La derrota de los Bengals en el Super Bowl LVI generó pérdidas millonarias a empresario. (Foto: Cincinnati Bengals)
La derrota de los Bengals en el Super Bowl LVI generó pérdidas millonarias a empresario. (Foto: Cincinnati Bengals)

El despertó el interés de millones de personas en el mundo. La final NFL también fue el centro para diferentes apuestas y el empresario texano James Franklin McIngvale, cuyo apelativo es ‘Mattress Mack’ y conocido en Estados Unidos por sus millonarias apuestas deportivas, salió con el semblante triste luego de que perdió más de 4.5 millones de dólares por la derrota de ante .

Más información Halftime Show del Super Bowl 2022: revive todo lo mejor del espectáculo y el polémico gesto de Eminem

Propietario de la cadena minorista Gallery Furniture, ‘Mattress Mack’ había acaparado titulares con esta apuesta hecha a través de una aplicación para móviles de la firma Caesars Sportbook. Y es que el empresario había realizado una serie de apuestas que daban como ganador a los Bengals.

En total, él pasó más de dos horas en una tienda de bebidas alcohólicas registrando apuestas con su teléfono hasta completar los 4.53 millones de dólares que decidió arriesgar por los Bengals.

Además, para poder apostar legalmente tal cantidad debió viajar desde Texas al vecino estado de Luisiana, cuyas normas sobre apuestas deportivas son más suaves.

Los medios dicen que se trata de la mayor apuesta deportiva hecha por medio de una aplicación en la historia de EE.UU. Y también debe ser una de las derrotas más duras, ya que los Bengals cayó por 23-20 ante Los Angeles Rams en la final de NFL y con ello el empresario perdió todo lo apostado.

Y no son buenas noticias para sus clientes tampoco. Y es ‘Mattress Mack’ acompaña sus apuestas con promociones en sus tiendas por el Super Bowl. En este caso si los Bengals ganaban la liga, los clientes de su tienda que hayan comprado un colchón o determinados muebles iban a recibir el dinero gastado.

¿Cuánto hubiera ganado el empresario si acertaba su apuesta millonaria?

En caso de que hubiese ganado la apuesta, McIngvale hubiese recibido 7,7 millones de dólares.

Pese a ello, su fortuna, que se calcula en unos 300 millones de dólares, se redujo en 4,5 millones de dólares y “Mattress Mack”, seguramente recibirá una reprimenda de su esposa.

TE PUEDE INTERESAR