareca en una extensa entrevista concedida a la revista El Gráfico.

El Rolex de oro

Mientras Diego y Ricardo paseaban, en la gira de 1982, el ‘Tigre’ quedó impresionado con un reloj. Lo que jamás espero fue que días después, el objeto esté en sus manos en una fecha muy especial: su cumpleaños. Diego se lo obsequió, porque como antes dijo, Maradona era así con muchas personas.

La tristeza llegaría años después. Aunque no detalla en qué año ocurrió, el reloj fue robado mientras Gareca militó en Independiente (1992 a 1995). “Me lo robaron. En una práctica se metió la barra brava en el vestuario mientras nos entrenábamos y nos desvalijaron. Me dolió en el alma”, contó Ricardo a El Gráfico.

Tras el fallecimiento de Diego el 25 de noviembre del 2020, Gareca indicó: “Compartí con él no solo en el campo de juego, el vestuario y la concentración. Es algo que uno lo siente. Son días difíciles, pero guardo un gran cariño y respeto por él. Quiero recordarlo de esa manera”.

Tampoco olvidó la última vez que lo vio: “En el Mundial de Rusia fue la última vez que pude verlo. Él sacó la bolilla del grupo (del Mundial). Reitero que tengo un gran recuerdo y cariño por él”.

MÁS INFORMACIÓN: