Simone Biles ganó cuatro medallas de oro en gimnasia en Río 2016. (Foto: AFP)
Simone Biles ganó cuatro medallas de oro en gimnasia en Río 2016. (Foto: AFP)

Semanas después de haber culminado su presentación en los , la megaestrella de gimnasia, , habló por primera vez sobre la crisis que sufrió en la máxima competencia deportiva. La deportista de 24 años reveló que sus problemas se presentaron antes de llegar a Tokio y que no esperó tener tanto apoyo por priorizar su salud.

Como se recuerda, la atleta norteamericana sorprendió al mundo tras retirarse de varias pruebas en la cita olímpica por problemas de salud, que más adelante se conoció que se trataba de “twisties”. Se trata de un fenómeno potencialmente peligroso que hace que las gimnastas pierdan el sentido de la orientación cuando están en el aire.

Durante una conversación en video con su madre, que fue publicado por uno de los auspiciadores de la atleta, Biles contó que presentó los problemas antes de llegar a la capital nipona. Si bien narró que se sintió decepcionada por no haber dado una buena performance, aseguró no sentirse arrepentida por poner primero su salud.

“Creo que fue solo el factor de estrés. Se acumuló con el tiempo, y mi cuerpo y mi mente simplemente dijeron que no. Pero ni siquiera yo sabía que estaba pasando por eso hasta que simplemente sucedió”, señaló.

Asimismo, dijo sentirse sorprendida por el todo el respaldo que recibió y animó a otros atletas a pedir ayuda si se sienten preocupados por su salud mental, aunque sabe que no es fácil.

“Obviamente esperaba sentir mucha reacción violenta y vergüenza. Pero es todo lo contrario. Esa fue la primera vez que me sentí humana. Además de Simone Biles, yo era Simone, y la gente lo respetaba”, explicó.