, la estrella de , era consciente que su patria lo necesitaba, no con la pelota en los pies, sino siendo parte de otro equipo. Uno que peleara, con armas y disciplina marcial, un partido más que difícil contra el , enemigo al que Corea del Sur a conseguido vencer con ayuda de las Fuerzas Armadas a la que hoy pertenecer el goleador de la .

Son Heung-Min abandonó Inglaterra en medio de la pandemia de coronavirus para cumplir parte de su Servicio Militar en Corea del Sur donde también se hizo un llamado a las reservas de las Fuerzas Armadas para patrullar las calles ara hacer cumplir la cuarentena que ha logrado contener el virus COVID-19 de manera exitosa.

El jugador del Tottenham se sumó desde este lunes al Batallón N° 91 de la novena brigada de La Marina marines, que tiene su base en la isla de Jeju. El jugador no solo cumplió el entrenamiento para poder sumarse a la actividad con su pelotón ataviado con su uniforme militar y siendo uno más con el numero de placa 136 en la solapa y el casco, para poder ser identificado.

Son había quedado exento del servicio militar obligatorio de casi dos años, tras ganar la medalla de oro con la selección de Corea de Oro en los Juegos Asiáticos de 2018 en Indonesia.

Son había sufrido una lesión y recibió el alta de parte del cuerpo médico del Tottenham para volver a Corea del Sur por “razones personales” tras la suspensión de la Premier League debido a la pandemia de coronavirus.